El exilio de las humanidades

Mucho tiempo ha transcurrido desde que comenzara la discusión en torno al hombre, las relaciones que establecía con el mundo y las maneras singulares en que se posicionaba ante su realidad.

Los primeros dialectos, las más primitivas manifestaciones mítico-religiosas, curiosas expresiones del arte, el surgimiento de la filosofía y las primeras obras literarias, florecieron como parte de un modo de existencia mucho más simple y menos sofisticado que el del presente.


Ilustramos este número con varias portadas de la revista cubana Pensamiento crítico (1967-1971).
Fotos: Internet

 

Siempre vinculados a sucesivos modos de producción; eventuales procesos de estancamientos o retrocesos parecieron interrumpir, mas a la larga contribuyeron en sí mismos al desarrollo general de la humanidad. En el curso de esta evolución la ciencia se trasformó en un factor clave para alcanzar el progreso. Esta actividad se dirigió desde entonces a la adquisición de nuevos conocimientos sobre la naturaleza, el pensamiento y la sociedad.

El desarrollo de las ciencias sociales se correspondió con la interpretación múltiple del individuo, con el progreso de su intelecto, de sus capacidades creadoras y de su espiritualidad.

La demolición del edifico de nociones sociales de la modernidad, marcó con intensidad la reconsideración de las nociones sobre el lugar de estas ramas del saber frente a la expresión del neoliberalismo y el globocentrismo arraigado en el debate académico e intelectual.

La peyorativa clasificación de ciencias “blandas” condujo a posturas aparentemente irreconciliables con respecto a las ciencias naturales y exactas denominadas “duras”, encerrando el peligro de incomunicar teorías y científicos. Con su apuesta a la fragmentación del razonamiento y su efecto desintegrador, el capitalismo intenta aplastar las armas que han conquistado las fuerzas alternativas para la defensa de su ideología y sus valores. Una vez más la división es la herramienta.

La ceguera de saberes compartimentados impide distinguir los problemas globales fundamentales; favorece un estancamiento de las doctrinas que mueven a la sociedad y abonan el empobrecimiento humano.

La enajenación, la asimilación acrítica y el triunfo del pragmatismo, junto a las posiciones reaccionarias de los círculos económicos más exclusivos del orbe, sitúan barreras trascendentes. Los rezagos del lenguaje y las lógicas positivistas, cientificismos de poca utilidad y validaciones de seriedad cuestionable, deben  igualmente ser superados.

Paradigmas integradores, enfoques profundamente cualitativos, centrados en las relaciones que se establecen en la sociedad, deben ser una meta a consolidar. Colocar en un primer plano concepciones éticas, responsabilidades sociales, partidismo ideológico y pertinencia, debe ser prioridad para los estudios del área de las humanidades; situando posiciones transformadoras y no meramente contemplativas.

Ante esta atmósfera, los modelos educativos contemporáneos continúan cediendo espacio a la contraofensiva pragmática del imperialismo. Desplazando intencionalmente disciplinas y asignaturas que favorecen la formación humanística, contribuyen a la finalidad del capital.

Flexibilidad y apertura son falacias que sirven de pretextos para  condicionar desequilibrios y condenar a un subdesarrollo ideológico permanente. Por confusión o intencionalidad otorgamos posiciones valiosas para la lucha cultural a los enemigos de los sectores populares en diversas latitudes del planeta.

Una vez más la escuela reproduce simbólicamente el sojuzgamiento y la alienación. Se deja poco espacio para pensar, reflexionar y construir sentidos críticos. Se estanca la cultura política y se demuestra cómo el entretenimiento, la idiotez, la banalidad y el razonamiento lineal son los mejores aliados para las falsas democracias. Luego, ante la opresión mundial, se mostrará también un simulado consenso, que nos mantendrá inamovibles y sin autoestima para defendernos.

