EE.UU. confiaba en “educar” a Correa para que entienda que no podría cambiar modelo neoliberal: periodista noruego

 

Por Yurien Portelles

Quito, 1 feb (Andes).- El escritor y periodista Eirik Vold (Noruega, 1978) presentará este 2 de febrero en Quito su libro ‘Ecuador en la mira’, donde hace una revisión de los cables de WikiLeaks y aporta nuevos elementos que arrojan luz sobre la intentona golpista contra Rafael Correa, el 30 de septiembre (30-S) de 2010, y revela evidencias de las relaciones de políticos del país con Estados Unidos para derrocar al gobierno de la Revolución Ciudadana.

En entrevista con la agencia Andes, Vold, que acaba de recibir en sus manos un ejemplar de su texto “con olor a imprenta”, asegura en un perfecto español que Ecuador está bajo la mira…”del tío Sam” y a juzgar por las revelaciones del portal digital de Julian Assange, no existe ninguna razón para pensar que la CIA no tenga el mismo interés de siempre en la región y en este país, en particular.

Andes: ¿Qué de nuevo aporta este libro siete años después de las revelaciones de WikiLeaks?

“Son miles de documentos secretos o confidenciales enviados desde la embajada (de EE.UU), aquí en Quito, y del Consulado en Guayaquil a diferentes instancias de Estados Unidos. El Departamento de Estado, que vendría siendo lo que aquí llamamos el Ministerio de Relaciones Exteriores o Cancillería, a la CIA, a la inteligencia militar, al Comando Sur que es otra instancia militar encargada de lo que es América del Sur, en Florida, y a otras embajadas de EEUU en otros países. En esos cables se detalla todo lo que es la actividad cotidiana de la diplomacia estadounidense en cualquier país del mundo, menos en Cuba porque allá no tenían embajada. Sin embargo, hay unos cuantos documentos casos de intromisión ilegal de EEUU aquí en el país (Ecuador), que revelan conversaciones entre la embajada de EEUU y algunos colaboradores o aliados en sectores políticos, sociales o empresariales del país y de eso solamente una pequeñísima fracción han sido sacadas a la luz pública. O sea WikiLeaks es el mejor recurso que ha tenido jamás la humanidad de cómo analizar las actividades globales de un imperio o de una potencia mundial. Jamás hemos tenido un recurso tan generoso para comprender el funcionamiento de una potencia mundial como Estados Unidos como lo proporciona WikiLeaks.

De hecho, cuando entrevisté a Julian Assange él me dijo que le gusta llamar a la colección de esos cables “unas enciclopedia geopolítica”. Yo creo que es un concepto que bastante bien describe lo que son la colección de documentos de Wikileaks, y bueno, solamente se ha visto una pequeña fracción, incluso mi libro que es de 190 y pico de páginas contiene solamente una fracción, pero una fracción que es lo más interesante, digamos lo más revelador sobre Ecuador y sobre el entorno geopolítico latinoamericano que también influye mucho a Ecuador. Estamos hablando de la región del mundo de mayor concentración de recursos naturales del planeta y obviamente una región que ha sido conocida como el patio trasero de Estados Unidos durante más de una década y, por lo tanto, las actividades de Estados Unidos son muy intensas en esta región, pero se han mantenido, sobre todo en la última década, con una estrategia de influencia un poco más discreta, más oculta. Antes eran invasiones, asesinatos de Presidentes y de ese tipo de cosas. Hoy día se lleva a cabo la intromisión de forma más discreta y por lo tanto la importancia de los documentos de WikiLeaks que lo revelan ante el público y esa es precisamente la meta de este libro: aportar humildemente desde mis capacidades y mis limitaciones a un debate de altura aquí en el Ecuador sobre el significado del rol político de EEUU y el rol que juegan los informantes y colaboradores de EEUU ecuatorianos aquí en el país.

¿Cuáles son esas revelaciones más importantes con respecto a Ecuador, además del cable que llevó a la expulsión de la entonces embajadora estadounidense, Heather Hodges?

