Obama y la prisión de Guantánamo: Con el pie en el clouchet pero apretando los frenos.

a083b-2521cid_image002_jpg254001cc82ce

Por Esteban Morales

Por fin el  Presidente da el paso con un proyecto  para eliminar la cárcel en la Base Naval de Guantánamo. Como se diría en buen cubano: nos  “picó cerca”,  pero no donde debía.

No debe haber confusión alguna,  los prisioneros en la base  es un problema que Estados Unidos  creo.

 Cuba deplora esa cárcel, no solo porque está enclavada en su  territorio,  sino además,  porque es una violación de  los más elementales principios éticos, de legalidad y de los derechos humanos por parte de Estados Unidos. En esa prisión se ha asesinado, vejado, torturado sicológica y físicamente, se han violado las más elementales  normas de tratamiento  a  seres humanos, aunque sean terroristas algunos de ellos. Porque  no a todos se les ha demostrado serlos.

Pero eso finalmente  no es asunto de Cuba;  lo nuestro es que Estados Unidos termine  por devolvernos  el territorio ilegalmente ocupado,   donde está enclavada la Base Naval de Guantánamo. Sin embargo, sobre esto  último el Sr. Presidente  no dijo una sola  palabra. Estaba hablando  del territorio cubano, pero no con Cuba. Estaba Obama dando un tratamiento único y especifico al problema a de los prisioneros.

Entonces, no tiene el  proyecto presidencial  que  Obama  ahora presenta ninguna  correlación  con  el actual marco de negociaciones  entre ambos países.  El  que Obama decida eliminar el problema de la prisión en la base es un asunto  exclusivo.

 En realidad, con ello,   no adelantamos  un milímetro  respecto a  la reclamación de Cuba de que Estados Unidos le devuelva el territorio ilegalmente usurpado. Por lo  cual  Cuba deberá  continuar  reclamando.

Cuáles son los argumentos  principales  del proyecto de  Obama:

  • El centro de detención en Guantánamo no ha hecho avanzar la seguridad nacional de Estados Unidos, por el contrario, la socava.
  • Mantener la prisión es contraproducente para la lucha de Estados Unidos contra el terrorismo, porque lo utilizan como propaganda para reclutar nuevos miembros.
  • Drena los  recursos militares   en gastos solo  para  un año y los  adicionales de  su mantenimiento, lo que hacen un total  de  650 millones de dólares. 

Se supone que la actitud de los congresistas republicanos que se oponen al plan de Obama, limitan la autoridad ejecutiva del presidente, lo que puede provocar un enfrentamiento constitucional durante las últimas semanas del mandato de Obama.

Por tanto,  en cuanto a hacer avanzar la agenda con Cuba,  el Presidente no adelanta en nada, al contrario, complica aún más  las posibilidades de  tratar de avanzar las relaciones  con Cuba, en el tiempo que le resta de su mandato. Además de que tiende a desviar  la discusión en el congreso del tema del bloqueo,  que es el que más le  interesa a Cuba. Por lo cual, es posible apreciar, que  no extraeríamos ningún provecho en  la batalla por recuperar el territorio de la base y  también  atrasaríamos en el tan esperado   debate congresional  sobre el bloqueo.

Claro, que para lograr avanzar en la solución del problema de devolver el territorio de la base a Cuba, eliminar antes la prisión, es un tema que parece  “caer por su propio peso”. ¿Pero podemos  asegurar que eliminar  la prisión de la base  opera en la mente de Obama como un precedente lógico para acto seguido devolver a Cuba el territorio de  Guantánamo? No creo que ello se pueda aseverar.

Tal  y como ha actuado  Obama con Cuba  hasta ahora y con el tiempo que le queda de mandato, pienso que lo que el Presidente  está tratando de hacer es de  incrementar su legado histórico,  quitando la prisión en Guantánamo,   pero   que la devolución del territorio ocupado por  la base en Cuba, sea un asunto del que venga detrás, como resultado de las   próximas elecciones presidenciales.

Pienso que  Obama ha calculado que quitar la prisión es relativamente más fácil que devolver a Cuba el territorio ocupado por  la base. Esa ha sido exactamente su lógica de pensamiento,  al haber seleccionado a Cuba,  para dejar un legado que compensase  en algo sus múltiples fracasos de  política exterior en otras áreas del mundo.

Luego respecto a  la devolución del territorio de la base, es algo en lo que por ahora no podemos pensar. Aunque debemos seguir  presionando, con todas las herramientas a nuestra disposición,  para que ello  ocurra. Pero creo no ocurrirá en lo que resta de la  presidencia de Obama.

No deseo quitarle las esperanzas a nadie, pero creo que será así como lo he dicho. Haber seguido la lógica con que Obama ha actuado desde su campaña presidencial en el 2008, me lo muestra claramente.

Eso mismo hizo Obama, cuando  quito presión a   algunos asuntos de su política  exterior en otras aéreas y se viro para Cuba y América Latina.

 Ahora hace algo similar,  solo que en  otra escala;  se vira para la prisión  y nos deja “esperando” por  la devolución del territorio que  ilegalmente ocupa la base  naval de   Guantánamo.

Si no, vivir para ver.

Febrero 24 del 2016.

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s