La consolidación de posiciones tecnocráticas y practicistas vinculadas a las emergencias del mercado, arrastra consigo el abandono hacia la formación ciudadana; soslaya valores, sentimientos y configuraciones éticas. Se produce entonces una contrarrevolución pasiva en las reflexiones, un estado de suspensión en las ideas del individuo, que se expresa en su imposibilidad de relacionarse con el mundo y entender los problemas a los que debe hacer frente.

Es en las universidades donde se aseguran los mayores niveles de esterilidad en los juicios y se condiciona la renuncia a filosofar. Juventudes descomprometidas, corazones entregados en pacto hacia el consumo, generaciones apolíticas y un enajenante asesinato del entusiasmo, son resultados de estas circunstancias.

Modelos educativos como el controversial “Plan Bolonia” ejemplifican lo expuesto. En todo el mundo, teóricos de la educación e intelectuales progresistas han alertado sobre sus señales negativas. Escudado en la atención a demandas sociales, vuelve a ser el mercado el pretexto para la discutible “restructuración” del sistema universitario.

Intentos sistemáticos de recortar tiempo y recursos para carreras de Letras, la tentativa de eliminación del perfil en Historia del Arte y la unificación de varias filologías, hablan del “noble” empeño. Otras como la Filosofía, la Sociología o la Antropología se han visto sometidas a drásticas disminuciones de horas y simplificaciones de sus programas de estudio.


Para alarma colectiva, no han sido pocos los multiplicadores de estos conceptos, incluso en el debate académico cubano. Ante ello es preciso recordar que poco tiene de virtuoso un modelo que aminora los principios humanos, el espíritu y los valores que deben garantizar la vida en sociedad de sus egresados.

Es urgente recuperar el pensamiento y la enseñanza con fines intelectuales. Alcanzar en los individuos las destrezas y los niveles motivacionales que garanticen la identificación de argumentos, el reconocimiento de relaciones importantes, la realización de inferencias correctas, la deducción de conclusiones en la búsqueda de la verdad, la defensa del criterio propio y su participación activa en la trasformación de las realidades que les apremian por ininteligibles que estas sean.

Cooperación, resultados serios, jerarquización, coordinación en la toma de decisiones, proyectos integradores en diversos sectores, logística, divulgación y transformación educativa, establecen puentes para abordar estos complejos asuntos.

De manera particular en Cuba, a los elementos apuntados se suman otros de notable importancia. Razones económico-sociales y tecnológicas han incidido en la disminución considerable de los profesionales de las ramas de ciencias sociales y humanísticas. En el año 2015 la matrícula de estos perfiles constituía solo el 10.7% del total de la Educación Superior en el país.

Unido a ello, el entorno migratorio, el envejecimiento poblacional y la movilidad hacia sectores económicos de mayor atracción, pueden caracterizar un panorama de resquebrajamiento del paradigma cubano de las humanidades y condicionar efectos notablemente negativos en el decursar de la Nación.

Formar ciudadanos con una visión acrítica de la contemporaneidad tendría un inestimable efecto sobre nuestra realidad ideológica y cultural. La meditación, el análisis, la vinculación de elementos aparentemente desarticulados, pero intrínsecamente concernidos entre sí, deben caracterizar el pensamiento social de los cubanos.

Para ello métodos, técnicas y enfoques provenientes de las ciencias sociales deben crecer y perfeccionarse. La publicación intencionada de obras con nuevos apuntes y de clásicos extintos de nuestras bibliotecas debe ser favorecida.

El efecto restringido de los debates, la forma en que se desvirtúan términos, corrientes y mensajes, la escasa utilización de los resultados de estos campos del saber en la vida cotidiana y en la toma de decisiones, deben revertirse para alcanzar en estas ciencias un desarrollo orgánico, estructurado y con posibilidades de diálogo frente a los escenarios actuales del país.

No será solo con enunciados que resolvamos el problema; se necesita pericia, seriedad e inmediatez en estos medulares propósitos. El pensamiento social debe reabsorber las esencias de los procesos espirituales, multiplicar creativamente la cotidianidad e introducir variados modelos de vida conectados con la esencia misma del modelo de hombre y sociedad nueva que aspiramos a construir.