“Por ejemplo hay nuevos detalles sobre cómo EEUU intentó impedir la elección de Rafael Correa en primer lugar, incluso antes de su primera elección. También en los documentos se revelan las razones por las cuales se quiso impedir que Correa llegara a la Presidencia, lo que tiene que ver con los recursos naturales del país: el petróleo, la relación entre el Estado ecuatoriano y algunas empresas petroleras, sobre todo Oxy que es una empresa estadounidense y sobre la base de Manta, o sea, el deseo de EEUU de mantener su presencia militar en un continente donde EE.UU. perdía -si nos trasladamos al 2005 y al 2006- cada vez más aliados y perdía cada vez más influencia política, una meta importante era mantener su presencia militar, se supone que como medida de presión. O sea, lo que ya no se lograba ya mediante la influencia política, que por lo menos se mantuviera la influencia militar. Eso se revela en estos cables en mucho más detalles de lo que sabíamos de antemano.

También más allá de las intervenciones directas de EE.UU., hay también, digamos, conversaciones que revelan una diferencia abismal entre lo que es el discurso  oficial de los EE.UU. y lo que ellos reportan en sus documentos secretos. Por ejemplo unas conversaciones entre la Embajada de EE.UU. y algunos contactos e informantes aquí en Ecuador donde dicen que, y cito textualmente, “En Ecuador manda la oligarquía, en Ecuador Correa no tiene chance de durar”, o sea, los contactos de EE.UU decían que si Correa fuera electo y decidiera implementar las reformas de redistribución de riqueza, de mayor control estatal sobre los recursos naturales y de mayor independencia nacional ante potencias externas, lo iban a derrotar. Hay cuatro o cinco fuentes de EE.UU. que dicen abiertamente que a Correa lo van a derrocar, o sea que eso tampoco se conocía.

¿Hacia qué año fue eso?

“Eso fue en el 2005-2006. Estaban segurísimos de que Correa iba a ser derrotado por las élites financieras y los militares de derecha. También hay revelaciones importantes de conversaciones ya una vez Correa electo entre la embajada y sobre todo entre instituciones, tanto de algunos políticos de oposición, como líderes empresariales y financieros que discutían las estrategias de debilitar o hasta derrocar al presidente Correa. Esos documentos son super interesantes y revelan cosas que no se sabían. Por ejemplo, una lideresa de una organización empresarial de Guayaquil que en las conversaciones con la embajada admitió que la idea de pautar anuncios en televisión era provocar una reacción desmedida o apresurada por parte de Correa para restarle popularidad ante la opinión pública.

También hablando de diferencias entre retórica oficial y lo que se dice en secreto en los documentos donde la embajadora de EE.UU. dice que la meta de los políticos de oposición de aquí era -y cito- “mantener la política de siempre, un sistema corrupto que los enriquece”, y describen a Ecuador como uno de los países más corruptos de América Latina y más inestables.

Esa era la realidad antes de Correa. Eso dista bastante del discurso oficial de EE.UU. y de los medios de comunicación, u ONGs  afines a Washington, que siempre plantean al gobierno de Correa como el malo y a los políticos de oposición como los buenos, las víctimas. La realidad es que la concepción de las mismas embajadas era totalmente distinta”.

¿Por qué Ecuador se tornaba en un punto que debía estar en la mira en el concierto de países de la región?

“Principalmente asuntos de petróleo, la presencia militar en Manta, o sea, el acceso de las transnacionales extranjeras al petróleo y de extraer los valores del petróleo, que no se quedaran esos valores en el país entre los ecuatorianos, sino que se sacaran mediante empresas extranjeras, sobre todo empresas estadounidenses. El control militar de Manta y lo otro muy importante la parte regional, mantener la región dividida, y también se revela que expresamente se dice que la meta es impedir que Ecuador se uniera a otros países de izquierda que estaban gobernados por la izquierda en ese momento, y que no se uniera a ese esfuerzo de integración regional en la década pasada que tuvo resultados realmente históricos.

¿Correa se les presentaba como una piedra en el zapato?

