La lista de terroristas que le queda a Obama (+ fotos)

 Iroel Sánchez

Orlando Gutiérrez  Boronat tirada patadas frente a la embajada de Cuba en Panamá. Foto tomada de La estrella de Panamá.

Durante su discurso en la Cumbre de las Américas en Panamá el Presidente cubano Raúl Castro declaró:

“Reitero que aprecio como un paso positivo la reciente declaración del Presidente Obama de que decidirá rápidamente sobre la presencia de Cuba en una lista de países patrocinadores del terrorismo en la que nunca debió estar, les decía, porque cuando esto se nos impuso resulta que los terroristas éramos los que poníamos los muertos —no tengo en la mente el dato exacto—, solo por terrorismo dentro de Cuba, y en algunos casos de diplomáticos cubanos en otras partes del mundo que fueron asesinados. Me aportan el dato ahora mis compañeros: en esa etapa tuvimos 3 478 muertos y 2 099 discapacitados de por vida; más otros muchos que fueron heridos.

“Los terroristas eran los que ponían los muertos. ¿De dónde venía el terror entonces? ¿Quiénes lo provocaban? Algunos de los que incluso han estado por Panamá en estos días, como el agente de la CIA Rodríguez, que fue el que asesinó al Che y se llevó sus manos cortadas para probar por sus huellas digitales, no sé en qué lugar, que se trataba del cadáver del Che..”

Entre las más de 5700 víctimas cubanas de esos actos terroristas hay varios diplomáticos. Dos de ellos fueron secuestrados y asesinados en Argentina, otros murieron durante un atentado con bomba contra la embajada cubana en Portugal, otro fue asesinado en Yucatán, México,  y uno fue cosido a disparos en las calles de Nueva York cuando trabajaba en la representación de Cuba ante las Naciones Unidas. Pero esos no han sido los únicos casos, basta consultar una cronología de acciones terroristas contra Cuba para comprobar las decenas y decenas de veces que aparecen las palabras diplomático, cónsul o embajador entre las víctimas.

Los grupos violentos asentados en el Sur de la Florida siguen activos. El 26 de abril del año pasado año pasado el gobierno cubano anunció la captura de cuatro terroristas procedentes de Miami quienes “reconocieron que pretendían atacar instalaciones militares con el objetivo de promover acciones violentas”.

La violencia contra diplomáticos cubanos tampoco se ha detenido. En el año 2002 visité República Dominicana para preparar la Feria del Libro que el año siguiente estaría dedicada a Cuba. Semanas antes un grupo de personas procedentes de Miami había atacado violentamente a diplomáticos cubanos y miembros de la solidaridad con Cuba que habían acudido a celebrar en Montecristi los 107 años del Manifiesto que allí suscribieran José Martí y Máximo Gómez antes de partir a la guerra por la independencia de Cuba Buscando hoy en la web he encontrado una referencia del historiador José Luis Méndez Méndez a aquel acto bárbaro :

“En marzo de este mismo año (2002) el DDC (Directorio Democrático Cubano) ejecutó una provocación violenta en República Dominicana contra el embajador de Cuba Miguel Pérez Cruz.  La agresión ocurrió en la Casa-Museo Máximo Gómez de la ciudad de Montecristi, ubicada a 278 kilómetros de la capital, cuando elementos contrarrevolucionarios procedentes de Miami irrumpieron en el lugar, y desalojaron por la fuerza a varios miembros de la llamada Campaña de Solidaridad con Cuba, durante una jornada por el 107 aniversario del Manifiesto de Montecristi, firmado por los próceres independentistas José Martí y Máximo Gómez.”

Como desagravio, acordamos con nuestra embajada y el Ministerio de Cultura dominicano visitar el museo instalado en la que fuera vivienda de Gómez y hacer un donativo de libros. Con el apoyo de la Directora de Museos Regionales de República Dominicana, Señora Luisa de Peña, que conmovida por lo sucedido se tomó el trabajo de conducir personalmente en el viaje de más de tres horas por carretera, pude visitar ese lugar sagrado para los cubanos. Allí, además de recorrer el hogar humildísimo e imaginar a ambos gigantes de la historia planeando la lucha por la libertad de Cuba, pude conocer cómo fue apedreada la casa de Máximo Gómez y dañados los vehículos de la embajada cubana por los enviados desde Miami y delincuentes locales que a cambio de dinero sirvieron a semejante despropósito, también conversé con empleadas del museo que aún estaban impactadas por aquella barbaridad.