Ensimismados por la virtualidad, relegados ante pantallas de equipos “inteligentes”; la mayor parte de los cavernícolas del siglo XXI no se apresta a decodificar el complejo mundo de las nano-cosas y de los sistemas de inteligencia artificial que reproducen la colonialidad en el saber y aumentan las distancias entre el centro y las periferias explotadas mediante el neocolonialismo cognitivo y mercantil.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Fidel, el poder político y la nueva cultura comunicacional*.

 Por Arnold August

Entre los muchos logros de Fidel como constructor de la nueva sociedad cubana se destacan el derrocamiento del capitalismo a favor del socialismo y sus principios inherentes de igualdad y solidaridad; la derrota de la dominación neocolonialista de Estados Unidos, logrando así la soberanía, la independencia y la dignidad; la defensa de los derechos humanos en la salud, la educación, la cultura y el deporte; el respeto de la igualdad racial, la igualdad de género, la alimentación y la vivienda para todos; la defensa de la libertad de expresión, y de la prensa que es uno de los frentes en que el ejemplo de Fidel tiene mucho que seguir enseñándonos; y la creación de una atmósfera social y política civilizada y sin violencia. La base de estas proezas, inexistentes antes de 1959, es el poder político popular, resultante de la Revolución que suprimió el Estado respaldado por Estados Unidos.

Ya en 1953, la conquista de un nuevo poder revolucionario del pueblo pasaba por el primer plano en la mente de Fidel. Su inquebrantable objetivo se mezclaba con el espíritu de autosacrificio que caracterizó toda su vida política. Entre reveses y victorias, de 1953 a 1956 y hasta 1959, su pensamiento y su acción se inspiraron en este objetivo inquebrantable, asociado indeleblemente a tácticas creativas diseñadas para pasar de la aspiración a la conquista del poder popular, por medio de la revolución armada para hacerla realidad. Este fue el centro de la pasión de Fidel.

La sociedad actual, legada al pueblo cubano, encuentra sus orígenes en los territorios liberados durante las guerras de 1868 y 1895, la última de las cuales alcanzó nuevos niveles de organización bajo el liderazgo de José Martí y el Partido Revolucionario Cubano. Así, durante la segunda mitad del siglo XIX se sembraron las semillas de un nuevo poder que serían resucitadas y actualizadas por Fidel, según las nuevas circunstancias. El poder político local forjado en las áreas liberadas de la Sierra Maestra en el periodo 1957-1958, estaba virtualmente concebido como un Estado revolucionario dentro del Estado dominado por el poder neocolonial. El Movimiento 26 de Julio y el Ejército Rebelde fueron fundados y desarrollados por Fidel y sus camaradas, y crecieron como semillas del Partido Comunista de Cuba y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, respectivamente. Estas instituciones constituyen dos pilares para mantener y desarrollar el poder del pueblo, junto a la cultura socialista de Cuba, como su armadura.

En el transcurso de esta épica marcha victoriosa y en las siguientes décadas, Fidel contribuyó a la construcción de una nueva forma de hacer política dentro de la Revolución Cubana. Él fue un comunicador por excelencia, componente clave de la conquista y el mejoramiento del poder político. Entre otras dimensiones de su legado, su pensamiento y su acción constituyen una nueva cultura de la comunicación entre el líder y su pueblo. Veamos cinco ejemplos acerca de cómo la cultura política de Fidel y la nueva cultura comunicacional se impulsaron mutuamente.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

EE.UU. confiaba en “educar” a Correa para que entienda que no podría cambiar modelo neoliberal: periodista noruego

 

Por Yurien Portelles

Quito, 1 feb (Andes).- El escritor y periodista Eirik Vold (Noruega, 1978) presentará este 2 de febrero en Quito su libro ‘Ecuador en la mira’, donde hace una revisión de los cables de WikiLeaks y aporta nuevos elementos que arrojan luz sobre la intentona golpista contra Rafael Correa, el 30 de septiembre (30-S) de 2010, y revela evidencias de las relaciones de políticos del país con Estados Unidos para derrocar al gobierno de la Revolución Ciudadana.