“Exactamente, esa era la meta, y también porque Correa no estaba presto a dejar que se mantuviera el dominio de las instituciones financieras de Washington, como el Banco Mundial, como el Fondo Monetario Internacional. Entonces, es muy interesante porque en los documentos ellos hablan de que mientras algunos decían que a Correa lo iban a tumbar los militares, los EE.UU. también tenían cierta confianza -y algunos de sus colaboradores ecuatorianos- de que a Correa se podía manejar, que lo podían manejar, y ellos usan la palabra “educar”. O sea, que a este gobierno nuevo de Correa hay que darle chance, hay que educarlos para que entiendan que no pueden hacer nada para cambiar el neoliberalismo y el modelo impuesto por las instancias financieras de Washington.

Vold asegura que su libro arrojará luz para analizar qué pasó el 30-S de 2010 en Ecuador. Foto: Micaela Ayala/Andes

Quizás en Ecuador no hay la percepción del riesgo de ese acecho de EE.UU. sobre el país. ¿Por qué Ecuador debería estar alerta en la relación con EE.UU?

“Yo también percibí que no existía una conciencia sobre el asunto, y yo comparaba lo que yo leía en los documentos de WikiLeaks y lo que yo veía en los discursos oficiales, lo que yo escuchaba cuando hablaba con la gente, y veía que no había un conocimiento sobre el rol de EE.UU. en Ecuador y en América Latina. O sea, algunos sí, pero muchos no, y obviamente porque no se han sacado a la luz pública todos estos documentos anteriormente. Por qué hay que estar alertas, bueno, obviamente hay casos por ejemplo cuando se dice que hay intentos por parte de EE.UU. de influenciar directamente a los militares y ponerlos en contra del gobierno. Hay documentos que revelan eso, donde se iba a utilizar privilegios, armamentos nuevos de alta tecnología de parte de EE.UU. para enviarlo a algunos militarles para crear presión para que otros militares también quisieran tener esos privilegios y que chantajearan al gobierno a tomar decisiones favorables (…) De eso hay muchos ejemplos y hay una cosa particularmente interesante y es que hay documentos que arrojan luz nueva sobre lo que pasó el 30 de septiembre en el 2010. Hay un documento aquí en este libro que no ha sido sacado a la luz pública aquí en Ecuador ni en el mundo y que nos da nuevos conocimientos y va a abrir un debate, y que abre el campo para que hayan más investigaciones para llegar a fondo de lo que pasó en ese día tan terrible en la historia democrática del país.

Otra cosa interesante, por ejemplo, se revela que hay mucho del sector financiero, de la élite financiera de este país, pidieron a EE.UU. mayor intervención para derrotar a Correa y es una cosa que tampoco se conoce y es admitida por la misma embajadora (…)Aunque ella dice y ese capítulo lo llamé “Ayúdate que yo te ayudaré” y es una cita de la Biblia, ella dice que aquí la oposición ecuatoriana tiene que concebir un plan integral de cómo derrotar a Correa, un plan creíble, y unirse para que EE.UU. haga el esfuerzo. Ellos dijeron no es que nosotros vamos a hacer el trabajo y ustedes nada, ustedes tienen que unirse porque aquí hay una oposición muy dividida, sectores financieros también muy divididos, y cuando tengan un plan creíble, nosotros aportamos, pero no antes, ese fue el mensaje de la embajada. También hay conversaciones muy importantes entre las cúpulas de organizaciones indígenas y la embajada que también arroja luz nueva sobre ese viraje tan extraño de esas cúpulas indigenistas en contra del gobierno y a favor de unas fuerzas políticas que antes los despreciaban y que tiene las posturas exactamente contrarias de lo que han sido las demandas populares de los sectores de base de los indígenas, que sus banderas principales han sido por ejemplo no al TLC (Tratados de Libre Comercio), no a la base de Manta y una serie de reclamos por los cuales lucharon las bases indígenas, incluso hubo muertos por esas causas en los años anteriores a Correa y extrañamente después de llegar Correa, él cumple con la gran mayoría, con muchas de esas demandas de las bases indígenas, pero extrañamente las cúpulas, solamente algunas figuras de las cúpulas de esas organizaciones, se voltean y se unen a precisamente las fuerzas políticas que estaban en contra de todas sus demandas sociales y las demandas sociales que todavía tienen las bases, una de las cosas más extrañas de la política contemporánea de Ecuador. Hay también información super interesante de esos cables y también sobre los intentos de dividir, manipular y desacreditar a la Unasur, que es quizás la manifestación más importante de los logros en cuanto a integración regional en América del Sur en toda su historia. En toda la historia de América del Sur no ha existido un organismo como Unasur que tiene su sede hoy día en Quito y que fue concebida en gran parte por el esfuerzo de los ecuatorianos, pero se revela en estos documentos que EE.UU. ha hecho un gran esfuerzo para tratar de dividir, debilitar y manipular a Unasur para que no funcionara debidamente y para eso han contado con colaboración, como dicen los documentos, de algunos políticos de Ecuador y sobre todo de medios de comunicación y factores de derecha en el continente”.

