Bloqueo económico, comercial y financiero. Una nebulosa en el intercambio cultural Cuba-EE.UU.

 

Miguel Torres

Por estos días, múltiples medios de prensa cuya línea editorial adversa todo lo que ocurra en nuestro país, lo manipulan y amplifican, se hacen eco de del aplazamiento indefinido de la exposición de arte contemporáneo cubano que se había previsto para esta fecha en el neoyorkino Museo del Bronx. La muestra que enviaría el Museo Nacional de Bellas Artes no ha llegado a su destino, debido al muy fundado temor de que pudieran ser confiscadas al llegar a territorio norteamericano. La causa sigue siendo la misma de antes; las leyes del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de medio siglo le impone el gobierno de Estados Unidos al pueblo de Cuba pueden permitir y amparan que actos como estos puedan suceder.

De lo que la mayor parte de esos medios no informan es que este es solo una pequeña muestra de las afectaciones, que cada año provoca esta política hostil a la cultura cubana, que limita el intercambio cultural natural que puede y debe existir entre países. Solo en el período de abril de 2015 a marzo de este año, la afectación ha ascendido a cerca de 30 millones de dólares.

La enseñanza artística en la Isla es una de las más afectadas por el bloqueo, el cual influye de manera directa en la adquisición de la base material de estudio para la formación de los artistas. De acuerdo con un informe presentado por el Ministerio de Cultura, se ha visto limitada la adquisición de insumos y materiales necesarios para el estudio de diferentes disciplinas como: los instrumentos para música, los óleos, acrílicos y pinceles para las artes plásticas; así como las zapatillas y vestuarios de los estudiantes de ballet y danza.

“Instrumentos y materiales que pidieran ser adquiridos en el mercado norteamericano a mejores precios, mayor calidad y con menores costos de transportación, si no tuviéramos las restricciones del bloqueo”.

Lo tangible de las afectaciones del bloqueo a la cultura cubana se ponen de manifiesto en cuanto a la afectación de los ingresos que se podrían haber percibido por la exportación de bienes y servicios hasta ese país, los gastos adicionales que debió hacer Cuba para la reubicación de sus exportaciones, la enorme diferencia en precios de importaciones que se podrían haber hecho desde ese mercado, la reubicación hacia otros mercados, así como los gastos adicionales en fletes y seguros por reubicación de mercados.

Las afectaciones del bloqueo en este período también se han patentizado en las presentaciones en vivo de los artistas cubanos, la comercialización discográfica y los ingresos por derechos de autor, principalmente. El hecho de que los músicos cubanos se vean obligados a presentarse en territorio norteamericano solo con carácter de intercambios culturales —sin que medien contratos comerciales— impide que las empresas cubanas obtengan beneficios económicos, como es lógico para cualquier otra entidad del mundo y por tanto también se afectan al no poder comercializar en otros mercados durante el periodo de intercambio.

El bloqueo, en expresión de su extraterritorialidad, también impide la promoción, difusión y comercialización de los artistas nacionales y deprime a valores ínfimos los precios de venta. Sobre la comercialización discográfica, las barreras del bloqueo impiden acceder directamente al mercado de la industria discográfica norteamericana, tanto en la venta de soportes físicos (CD/DVD) como en el creciente comercio digital.

Según los datos ofrecidos en el informe, la casa discográfica Bis Music de Artex, durante las presentaciones de los músicos de su catálogo en los EE.UU. pudo haber ejecutado, de forma asociada, la venta de miles de CD tal y como reflejan las tendencias actuales para la comercialización de la música a nivel mundial, y calcula una afectación de más de 100 mil USD por la imposibilidad de vender sus producciones de manera directa.

La EGREM, por ejemplo, se vio imposibilitada de realizar contratos para la presentación de artistas de su catálogo en Estados Unidos tales como, las agrupaciones Habanasax, Isaac Delgado, Buena Fe, Eliades Ochoa y Waldo Mendoza, por aplicación de asuntos legales que aun contenidos en los más recientes paquetes de medidas adoptados por el Gobierno de EE.UU., impidieron concretar contratos para sus presentaciones, por esta razón la empresa estima una afectación de medio millón de dólares.

A pesar de lo que muchos creen, el bloqueo no ha cesado, ni ha disminuido, muy al contrario, con respecto al año anterior el crecimiento de la afectación al sector de la cultura es de 5 millones de dólares.

(Tomado de La Jiribilla)

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bloqueo económico, comercial y financiero. Una nebulosa en el intercambio cultural Cuba-EE.UU.

  1. Pingback: Bloqueo económico, comercial y financiero. Una nebulosa en el intercambio cultural Cuba-EE.UU. — Dialogar, dialogar – Asael Alonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s