En entrevista con la agencia Andes, Vold, que acaba de recibir en sus manos un ejemplar de su texto “con olor a imprenta”, asegura en un perfecto español que Ecuador está bajo la mira…”del tío Sam” y a juzgar por las revelaciones del portal digital de Julian Assange, no existe ninguna razón para pensar que la CIA no tenga el mismo interés de siempre en la región y en este país, en particular.

Andes: ¿Qué de nuevo aporta este libro siete años después de las revelaciones de WikiLeaks?

“Son miles de documentos secretos o confidenciales enviados desde la embajada (de EE.UU), aquí en Quito, y del Consulado en Guayaquil a diferentes instancias de Estados Unidos. El Departamento de Estado, que vendría siendo lo que aquí llamamos el Ministerio de Relaciones Exteriores o Cancillería, a la CIA, a la inteligencia militar, al Comando Sur que es otra instancia militar encargada de lo que es América del Sur, en Florida, y a otras embajadas de EEUU en otros países. En esos cables se detalla todo lo que es la actividad cotidiana de la diplomacia estadounidense en cualquier país del mundo, menos en Cuba porque allá no tenían embajada. Sin embargo, hay unos cuantos documentos casos de intromisión ilegal de EEUU aquí en el país (Ecuador), que revelan conversaciones entre la embajada de EEUU y algunos colaboradores o aliados en sectores políticos, sociales o empresariales del país y de eso solamente una pequeñísima fracción han sido sacadas a la luz pública. O sea WikiLeaks es el mejor recurso que ha tenido jamás la humanidad de cómo analizar las actividades globales de un imperio o de una potencia mundial. Jamás hemos tenido un recurso tan generoso para comprender el funcionamiento de una potencia mundial como Estados Unidos como lo proporciona WikiLeaks.

De hecho, cuando entrevisté a Julian Assange él me dijo que le gusta llamar a la colección de esos cables “unas enciclopedia geopolítica”. Yo creo que es un concepto que bastante bien describe lo que son la colección de documentos de Wikileaks, y bueno, solamente se ha visto una pequeña fracción, incluso mi libro que es de 190 y pico de páginas contiene solamente una fracción, pero una fracción que es lo más interesante, digamos lo más revelador sobre Ecuador y sobre el entorno geopolítico latinoamericano que también influye mucho a Ecuador. Estamos hablando de la región del mundo de mayor concentración de recursos naturales del planeta y obviamente una región que ha sido conocida como el patio trasero de Estados Unidos durante más de una década y, por lo tanto, las actividades de Estados Unidos son muy intensas en esta región, pero se han mantenido, sobre todo en la última década, con una estrategia de influencia un poco más discreta, más oculta. Antes eran invasiones, asesinatos de Presidentes y de ese tipo de cosas. Hoy día se lleva a cabo la intromisión de forma más discreta y por lo tanto la importancia de los documentos de WikiLeaks que lo revelan ante el público y esa es precisamente la meta de este libro: aportar humildemente desde mis capacidades y mis limitaciones a un debate de altura aquí en el Ecuador sobre el significado del rol político de EEUU y el rol que juegan los informantes y colaboradores de EEUU ecuatorianos aquí en el país.

¿Cuáles son esas revelaciones más importantes con respecto a Ecuador, además del cable que llevó a la expulsión de la entonces embajadora estadounidense, Heather Hodges?

