Cuba-EE.UU. tras el 17D: Un modelo para el análisis

 

 (Tomado del blog la Pupila Insomne)

Esteban Morales

relacion-estados-unidos-cubaA MODO DE INTRODUCCION

El tema de la relaciones Cuba-Estados Unidos, ingresó en la Academia a partir de principios de los años setenta. Lo hizo por la vía de  la antigua Facultad de Humanidades, por medio del Grupo de Estudios Sobre Estados Unidos, más tarde convertido en Departamento, al impulso  de la creación de los  Equipos de Investigación, dentro del Vicedecanato   de Investigaciones de la entonces  Facultad de Humanidades. Cuya estructura sobrevivió solo hasta 1977. Habiendo salido de ese experimento investigativo experiencias muy productivas, como Las del  “Grupo de Estudios de Religión”, “Grupo de Estudios Cubanos”,  “ Grupo de Estudios  de África”, de los cuales varios devendrían después en Centro de Investigación Momento también  en que las Escuelas de la mencionada Facultad devinieron en Facultades: Derecho, Historia y Filosofía,  Comunicaciones, Letras y Artes, Departamento de Sociología y  Lenguas Extranjeras.

Por supuesto, etapa que se caracterizó también por una lucha feroz contra el docentismo y el oscurantismo dogmático que pululaban en nuestras áreas de Ciencias Sociales y Humanísticas. Fue una verdadera lucha imponer la idea de que si queríamos hacer investigaciones en las áreas  de ciencias sociales y  humanísticas, debíamos dotar a esas investigaciones de una relativa independencia de la docencia, que tendía  a tragarse todo, sostener la tendencia a los que llamamos “los papeles amarillos” y obligar a la propia docencia a su actualización permanente.

Este tema de las Relaciones CubaEstados Unidos,  solo tuvo siempre como antecedente su tratamiento dentro de la antigua Escuela de Historia, pero únicamente  abordado en el contexto de la enseñanza de  la asignatura Historia de Cuba. Muy útil para el insoslayable basamento histórico del tema, pero aun alejado de su contemporaneidad.

Posteriormente, comenzó el tema a recibir otros tratamientos, aunque por académicos  y funcionarios individuales que lo abordaban   más cercano a la contemporaneidad, siendo esos  los casos de: Francisco López Segrera en el ISRI, Alicia Cepeda en el MINREX, Pedro Pablo Rodríguez, Carlos Alzugaray  y  Esteban Morales,  Rosa López y Graciela Chailloux en el CESEU.

Fue entonces cuando en realidad el tema comenzó a ser abordado académicamente, antes,  en los  organismos MINREX y  MININT, solo se le enfocaba desde su  perspectiva coyuntural, por  Grupos y  Departamentos de Análisis, que tenían como objetivo solo abordarlo desde la perspectiva de la seguridad nacional.

Entonces, cuando se fundó el CESEU, todavía como Dpto. De Investigaciones Sobre Estados Unidos  de la Universidad de La Habana, adscrito a la  Rectoría Universitaria, el tema comenzó a tener  sus modificaciones. Había que superar el estudio del mismo solo desde una perspectiva coyuntural  y darle a tales  estudios un carácter más científico que nos permitieran asumirlo  de tal modo que fuera posible, algo que para Cuba  en su confrontación con Estados Unidos era y aun continua  siendo vital, modelar  el estudio del tema de tal modo que nos permita proyectar el futuro comportamiento de la relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Emergiendo así, dentro del CESEU, desde los años de la segunda mitad de los noventa,  lo que hemos dado en llamar “Un Modelo para el Análisis de la Confrontación Cuba-Estados Unidos en los Umbrales del Siglo XXI”. Enfoque con el que hemos trabajado durante  los últimos más de 15 años. Y que nos ha prodigado magníficos resultados. Por medio de lo que hemos dado en llamar “Modelación Política”, criterio de investigación que  al menos para el estudio del conflicto, nunca  ha sido aplicado en Cuba y  que ha sido extendido por este autor al abordar otros temas de su quehacer científico.

