Carta Abierta al Pueblo Estadounidense leída por Alberto Cremata

14590364_1153176004762317_4441846983644769560_n

(A 40 años del monstruoso crimen de Barbados, comparto este mensaje leído por Alberto Cremata en la Tribuna Antimperialista, cuando se conmemoraba el 30 aniversario de tales hechos que costaron la vida a 73 personas y enlutaron a todo un pueblo. El dolor de las familias persiste, pero ni siquiera han podido tener paz, ante la impunidad de los asesinos)

Queridos Hermanos:

Van a cumplirse el próximo octubre, 30 años del crimen contra el avión cubano en Barbados, donde viajaban mi padre y 72 inocentes seres humanos, cuyas familias hermanas se encuentran hoy representadas aquí.

Se cumplirán también en octubre 30 años de la impunidad alevosa sobre los asesinos, que no han dejado de ser -cada día que pasa- bofetadas cínicas al dolor infinito de nuestros corazones para siempre heridos.

En este preciso instante, el mundo asiste a la más clara demostración de doble moral de un gobierno, que por un lado condena frenéticamente al terrorismo, desata guerras con el pretexto de combatir al terrorismo, y por el otro encarcela a 5 luchadores cubanos CONTRA el terrorismo, y protege al principal terrorista en activo de este continente: Luis Posada Carriles.

Y Posada Carriles, ciudadano venezolano, de origen cubano, es

Un prófugo de la justicia venezolana,

Posada Carriles es un asesino confeso,

Posada Carriles, repito, es un terrorista en activo.

El Presidente del Gobierno norteamericano George W. Bush, dijo el 27 de abril del 2005: “Si alguien protege a un terrorista, si alguien apoya a un terrorista, si alguien alimenta a un terrorista, es tan culpable como los terroristas”.

Y son los propios documentos desclasificados en mayo del año pasado de los Servicios de Inteligencia norteamericanos, los que hicieron saber al mundo, que el gobierno de los EE.UU. conocía que Bosch y Posada preparaban en septiembre de 1976, un monstruoso acto terrorista -la voladura de un avión civil cubano en pleno vuelo-, esos documentos nos cuentan que ellos sabían en 1976, que el señor Orlando Bosch estaba comprometido con el asesinato del ex canciller del gobierno del Presidente Allende en Chile, Orlando Letelier… y que en Caracas, en un acto público, poco después del asesinato, en septiembre de 1976, Bosch se vanagloria del asesinato, dice que habían cumplido muy bien su trabajo, dan un banquete, brindan, celebran públicamente, y anuncian, que después de ese gran éxito, cumplirán otras misiones, y es ahí donde podemos leer : Posada was overheard to say that “we are going to hit a cuban airplane… Orlando has the details…” Es el Buró Federal de Investigaciones, FBI, que entrecomilla este párrafo: Posada hizo saber a quien quisiera oírlo: “Ahora vamos a atacar un avión cubano, Orlando Bosch tiene los detalles”… Esto ocurre en septiembre de 1976, después del asesinato de Letelier en Washington y unos días antes del Crimen de Barbados.

El manejo del caso de Posada confirma la complicidad y los compromisos de la administración Bush y la familia Bush con este sujeto.

Posada, el Bin Laden de las Américas, fue también como Bin Laden, un agente pagado y entrenado por la CIA para matar.

El ridículo desempeño de los Fiscales en El Paso, que ni siquiera preguntaron por los antecedentes terroristas de Posada, ni se preocuparon por precisar la vía por la que penetró al territorio de los EE.UU., evidenció que el Estado que ellos representaban ante el tribunal, no estaba interesado en hacer justicia, ni en que se conociera la verdad.

Creer la mentira infame de que pudiera ser objeto de tortura, dicha por los que sí son crueles torturadores, inescrupulosos asesinos y desfachatados ladrones, solo puede explicarse por IGNORANCIA o por COMPLICIDAD.

…Habrá que preguntarles a los venezolanos, nicaragüenses y salvadoreños, víctimas y familiares de los que fueron asesinados por la DIGEPOL o la DISIP, donde Posada era uno de los jefes principales, o por las bandas entrenadas y armadas por Posada durante la guerra sucia de la CIA contra el gobierno sandinista, o por los Escuadrones de la Muerte asesorados por Posada en El Salvador, o a los centenares de panameños, que pudieron haber sido víctimas de un acto terrorista atroz en el Paraninfo de su propia Universidad.

