La pasividad de Obama ante la injusticia cometida contra los Cinco es incalificable. Por Atilio Boron

De los cinco continentes se elevan voces exigiendo la libertad de “Los 5”. Ramón, Antonio y Gerardo deben ser liberados ya porque, al igual que Fernando y René, son inocentes.Barack Obama, insólito Premio Nobel de la Paz 2009, debería honrar ese galardón y decretar el indulto sin más dilaciones.

Fuente Cubadebate

Emocionante encuentro internacional de las organizaciones populares que en todo el mundo luchan por la libertad de los tres combatientes antiterroristas que todavía permanecen presos en las cárceles de máxima seguridad del imperio. Dos de ellos: Fernando González y René González salieron en libertad después de cumplir íntegramente sus condenas. Los tres restantes enfrentan todavía largos años de prisión: Ramón Labañino cumple una condena de 30 años; Antonio Guerrero, 21 años y, además, 20 meses; y Gerardo Hernández, dos prisiones perpetuas y 15 años adicionales.

El juicio fue una farsa pocas veces vista en la historia judicial norteamericana, y el propio ex presidente James Carter dijo que la detención de estos luchadores antiterroristas cubanos no tenía ningún sentido. Carter aludía al sinfín de irregularidades que caracterizaron el juicio contra “Los 5”. Por ejemplo, los cargos que se imputaban a los héroes cubanos jamás fueron comprobados y, por el contrario, se pudo constatar que Washington le pagó a un conjunto de periodistas para que crearan -en la ciudad de Miami donde insólitamente serían juzgados- un clima de opinión desfavorable para los acusados a los efectos de influenciar al jurado. Este, para colmo, estaba conformado por ocho conspicuos anticastristas y un venezolano abiertamente antichavista. Con esa composición y con un clima de opinión manufacturado de esa manera el veredicto estaba cantado de antemano.

Los cubanos, recordemos, se habían instalado en Miami con el objetivo de recoger informaciones sobre los planes de las organizaciones terroristas que acosaban sin cesar a laRevolución Cubana. Con la complicidad de las autoridades norteamericanas aquellas bandas criminales realizaron 127 agresiones en contra de Cuba, con un saldo luctuoso de 3.478 personas y 2.099 heridos. Una de las operaciones más atroces y aberrantes fue la voladura en pleno vuelo del avión de Cubana, caído en las cercanías de Barbados, en el Mar Caribe, respondiendo a un plan urdido entre otros por Luis Posada Carriles, que hasta el día de hoy disfruta en Miami de la impunidad que le otorga el gobierno de Estados Unidos. En su alocución final Fernando González, quien presidió las deliberaciones, habló de la escandalosa demora incurrida por la jueza que lleva el recurso de Habeas Corpus presentada por los abogados de “Los 5” y que durante cuatro años se limitó a “cajonear” el expediente, perpetuando hasta el día de hoy la injusticia cometida contra los luchadores antiterroristas cubanos.

De los cinco continentes se elevan voces exigiendo la libertad de “Los 5”. Ramón, Antonio y Gerardo deben ser liberados ya porque, al igual que Fernando y René, son inocentes.Barack Obama, insólito Premio Nobel de la Paz 2009, debería honrar ese galardón y decretar el indulto sin más dilaciones. Referentes morales y organismos de derechos humanos de todo el mundo así lo han exigido. Constituye una patológica perversión que la Casa Blanca haya declarado una guerra contra los terroristas del Estado Islámico y mantenga en prisión a quienes, como “Los 5”, lucharon contra el terrorismo poniendo en riesgo sus vidas y sus libertades. Varios presidentes latinoamericanos se manifestaron ante Obama reclamando la libertad de los tres que aún permanecen en las cárceles norteamericanas: Rafael Correa, Nicolás Maduro, Evo Morales, Pepe Mujica y Daniel Ortega. Obama puede hacerlo; el presidente goza de esa atribución en Estados Unidos y, de hecho, tanto él como sus predecesores la han ejercido ampliamente. Bill Clinton perdonó o conmutó las condenas que pesaban sobre 459 personas; George W. Bush hizo lo propio con otras doscientos, y Obama en su primer término lo hizo con 61. Entre los beneficiados por estos más de setecientos indultos se encuentran ladrones, traficantes de drogas y toda clase de delincuentes. La pasividad de Obama ante la flagrante injusticia cometida contra la inexpugnable inocencia de “Los 5” es incalificable y merece el repudio de la conciencia civilizada de nuestro tiempo. Si no lo hace descenderá a la historia sumido en la ignominia.

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s