Sin dudas, el contexto actual  en que se están desplegando  las relaciones Cuba-Estados Unidos  tiende  a variar  con posterioridad a las declaraciones de Obama el 17 de diciembre del 2014.

Haber declarado que la política seguida contra Cuba en los últimos 55 años había sido un fracaso y más que ello, que ha  sido Estados Unidos quien había resultado aislado con esa política, fue  suficiente para el comienzo paulatino de un desmontaje  del modelo de agresividad seguido contra Cuba hasta hace muy poco tiempo.

Los escenarios de las relaciones  cambian, las variables van adquiriendo un nuevo contenido y las constantes desaparecen,   son sustituidas por otras, o  se baten en retirada.

NUEVO ESCENARIO DE LAS RELACIONES CUBA-ESTADOS UNIDOS

Como hemos expresado en varias  ocasiones, el conflicto entre ambos Países se ha desenvuelto en tres escenarios básicos principales:

  • – Escenario Interno de Cuba.
  • – Escenario Interno de Estados Unidos.
  • – Escenario internacional.

El conflicto, como nunca antes,  debe ser analizado tomando en consideración los tres escenarios y no solo como un asunto bilateral, aunque tampoco solo dependiente de las relaciones internacionales. Siendo la combinación dialéctica de ambos momentos.

Como  nunca antes, el Conflicto entre Cuba y Estados Unidos ha dejado de ser un asunto solo de ambos países mencionados. Para pasar a ser una cuestión de interés de  muchos  países y casi todas las regiones que conforman las relaciones internacionales.

Escenario Interno de Cuba

La capacidad de cualquier país  para enfrentar las relaciones internacionales, se mide por  la combinación de sus fortalezas  internas.

Cuba, durante  casi  de 200  años, y en los últimos más de 50, ha  tenido que enfrentar la política  agresiva de Estados Unidos. Lo ha tenido que hacer apoyándose en sus capacidades internas  aunque  contando también,  paulatinamente,  con  una creciente solidaridad, que en los últimos 50 años ha crecido, hasta un nivel  en el cual nunca antes la Isla había contado con la solidaridad internacional como ahora y con un creciente prestigio de  su política exterior, con el que nunca había contado. Nunca antes la política exterior  cubana había logrado un nivel de aceptación y de prestigio como  del  que ahora goza.

Todo lo cual repercutió fuertemente y de manera creciente, en la capacidad de Cuba para resistir durante todos estos años las agresiones de la política norteamericana.

Una revolución verdadera y la cubana los es, solo puede  ser desestabilizada desde dentro. De aquí la importancia  de considerar siempre, que todo asunto que afecte la realidad interna del país, sobre todo de su  economía, ofrece las posibilidades básicas para su  la  desestabilización del país.

El Escenario Interno Norteamericano

Desde la segunda mitad de los años setenta, en los que a Cuba, por lo general,  no se  mencionaba dentro de Estados Unidos, las informaciones sobre la Isla  entraban en la sociedad estadounidense  solo por los canales de la derecha y las vías contrarrevolucionarias, hasta hoy, se ha producido un cambio sustancial en la situación de Cuba dentro del escenario político interno norteamericano.

A tal punto, que los acontecimientos de los últimos años: intercambio académico, social, religioso, laboral, científico, etc. han hecho   que la imagen sobre Cuba en los   Estados Unidos haya  variado sustancialmente;  al mismo tiempo,  que la política norteamericana hacia Cuba ha perdido crecientemente su potencial desestabilizador sobre  la Isla,  al punto de  haber hecho crecer la actitud interna contra el bloqueo  y la necesidad del cambio de política hacia Cuba. Hoy, es considerable el nivel alcanzado por la actitud antibloqueo en los Estados Unidos, aun dentro de la propia llamada comunidad cubana, al mismo tiempo que la actitud sobre  la necesidad de un cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba.