“Por ejemplo hay nuevos detalles sobre cómo EEUU intentó impedir la elección de Rafael Correa en primer lugar, incluso antes de su primera elección. También en los documentos se revelan las razones por las cuales se quiso impedir que Correa llegara a la Presidencia, lo que tiene que ver con los recursos naturales del país: el petróleo, la relación entre el Estado ecuatoriano y algunas empresas petroleras, sobre todo Oxy que es una empresa estadounidense y sobre la base de Manta, o sea, el deseo de EEUU de mantener su presencia militar en un continente donde EE.UU. perdía -si nos trasladamos al 2005 y al 2006- cada vez más aliados y perdía cada vez más influencia política, una meta importante era mantener su presencia militar, se supone que como medida de presión. O sea, lo que ya no se lograba ya mediante la influencia política, que por lo menos se mantuviera la influencia militar. Eso se revela en estos cables en mucho más detalles de lo que sabíamos de antemano.

También más allá de las intervenciones directas de EE.UU., hay también, digamos, conversaciones que revelan una diferencia abismal entre lo que es el discurso  oficial de los EE.UU. y lo que ellos reportan en sus documentos secretos. Por ejemplo unas conversaciones entre la Embajada de EE.UU. y algunos contactos e informantes aquí en Ecuador donde dicen que, y cito textualmente, “En Ecuador manda la oligarquía, en Ecuador Correa no tiene chance de durar”, o sea, los contactos de EE.UU decían que si Correa fuera electo y decidiera implementar las reformas de redistribución de riqueza, de mayor control estatal sobre los recursos naturales y de mayor independencia nacional ante potencias externas, lo iban a derrotar. Hay cuatro o cinco fuentes de EE.UU. que dicen abiertamente que a Correa lo van a derrocar, o sea que eso tampoco se conocía.

¿Hacia qué año fue eso?

“Eso fue en el 2005-2006. Estaban segurísimos de que Correa iba a ser derrotado por las élites financieras y los militares de derecha. También hay revelaciones importantes de conversaciones ya una vez Correa electo entre la embajada y sobre todo entre instituciones, tanto de algunos políticos de oposición, como líderes empresariales y financieros que discutían las estrategias de debilitar o hasta derrocar al presidente Correa. Esos documentos son super interesantes y revelan cosas que no se sabían. Por ejemplo, una lideresa de una organización empresarial de Guayaquil que en las conversaciones con la embajada admitió que la idea de pautar anuncios en televisión era provocar una reacción desmedida o apresurada por parte de Correa para restarle popularidad ante la opinión pública.

También hablando de diferencias entre retórica oficial y lo que se dice en secreto en los documentos donde la embajadora de EE.UU. dice que la meta de los políticos de oposición de aquí era -y cito- “mantener la política de siempre, un sistema corrupto que los enriquece”, y describen a Ecuador como uno de los países más corruptos de América Latina y más inestables.

Esa era la realidad antes de Correa. Eso dista bastante del discurso oficial de EE.UU. y de los medios de comunicación, u ONGs  afines a Washington, que siempre plantean al gobierno de Correa como el malo y a los políticos de oposición como los buenos, las víctimas. La realidad es que la concepción de las mismas embajadas era totalmente distinta”.

¿Por qué Ecuador se tornaba en un punto que debía estar en la mira en el concierto de países de la región?

“Principalmente asuntos de petróleo, la presencia militar en Manta, o sea, el acceso de las transnacionales extranjeras al petróleo y de extraer los valores del petróleo, que no se quedaran esos valores en el país entre los ecuatorianos, sino que se sacaran mediante empresas extranjeras, sobre todo empresas estadounidenses. El control militar de Manta y lo otro muy importante la parte regional, mantener la región dividida, y también se revela que expresamente se dice que la meta es impedir que Ecuador se uniera a otros países de izquierda que estaban gobernados por la izquierda en ese momento, y que no se uniera a ese esfuerzo de integración regional en la década pasada que tuvo resultados realmente históricos.

¿Correa se les presentaba como una piedra en el zapato?

