Cuba y el dulce abrazo de la víbora del veneno.

De la confrontacion 2 Edic JPGs
Por: Raúl Antonio Capote.

Presentación del libro De la Confrontación a los Intentos de Normalización, la política de Estados Unidos hacia Cuba, de los autores Elier Ramírez Cañedo y Esteban Morales Domínguez.

Cuando la Guerra de Independencia de las trece colonias se inició con las batallas de Lexington y Concord en abril de 1775 las tropas de milicianos voluntarios constituían la fuerza fundamental de los independentistas. El 23 de abril de 1775, el Congreso Provincial de Massachusetts autorizó la creación de un ejército colonial. El 14 de junio de 1775, el Segundo Congreso Continental decidió seguir adelante con la creación de un Ejército Continental, era un ejército continental creado por un congreso continental, de hombres que soñaban un país con pretensiones continentales. George Washington fue elegido como comandante en jefe del Ejército el 15 de junio, 1775.

La guerra finalizó con la derrota británica en la batalla de Yorktown y la firma del Tratado de París. Surgía así una nueva nación que comenzó a definir sus fronteras de inmediato y sus aspiraciones de gran país rodeado por imperios poderosos. Entre los múltiples espacios a que dirigieron su mirada, estaba Cuba, rica colonia española situada estratégicamente en la frontera de los imperios, Cuba la llave del Golfo de México y la puerta cerrada hacía el Centro y Sur del Continente, quien tuviera la llave sería dueño y señor, no se podía despreciar tamaña posesión.

Cuba entró en la mira, en los sueños y en las pretensiones de los EE.UU. Tuvimos el privilegio de enfrentar la primera guerra cultural de la historia del mundo, cuando Martí preparaba la guerra necesaria y los ideólogos del naciente Imperio del norte sabían ya que para dominar a Cuba solo existían dos caminos, o exterminar a sus díscolos habitantes con el fuego de sus cañones o vencerles con el dulce abrazo. Los nietos de Adams elaboraron un complejo plan de guerra cultural, de lo que llamaríamos hoy subversión político ideológico, dirigido a impedir el triunfo de la revolución martiana y lograr la añorada anexión de la llave de las Américas.

La historia de lo que pasó en 1898 y años posteriores la conocemos bien, usaron el garrote cuando lo necesitaban y el dulce abrazo cuando la cosas se ponía en verdad feas, todo cambió en 1959 y la rabia del imperio fue infinita, el pueblo cubano era dueño de la llave y la usaría, sin más pretensiones que el honor de su bandera, jamás mercenaria, empeñada en una solidaridad continental nacida de los sueños de Bolívar y Martí.

La rabia, el odio, no entendían que pasaba, ahora tampoco lo saben con claridad, esa isla infinita, mestiza, pobre, con menos habitantes que cualquiera de sus megapolis se paraba firme ante ellos, optaron por desaparecernos del mapa, ningún imperio en la historia de la humanidad ha tolerado y menos perdonado el delito de insumisión, intentaron usar de nuevo el dulce abrazo cada vez que Cuba ponía en crisis su política agresiva, las derrotas en Playa Girón, la Crisis de Octubre, la estabilidad económica, la invulnerabilidad militar alcanzada en los 80 con la solidaridad soviética, marcaron algunos de eso acercamientos.

Hoy, después del 17 de diciembre y el feliz regreso a casa de nuestros hermanos que se encontraban prisioneros en los EE.UU a causa de un acto de venganza contra la isla insumisa, nuevamente derrotados por la firmeza de sus mejores hijos, se sientan en la mesa de negociaciones.

Cuba acaba de derrotar el más feroz asedio que país alguno ha sufrido en la historia del mundo, Cuba ha derrotado todas las formas de guerra ideadas, ahora se trata de mediante el abrazo dulce de la serpiente, seducirnos, ahora se yergue ante nosotros el gran seductor, pretendiendo cambiar principios por cuentas de vidrio, valores por baratijas, deslumbrarnos con el fuego fatuo de sus vidrieras, acercándolas a nosotros, rodeándonos con sus iconos glamurosos y sensuales.

Este libro que se presenta hoy de los autores ElierRamirez y Esteban Morales, el primero un joven, inquieto y brillante investigador, el segundo toda una autoridad en las ciencias sociales y humanísticas, es un libro imprescindible para comprender lo que hoy sucede, los autores con sabiduría y meticulosidad lograron presentar una organizada y valiosa fuente documental acompañada de análisis que nos permiten respondernos preguntas que nos asaltan ¿Cuáles fueron los móviles e intereses de los intentos de los EE.UU para normalizar las relaciones con Cuba? ¿Cuáles fueron las coyunturas que los propiciaron? ¿Cuál es la estrategia de Washington en las negociaciones? ¿Sobre qué bases ha pretendido los EE.UU buscar una normalización de la relaciones entre ambos países?, este libro, nos será de gran ayuda para mirar al futuro.

Esteban Morales y Elier Ramírez conforman ya un bien atinado dúo de trabajo, de quienes esperamos mucho más, sus armas, son las armas que necesitamos para vencer en este nuevo escenario, en que se intentará repetir la castración simbólica que aplicaron sin anestesia a los antiguos proyectos socialistas de Europa del Este. De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace.

Muchas gracias.

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s