Todo lo cual ha sido tomado en cuenta por el actual  Presidente de Estados Unidos, para haber llamado al establecimiento de relaciones el 17 de diciembre del 2014 y al  desmontaje del bloqueo en su discurso al “Estado de la Unión”  de enero del 2015.

Se trata de que la resistencia de Cuba jugó  un papel fundamental, aunque  también los cambios internos, respecto a Cuba en los Estados Unidos, desempeñaron   el suyo de manera creciente.

El Escenario Internacional

Desde su último discurso de campaña en el 2008, Obama había prometido hacer cambios en su actitud política internacional. Avanzando  que “negociaría con amigos y con enemigos”, también con Cuba, aunque  manteniendo una  actitud de continuar con el bloqueo. Además,  manifestó la necesidad de producir la eliminación de las restricciones que G. Bush (hijo) había impuesto a Cuba. Con lo cual cumplió dentro de su primer cuatrimestre de mandato presidencial.

No obstante, durante su primer periodo,   hasta llegar a la segunda mitad de su segundo mandato presidencial, pienso que   Obama por razones ideológicas imperiales propias y además presionadas por los sectores de derecha, sobre todo republicanos, mantuvo la misma política exterior de su antecesor, agudizando y ampliando los conflictos en los  que participaba   a nivel internacional. Situaciones de las que no obtuvo éxitos  que justificaran su  política. No concluyendo   con éxitos la guerra en Irak, ni en  Afganistán, no sacó  provechos reales de la invasión a Libia,   empantanándose en  su política  en el hemisferio, dentro de un momento de cambios en que habría necesitado haber estado más cerca de las transformaciones que se han venido produciendo en estos años. La política de Obama no priorizó  su  “histórico traspatio” y cuando se viró para él había perdido  un considerable espacio que ya habían  ganado procesos de cambios en países claves del hemisferio. La Clinton en ausencia de Obama, manejó el golpe de estado en Honduras, pero el mismo al  final también ha resultado en un fracaso para la política norteamericana. Ello no quiere decir que podamos hablar de un terreno definitivamente perdido para Estados Unidos en el hemisferio,  aunque  se enfrenta a un proceso de recuperación   de cara  al  cual tendrá que hacer aún  no pocas concesiones y sufrir  algunos fracasos.

Para Cuba, todo ello ha repercutido  en la aparición de un escenario político hemisferio e internacional, dentro del cual  Obama se vio obligado, ante la protesta de los líderes latinoamericanos y caribeños,   a  aceptar la presencia de Cuba  en la VII Cumbre de Panamá, dar marcha atrás a la declaración contra Venezuela, al haberla señalado erróneamente,  como un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos, viéndose  obligado además  a compartir el escenario de la Cumbre en condiciones que no le fueron  nada favorables.

Hoy, el escenario político hemisférico e internacional, beneficia a Cuba como nunca antes en los últimos 50 años y Estados Unidos se ve obligado a buscar nuevas formas  para tratar de controlar la situación. Por su parte, la derecha hemisférica se mueve, contando con el apoyo de Estados Unidos,  aunque no tan fuerte, viéndose obligada a  tratar  de quebrar  las respuestas de los pueblos del hemisferio,  que no  están dispuestos a retornar a   los viejos cánones neocoloniales de la política norteamericana.

Hoy Cuba enfrenta una situación   bastante diferente,  que le favorece, tanto a nivel internacional como frente a la política de Estados Unidos.

LAS VARIABLES DEL CONFLICTO CON ESTADOS UNIDOS

Al caracterizarlas, partimos de las mismas con las que siempre hemos venido trabajando y que son las siguientes:

Pc=  Perspectiva del Conflicto.

Dsi= Dinámica de la situación interna cubana.