“Exactamente, esa era la meta, y también porque Correa no estaba presto a dejar que se mantuviera el dominio de las instituciones financieras de Washington, como el Banco Mundial, como el Fondo Monetario Internacional. Entonces, es muy interesante porque en los documentos ellos hablan de que mientras algunos decían que a Correa lo iban a tumbar los militares, los EE.UU. también tenían cierta confianza -y algunos de sus colaboradores ecuatorianos- de que a Correa se podía manejar, que lo podían manejar, y ellos usan la palabra “educar”. O sea, que a este gobierno nuevo de Correa hay que darle chance, hay que educarlos para que entiendan que no pueden hacer nada para cambiar el neoliberalismo y el modelo impuesto por las instancias financieras de Washington.

Vold asegura que su libro arrojará luz para analizar qué pasó el 30-S de 2010 en Ecuador. Foto: Micaela Ayala/Andes

Quizás en Ecuador no hay la percepción del riesgo de ese acecho de EE.UU. sobre el país. ¿Por qué Ecuador debería estar alerta en la relación con EE.UU?

“Yo también percibí que no existía una conciencia sobre el asunto, y yo comparaba lo que yo leía en los documentos de WikiLeaks y lo que yo veía en los discursos oficiales, lo que yo escuchaba cuando hablaba con la gente, y veía que no había un conocimiento sobre el rol de EE.UU. en Ecuador y en América Latina. O sea, algunos sí, pero muchos no, y obviamente porque no se han sacado a la luz pública todos estos documentos anteriormente. Por qué hay que estar alertas, bueno, obviamente hay casos por ejemplo cuando se dice que hay intentos por parte de EE.UU. de influenciar directamente a los militares y ponerlos en contra del gobierno. Hay documentos que revelan eso, donde se iba a utilizar privilegios, armamentos nuevos de alta tecnología de parte de EE.UU. para enviarlo a algunos militarles para crear presión para que otros militares también quisieran tener esos privilegios y que chantajearan al gobierno a tomar decisiones favorables (…) De eso hay muchos ejemplos y hay una cosa particularmente interesante y es que hay documentos que arrojan luz nueva sobre lo que pasó el 30 de septiembre en el 2010. Hay un documento aquí en este libro que no ha sido sacado a la luz pública aquí en Ecuador ni en el mundo y que nos da nuevos conocimientos y va a abrir un debate, y que abre el campo para que hayan más investigaciones para llegar a fondo de lo que pasó en ese día tan terrible en la historia democrática del país.

Otra cosa interesante, por ejemplo, se revela que hay mucho del sector financiero, de la élite financiera de este país, pidieron a EE.UU. mayor intervención para derrotar a Correa y es una cosa que tampoco se conoce y es admitida por la misma embajadora (…)Aunque ella dice y ese capítulo lo llamé “Ayúdate que yo te ayudaré” y es una cita de la Biblia, ella dice que aquí la oposición ecuatoriana tiene que concebir un plan integral de cómo derrotar a Correa, un plan creíble, y unirse para que EE.UU. haga el esfuerzo. Ellos dijeron no es que nosotros vamos a hacer el trabajo y ustedes nada, ustedes tienen que unirse porque aquí hay una oposición muy dividida, sectores financieros también muy divididos, y cuando tengan un plan creíble, nosotros aportamos, pero no antes, ese fue el mensaje de la embajada. También hay conversaciones muy importantes entre las cúpulas de organizaciones indígenas y la embajada que también arroja luz nueva sobre ese viraje tan extraño de esas cúpulas indigenistas en contra del gobierno y a favor de unas fuerzas políticas que antes los despreciaban y que tiene las posturas exactamente contrarias de lo que han sido las demandas populares de los sectores de base de los indígenas, que sus banderas principales han sido por ejemplo no al TLC (Tratados de Libre Comercio), no a la base de Manta y una serie de reclamos por los cuales lucharon las bases indígenas, incluso hubo muertos por esas causas en los años anteriores a Correa y extrañamente después de llegar Correa, él cumple con la gran mayoría, con muchas de esas demandas de las bases indígenas, pero extrañamente las cúpulas, solamente algunas figuras de las cúpulas de esas organizaciones, se voltean y se unen a precisamente las fuerzas políticas que estaban en contra de todas sus demandas sociales y las demandas sociales que todavía tienen las bases, una de las cosas más extrañas de la política contemporánea de Ecuador. Hay también información super interesante de esos cables y también sobre los intentos de dividir, manipular y desacreditar a la Unasur, que es quizás la manifestación más importante de los logros en cuanto a integración regional en América del Sur en toda su historia. En toda la historia de América del Sur no ha existido un organismo como Unasur que tiene su sede hoy día en Quito y que fue concebida en gran parte por el esfuerzo de los ecuatorianos, pero se revela en estos documentos que EE.UU. ha hecho un gran esfuerzo para tratar de dividir, debilitar y manipular a Unasur para que no funcionara debidamente y para eso han contado con colaboración, como dicen los documentos, de algunos políticos de Ecuador y sobre todo de medios de comunicación y factores de derecha en el continente”.