¡Para nosotros exigir justicia es demandar la extradición de Posada! El Gobierno de los EE.UU. tiene la obligación de responder a la solicitud de extradición hecha por el Gobierno de Venezuela en base al Tratado en esa materia suscrito entre ambos países en 1922.

Para nosotros exigir justicia es denunciar la violación de tratados y convenios internacionales suscritos por los EE.UU…., y EE.UU. es signatario del tratado sobre Aviación Civil de Montreal, que obliga a actuar contra los terroristas implicados en hechos criminales contra la aviación civil.

EE.UU. es signatario y UNO DE LOS PRINCIPALES PROMOTORES de la Resolución 1373 del 2001 de la ONU, que condena el terrorismo. Esta, compañeros, es una lucha por la justicia, no solo de nosotros los familiares de las víctimas, ni siquiera de los cubanos, sino que trasciende las afinidades ideológicas y las simpatías políticas, para apelar a la razón y espíritu de todas las personas honradas, decentes y de buena fe en el mundo.

Se sabe dónde se cobija el Bin Laden de las Américas y quién lo cobija. Liberar a Posada significa hacer más inseguro al mundo.

En nombre de mis compañeros familiares, que ya no nos cabe más dolor aquí adentro, apelamos a la sensibilidad del generoso y noble pueblo norteamericano para impedir la vileza de que se libere a un terrorista, apelamos a los medios de prensa, en especial a los aquí presentes… cualquiera de ustedes, o de sus colegas, o de sus familiares pudo haber ocupado un asiento en ese avión… o pudo haber estado en cualquiera de los hoteles y restaurantes habaneros atacados por Posada… Cualquiera de ustedes, de sus seres queridos, pudo haber estado “en el lugar y en el momento equivocado” (según la cínica declaración del asesino) que ocupó el inocente joven turista italiano asesinado Fabio Di Celmo.

Un día como hoy, no quiero dejar de repetir la frase que me enseñó mi padre, y que les enseño todos mis días a los niños con los que comparto la vida, a pesar de que hace casi 30 años me sembraron, de forma monstruosa, y para siempre, la muerte en el corazón…¡Viva la Vida!

Hoy, nos hemos vestido de negro, en señal de luto y dolor por nuestros seres queridos, que suman más de 3 400 en estos 47 años de Revolución.

Jóvenes cubanos portan las fotos de sólo 138 de esos mártires y héroes de la Patria, allí, junto a las astas de las banderas, que dentro de breves momentos serán izadas, luego del toque de silencio.

Son estrellas blancas sobre un manto negro, cual luz de un pueblo que porta luto por la muerte de sus hijos y el dolor de sus familiares.

A partir de este momento y durante 24 horas, como muestra de ese dolor eterno -niños, jóvenes, trabajadores, ancianos, madres-sostendrán de mano en mano las fotos que representan a todos los seres amados, ausentes hoy, y que son aliento que ilumina el sendero que desde hace más de 47 años, desandamos.

“Cadáveres Amados…

…Cuando la gloria

a esta estrecha mansión nos arrebata,

El espíritu crece,

El cielo se abre, el mundo se dilata

Y en medio de los mundos se Amanece.

Déspota, mira aquí cómo tu ciego

Anhelo ansioso contra ti conspira:

Mira tu afán y tu impotencia, y luego

Ese cadáver que venciste mira,

Que murió con un Himno en la garganta,

Que entre tus brazos mutilado expira

¡Y en brazos de la Gloria se levanta!

No vacile tu mano vengadora;

No te pare el que gime ni el que llora:

¡Mata, déspota, mata!

¡Para el que muere a tu furor impío,

El cielo se abre, el mundo se dilata!

Pido a los presentes, que cuando concluya mis palabras nos viremos de frente a la SINA para que los representantes del imperio vean en nuestros rostros no solo luto, sino también, la determinación de luchar por la defensa de la Patria y la Revolución.

¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!

PATRIA O MUERTE

VENCEREMOS

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Carta Abierta al Pueblo Estadounidense leída por Alberto Cremata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s