¿Por qué cree que pese a estos intentos y estrategias no han podido derrocar a Correa ni acabar con la integración ni con Unasur?

“En cuanto a Correa la embajadora en algún momento también dice que la firmeza de Correa ha sido buena para Ecuador, que él ha gobernado con firmeza y eso ha sido bueno para el país, pero eso lo admite en secreto, en público jamás diría esto. En público el discurso es alrevés, que esto es una cosa autoritaria, antidemocrática, pero en secreto lo reconocen y puede ser que la firmeza y la popularidad que ha tenido…O sea, mi idea no es opinar ni a favor ni en contra de Correa, pero lo que se puede desprender de los documentos, de la apreciación de los EEUU es que sí se ha hecho un gran esfuerzo por parte del gobierno de implementar lo que fueron las promesas electorales y sí se ha tenido firmeza y se supone que por eso es que ha sobrevivido, por la combinación de la popularidad política que ha tenido la firmeza”.

¿Considera que la CIA y los órganos de inteligencia de EE.UU. están presente en América Latina y mantienen sus intereses sobre este continente?

“Por supuesto no existe ninguna razón para pensar que la CIA ya no esté en América Latina, no existe ahora los documentos de WikiLeaks incluyen la diplomacia, no incluyen los documentos que hayan salido propiamente de la mano de la CIA. Sin embargo, demuestra hay una relación estrecha entre las embajadas y la CIA, pero obviamente las operaciones de mayor peligro y riesgo e ilegalidad y de mayor de nivel de violencia no las comete la diplomacia, sino la CIA, entonces no es de asumir que hay cosas que hace la CIA que no lo sabemos, pero sí de que están, están. De eso no cabe ninguna duda y tiene una relación muy estrecha con la diplomacia, de la que reciben información. O sea, la diplomacia colabora, y si la diplomacia aquí manda tantos documentos directo a la CIA -como los que se revelan en estos casos- obviamente es porque la CIA hace su trabajo basado en esa información. Si a la CIA no estuviera interesado en lo que pasa en Ecuador, si no actuara en Ecuador, no le haría falta esa información”.

¿Qué deberían hace los ecuatorianos con la información que aparece contenida en su libro?

“Leerlo y debatirlo y tomar decisiones basadas en los hechos que están revelados ahí y su propia conciencia política, eso es lo que tiene que hacer Ecuador: enterarse de los hechos, que la veracidad de los documentos de WikiLeaks es incuestionable, entonces tomar su propia decisión basada en su propia conciencia, en su propia preferencia en su propia opinión, pero también en la verdad, cosa que cada quien saque sus propias conclusiones, la idea de esto no es favorecer una parcialidad política u otra, sino difundir esta verdad y que en base a esta verdad la gente tome sus propias decisiones y que haya un gran debate nacional donde tanto los que son del gobierno como los que son de la oposición, puedan debatir con fundamento cuál es en realidad la relación entre la política ecuatoriana y algunos líderes políticos ecuatorianos, particularmente de la derecha, y los EE.UU. y que debatan si esas relaciones son o no son compatibles con la democracia y la posibilidad de representar el interés nacional”.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente. http://www.andes.info.ec/es/noticias/eeuu-confiaba-educar-correa-entienda-no-podria-cambiar-modelo-neoliberal-periodista-noruego?platform=hootsuite

 

Anuncios

Acerca de Dialogar, dialogar

Historiador, investigador, papá de María Fernanda y Alejandra
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s