Ahora, leo en el blog El adversario cubano, de Raúl Capote, que detrás de aquel incidente estaba un señor llamado Orlando Gutiérrez Boronat, jefe del DDC. Me entero que Gutiérrez Boronat es la persona alta de cabeza rapada que aparece tirando los primeros golpes y dando patadas  en el muy difundido incidente frente a la embajada de Cuba en Panamá durante la Cumbre de las Américas en esa ciudad.

En un manipulado  video protagonizado por el presentador del programa de televisión de Miami El espejo, Juan Manuel Cao, quien ¿casualmente? esperaba en el parque donde poco antes los rectores cubanos participantes en uno de los Foros asociados a la Cumbre habían depositado flores a Martí. A pesar de las manipulaciones, en el video se ve claramente cómo en el minuto 2:54 Gutiérrez Boronat y Antúnez lanzan a dúo los primeros golpes.

La ofrenda de los rectores a Martí fue retirada por Gutiérrez Boronat y sus acompañantes entre quienes estaba la persona -Jorge Luis García Pérez, alias Antúnez- cuya foto con Félix Rodríguez Mendigutía -el agente de la CIA que ejecutó en el terreno la orden de asesinar al Comandante Ernesto Ché Guevara– se dio a conocer en esos días junto a la noticia de la presencia en Panamá del victimario del Che, provocando gran indignación. García Pérez en el video de Cao es el primero en comenzar a gritar frente a la embajada de Cuba, invocando a la “Resistencia cubana”, un  frente de organizaciones violentas asentado en Miami que describiremos más adelante. Es de suponer que al aludir a “Resistencia cubana” frente a las cámaras de Miami, Antúnez daba el crédito de la provocación a sus patrocinadores, entre quienes, como veremos, hay connotados terroristas.

Félix Rodríguez Mendigutía comparte con el "disidente" Antúnez foto de su participación en el asesinato del Che. Foto tomada del sitio Yoanislandia.com

Félix Rodríguez Mendigutía es un experto de la CIA que participó activamente en las Operaciones  Cóndor e Irán-Contras, esta última mezclaba dinero para la Contra nicaragüense, armas para Irán y drogas para Estados Unidos. Rodríguez Mendigutía se enorgullece de poseer entre sus trofeos de guerra un brassier de la Comandante Guerrillera salvadoreña Nidia Díaz, a la que capturó y torturó.

Antúnez y Rodríguez Mendigutía junto a busto de José Martí frente a embajada cubana.

Al regresar a Miami a Jorge Luis García Pérez se le escapó el objetivo provocador y propagandístico de la acción  y la publicación Diario de Cuba lo convirtió en titular: “Hemos logrado que el régimen enseñe sus garras represivas en Panamá”. Para ilustrar la “garra represiva” del “régimen” Diario de Cuba usa una de las patadas de Gutiérrez Boronat. Si estos son los genios que tiene de enemigos la Revolución cubana, el socialismo durará milenios en Cuba.

ddcuba

Raúl Capote aporta un grupo de elementos sobre los vínculos de Gutiérrez Boronat con el terrorismo, explosivos incluídos.  Uno de los colaboradores de Orlando Gutiérrez Boronat en el DDC citado por Capote tiene el mismo sobrenombre de un lugarteniente de Osama Bin Laden. Aquel -muy mencionado por los medios en la época de la “Guerra contra el terror” de W. Bush- era “Alí, El Químico“. Dice Capote:

“Gutiérrez Boronat en el Directorio Democrático Cubano tuvo como uno de sus segundos a Leonardo Viota alías El Químico nombrado así por sus habilidades en preparar mezclas letales y trabajar con explosivos.”

Yo no conocía la imagen de Gutiérrez Boronat pero sí su nombre  porque varias veces ha sido mencionado por el periodista cubano residente en Miami Edmundo García. Edmundo lo señaló como el responsable del asalto que hicieron hace tres años un grupo de encapuchados a las oficinas de la agencia de noticias Prensa Latina en la ciudad de México, también como el organizador de la ocupación por delincuentes de una iglesia en La Habana previo a la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba y del envío en las mismas fechas de jóvenes mexicanos para lanzar volantes y alterar el orden en la capital cubana en ocasión del viaje del Sumo Pontífice.

Encapuchados financiados por el DDC que ocuparon violentamente las oficinas de PL en México.

Para todas esas acciones el DDC ha contado con dinero de la National Endownment for Democracy (NED) una organización que el New York Times ha referido como una pantalla de la CIA y que es financiada por el gobierno estadounidense. La NED también financia Diario de Cuba. Sólo en el 2012 el DDC recibió de la NED 1 012 000 dólares.