Kc =  Correlación Congresional en la Política hacia Cuba.

Le=  Proceso de Formación de un Lobby Económico.

Ac-= Apoyo de la Extrema Derecha  Cubanoamericana a la Política contra Cuba.

M= Migración

Am=  Agresividad Mediática Contra Cuba.

Ptb=  Proceso de Transnacionalización del Bloqueo.

Rtb= Resistencia Internacional al Proceso de Transnacionalización del Bloqueo.

Ni =  Proceso de Negociación en la Búsqueda de un Consenso Internacional de Política para Subvertir a Cuba.

Ea =  Efecto Administración.

Modelo del Conflicto:

Pc= f (Dsi, Kc, Le, Ac, M,  Am, Ptb, Rtb, Ni, Ea).

A diferencia de lo que lleva implícito el Modelo para el análisis de la confrontación, en las nuevas condiciones de  ahora el modelo deberá contener otros aspectos, que tienen directa relación con la situación en que se encuentra el conflicto histórico con posterioridad al 17 de diciembre.

Esos aspectos son los siguientes:

  1. La importancia que adopta la variable “Efecto Administración”. Como resultado de que nadie había  logrado  aún poner la situación del histórico enfrentamiento entre ambos países dentro de una etapa de negociación,  como lo han hecho los presidentes  B. Obama y R. Castro.
  1. A diferencia de lo ocurrido durante la administración de James  Carter,  en que se partió de negociar “Asuntos”, Obama propuso “Cambiar las Relaciones”, para  después ir a la mesa de negociación.
  1. Cada” variable”  entonces adopta ahora  la forma de un “asunto a negociar”.
  1. En medio de tal situación, nueva, se produce un cambio de las constantes.

Estas constantes cambian  o se enfrentan a la necesidad de variar, lo cual plantea un nivel del conflicto antes desconocido.

¿Cuáles eran esas constantes?

  1. Para ir a la negociación, Estados Unidos siempre planteaba la necesidad de que Cuba diera señales positivas desde una  perspectiva norteamericana.
  1. Las  administraciones norteamericanas  consideraron  siempre que Cuba estaría dispuesta a dejar de lado sus compromisos internacionales con tal de tener buenas relaciones con Estados Unidos.
  1. Estados Unidos siempre hizo todo lo posible por violar y negar  la soberanía cubana. Nunca reconociéndola como un interlocutor viable
  1. Siempre que Cuba  ha tenido algo que ofrecer de  vital interés   a negociar  con Estados Unidos, se ha roto el bloqueo ideológico y se ha ido a la mesa de negociaciones.
  1. La extrema derecha siempre ha estado a la caza de cualquier movimiento que haya indicado un cambio de política con Cuba para obstaculizarlo.
  1. Siempre que se llegó a determinados acuerdos puntuales, pero el ambiente general de las relaciones se mantenía negativo,  tales asuntos  sufrían o no permanecían.

Tales constantes han quedado rotas o en situación crítica de supervivencia  desde que el 17 de diciembre del 2014, en que  Obama  aceptó o planteó lo siguiente:

  1. Aceptó que las negociaciones debían ser en igualdad de condiciones y respetando la soberanía e independencia de Cuba.
  1. No se pedían señales de ningún tipo.
  1. Fue Estados Unidos quien tomó la iniciativa de cambiar la política.
  1. Fue Estados Unidos quien tomo la iniciativa de dar los pasos para comenzar las negociaciones.

Todo ello hace que las constantes que obstaculizaban cualquier proceso de negociación,  pierdan  vigencia,  o ahora se baten en retirada, como es la actitud de la extrema derecha cubanoamericana  por frenar la agenda de Obama.

CÓMO EVOLUCIONAN LAS VARIABLES EN EL CONTEXTO ACTUAL

Las variables del modelo no han  cambiado, desde que fue diseñado hacia los años 1997-98. Fue recibiendo agregados hasta tener las 10 variables con que ahora lo presentamos.

Por supuesto, el modelo admite más variables, pero las que contiene son el resultado de un alto nivel de abstracción, por lo cual al descomponerlas  podrían  perder fortaleza y efectividad como instrumentos  analíticos  para captar  la esencia de las contradicciones  que explican la dinámica del enfrentamiento Cuba-Estados Unidos y sus perspectivas .Pues no se trata de hacer la historia del conflicto,  ni tampoco un  análisis sociológico del mismo. Sino solo captar la dinámica de su esencia y su potencial proyección.

No obstante, las variables tienden a evolucionar en el nuevo contexto que se va generando  por el cambio de política planteado por Obama.

Veamos algunos aspectos de esta evolución de las variables.

Dinámica de la Situación Interna Cubana (Dsi)

En medio de una situación en la que Cuba está en proceso de formular su nuevo modelo económico, propio y sustentable,  el cambio de política de Estados Unidos en general favorece este  proceso,  aunque también encierra   sus retos. Dado que el interés de Estados Unidos es tratar de introducirse en el, desde dentro de la realidad cubana, para controlarlo y arrebatar el liderazgo político del  proceso  a la dirección cubana.

Se trata de una compleja situación a enfrentar, ante cambios de política por parte de  Estados Unidos, que no tienen significación estratégica sino solo tácticas. Por lo que no es dable pensar que Estados Unidos no continúe en su intención de volver a controlar a Cuba por otros métodos.

Dinámica de la Correlación Congresional en la Política hacia Cuba (Ki)

Esta se ha comenzado a caracterizar  por la pérdida de efectividad de la extrema derecha cubanoamericana en el congreso. Asi como por la intención del Presidente Obama  por eliminar el bloqueo. Se va produciendo un creciente debate entre los que quieren hacer avanzar el cambio de política, levantando el bloqueo   y los que se aferran a la intención de retroceder. Paulatinamente se está produciendo una situación dentro del congreso,  que parece estar apuntando a un consenso mayoritario para la eliminación del bloqueo.

Proceso de Formación de un Lobby Económico (Le)

Se trata de un proceso que avanza como nunca antes, ante la perspectiva de eliminación del bloqueo, el incremento de las visitas de hombres de negocios a Cuba, incluso norteamericanos, el interés de Europa, China y Rusia por hacer negocios con Cuba. El apoyo que algunos gobiernos,  como Francia y Alemania,  le dan a las perspectivas de negociar con Cuba. Todo lo cual  contribuye al crecimiento del interés en los estados Unidos por negociar con Cuba, para no quedarse al margen de sus  potenciales cambios económicos. Sobre todo con la perspectiva del crecimiento del turismo en Cuba, la flexibilidad de las regulaciones para viajar a la Isla  y la posibilidad cercana de que se levante la prohibición de que los norteamericanos viajen a Cuba para hacer turismo.

Apoyo de la Extrema Derecha Cubanoamericana en la Política contra Cuba (Ac)

Este proceso viene cambiando en la misma medida en que la derecha pierde  fuerza y adeptos.  El congreso se mueve más bien en la dirección de eliminar el bloqueo y  los congresistas cubanoamericanos pierden efectividad para atraer al resto de los congresistas  hacia sus posiciones. El debate dentro de la comunidad cubana favorece el cambio de política y la eliminación del bloqueo y la administración, con Obama al frente,  se oponen fuertemente a mantener la vieja política .Además,  Cuba ofrece  oportunidades crecientes al capital extranjero, despertando el interés de competencia por parte del capital europeo y asiático.