Como se aprecia en su comportamiento, Orlando Gutiérrez Boronat no es un hombre de ideas ni de diálogo. Incluso, hace un año trascendió su negativa a asisir a un debate convocado por CNN  frente a Edmundo García, quien anunció tener en su poder dos cartas manuscritas de Gutiérrez Boronat elogiando el terrorismo.

El periodista Carlos Fazio, del prestigioso diario mexicano La Jornada, describe así al Directorio Democrático Cubano de Orlando Gutiérrez Boronat y su organización:

“El DDC es una organización compuesta por un núcleo duro y pequeño de colaboradores de la CIA, a quienes no les interesan las actividades proselitistas y la captación de nuevos miembros. Su principal cabecilla, Orlando Gutiérrez Boronat, es un terrorista precoz del exilio miamense, que además ha desarrollado acciones de propaganda contra Cuba a través de la WSCV Canal 51 de Miami y Tv Martí. En México, el DDC impulsó la creación de la Promotora Internacional de Derechos Humanos, muy activa en la exigencia del voto del gobierno mexicano contra Cuba en la ex Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

“Uno de los proyectos más importantes del DDC, para el cual ha recibido cuantiosos medios materiales y financieros de la CIA, es Radio República. Se trata de una emisora dirigida hacia los radioescuchas en Cuba, cuyos programas son preparados por especialistas en guerra sicológica de la central de la agencia en Langley. Radio República, que la CIA promociona como “la voz del DDC”, transmitió por primera vez el 15 de agosto de 2005, a través de las ondas de la emisora oficial estadunidense Radio Miami Internacional, por la frecuencia 9955 KHZ, banda de 31 metros.

[…]

“Desde entonces, junto a Radio Martí, la emisora constituye la de mayor peso en la propaganda radial enemiga por onda corta contra Cuba, transmitiendo 116 horas semanales. Radio República utiliza transmisores situados en territorios de Gran Bretaña, Canadá y Alemania, países aliados de Estados Unidos. Sin embargo, existen fundadas sospechas de que la emisora pretende ampliar su trabajo subversivo y desestabilizador contra Nicaragua y El Salvador, desde una estación con base en territorio costarricense.”

El Directorio Democrático Cubano es una de las organizaciones más activas dentro de la llamada Asamblea de la “Resistencia cubana”, integrada por lo más reaccionario y violento de la ultraderecha en La Florida, como el Consejo por la Libertad de Cuba -financista de las acciones del terrorista Luis Posada Carriles, autor intelectual confeso de varios atentados con bomba incluyendo el realizado contra un avión civil donde murieron 73 civiles-, y Alpha 66, con largo historial de actos criminales violentos.

De izquierda a derecha Luis Posada Carriles, su esposa y Orlando Gutiérrez Boronat.

Desafortunadamente para quienes aprovecharon el incidente para igualar los dos bandos que se enfrentaron frente a la embajada cubana en  Panamá, de un lado estaban quienes siempre han puesto los muertos, los heridos y los daños y del otro los autores de atentados con bombas en sedes diplomáticas, secuestros y apedreamientos. Colocarse equidistante entre los terroristas y sus víctimas puede servir para ejercitar la prosa digital pero no para exponer la verdad y mucho menos para defender el futuro de Cuba.

No soy partidario de la violencia pero reconozco que es difícil mantener la calma cuando te agrede quien se enorgullece de haber atentado contra personas inermes o de ser su cómplice. Si un miembro del ISIS o Al Qaeda se acerca a menos de un kilómetro de una embajada de Estados Unidos en cualquier capital del mundo no creo sea recibido con flores; si a miles de kilómetros les envían drones no hay que ser muy imaginativo para saber lo que sucedería.

Ayer el presidente Barack Obama sacó a Cuba de una lista de países patrocinadores del terrorismo donde nunca debió estar y es un acto de justicia que se le reconoce. Ahora sólo falta que pueda sacar a los terroristas de Miami de otra lista, aquella donde están los que reciben dinero del contribuyente norteamericano.

(Tomado del blog la Pupila Insomne)

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La lista de terroristas que le queda a Obama (+ fotos)

  1. Lázaro dijo:

    Entiendo los argumentos, pero yo hubiera preferido emplear métodos de lucha menos virulentos, más refinados, acorde al tipo tipo de evento y acorde a la calidad humana, intelectual y profesional que nos representó allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s