Proceso de  Transnacionalización del Bloqueo (Tb)

La Transnacionalización del bloqueo  tiende a perder efectividad, en la misma medida en que Estados Unidos ya no amenaza a sus aliados por venir a negociar con Cuba. Es su interés eliminar el bloqueo  y sus propios capitales comienzan a presionar crecientemente por negociar con Cuba. Casi ningún país  apoya el bloqueo  a nivel internacional y Cuba va ofreciendo oportunidades crecientes  a la inversión extranjera. Lo cual presiona sobre el capital norteamericano,  que siente  se va  adueñando  del ambiente económico internacional una flexibilidad negociadora con Cuba, por parte de su propio gobierno,  de la cual aun ellos no disfrutan.

Resistencia Internacional al Proceso de Transnacionalización del Bloqueo (Rtb)

La resistencia va siendo total y la ha impulsado la propia política de Obama. El bloqueo pierde total efectividad a nivel internacional, por los que antes secundaban la política de Estados Unidos y se hace de manera creciente inoperante en la medida en que Obama desea levantarlo.  Es posible decir que hoy  ninguna nación apoya el bloqueo y que ya no es un desafío a la política norteamericana visitar Cuba para hacer negocios. Solo falta eliminar la Ley Helms-Burton, que en definitiva fue la que genero la agudización del  enfrentamiento con el bloqueo a nivel internacional. Y provoco la respuesta de Estados Unidos,  de por medio de la negociación de la no aplicación del capítulo III  de la ley,  hacer concesiones a aquellos aliados que lo acompañaran en las presiones de política contra Cuba. Fue el momento histórico en que el bloqueo adquirió su más agudo significado y aplicación transnacional.

Proceso de Negociación en la Búsqueda de un Consenso Internacional  de Política para Subvertir a Cuba (N)

Esta variable ha perdido efectividad. Ya no hay nada que negociar. Ya Estados Unidos no presiona sobre sus aliados para que lo acompañen en la política agresiva contra  Cuba. Aun y cuando todavía el bloqueo no ha sido levantado, lo cual debe definitivamente ocurrir en el congreso norteamericano- No obstante,  Obama poseer las suficientes prerrogativas ejecutivas, como para convertir a la Ley Helms-Burton en una  verdadero cascaron político. Contribuyendo así  al   alivio de las   presiones  económicas  de sobre Cuba, mientras el bloqueo  no sea  levantado.

Efecto Administración (Ea)

Obama, como nadie, ni nunca antes, ha comenzado  a imprimir su sello en la política hacia Cuba .Objetivo principal  de esta variable.

Ninguna administración en los últimos 50 años había impactado tanto en la política hacia Cuba .Obama ha  marcado un momento histórico nuevo en la política norteamericana  hacia Cuba.

ALGUNAS CONSIDERACIONES FINALES

Sin dudas, observando tanto el comportamiento de los escenarios, como de las constantes y las variables,  bajo las nuevas condiciones impulsadas por  el 17-D, es posible concluir que las perspectivas del conflicto (PC) nunca habían apuntado al nivel de solución que parece   ahora estarse presentado.

Los escenarios han mejorado, sobre todo el internacional y el interno de Estados Unidos. El escenario interno de Cuba, en medio de tales situaciones, también apunta hacia un contexto de mayores oportunidades para mejores soluciones del proceso interno que vive la Isla, en la misma medida  en que el cambio de política anunciado por Obama, aun teniendo sus retos propios,  muy fuertes,  que la Isla deberá enfrentar, de todos modos significan una oportunidad que no puede ser desaprovechada. Pues nunca Cuba había logrado acceder a un momento en que pudiese realmente  negociar sus  relaciones con Estados Unidos.

No hay que ilusionarse,  porque la política norteamericana continuará insistiendo en controlar los destinos de la Isla, pero la coincidencia entre el proceso de formulación del nuevo modelo económico para Cuba, dentro de un momento de cambios,  con un proceso  de negociaciones  hacia mejores relaciones con Estados Unidos, representan una oportunidad que no es posible soslayar y que llama luchar dentro de ella, para avanzar  hacia un socialismo propio y sostenible conservando la  soberanía e independencia del país.

La Habana, Agosto 22 del 2015

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s