¿Por qué cree que pese a estos intentos y estrategias no han podido derrocar a Correa ni acabar con la integración ni con Unasur?

“En cuanto a Correa la embajadora en algún momento también dice que la firmeza de Correa ha sido buena para Ecuador, que él ha gobernado con firmeza y eso ha sido bueno para el país, pero eso lo admite en secreto, en público jamás diría esto. En público el discurso es alrevés, que esto es una cosa autoritaria, antidemocrática, pero en secreto lo reconocen y puede ser que la firmeza y la popularidad que ha tenido…O sea, mi idea no es opinar ni a favor ni en contra de Correa, pero lo que se puede desprender de los documentos, de la apreciación de los EEUU es que sí se ha hecho un gran esfuerzo por parte del gobierno de implementar lo que fueron las promesas electorales y sí se ha tenido firmeza y se supone que por eso es que ha sobrevivido, por la combinación de la popularidad política que ha tenido la firmeza”.

¿Considera que la CIA y los órganos de inteligencia de EE.UU. están presente en América Latina y mantienen sus intereses sobre este continente?

“Por supuesto no existe ninguna razón para pensar que la CIA ya no esté en América Latina, no existe ahora los documentos de WikiLeaks incluyen la diplomacia, no incluyen los documentos que hayan salido propiamente de la mano de la CIA. Sin embargo, demuestra hay una relación estrecha entre las embajadas y la CIA, pero obviamente las operaciones de mayor peligro y riesgo e ilegalidad y de mayor de nivel de violencia no las comete la diplomacia, sino la CIA, entonces no es de asumir que hay cosas que hace la CIA que no lo sabemos, pero sí de que están, están. De eso no cabe ninguna duda y tiene una relación muy estrecha con la diplomacia, de la que reciben información. O sea, la diplomacia colabora, y si la diplomacia aquí manda tantos documentos directo a la CIA -como los que se revelan en estos casos- obviamente es porque la CIA hace su trabajo basado en esa información. Si a la CIA no estuviera interesado en lo que pasa en Ecuador, si no actuara en Ecuador, no le haría falta esa información”.

¿Qué deberían hace los ecuatorianos con la información que aparece contenida en su libro?

“Leerlo y debatirlo y tomar decisiones basadas en los hechos que están revelados ahí y su propia conciencia política, eso es lo que tiene que hacer Ecuador: enterarse de los hechos, que la veracidad de los documentos de WikiLeaks es incuestionable, entonces tomar su propia decisión basada en su propia conciencia, en su propia preferencia en su propia opinión, pero también en la verdad, cosa que cada quien saque sus propias conclusiones, la idea de esto no es favorecer una parcialidad política u otra, sino difundir esta verdad y que en base a esta verdad la gente tome sus propias decisiones y que haya un gran debate nacional donde tanto los que son del gobierno como los que son de la oposición, puedan debatir con fundamento cuál es en realidad la relación entre la política ecuatoriana y algunos líderes políticos ecuatorianos, particularmente de la derecha, y los EE.UU. y que debatan si esas relaciones son o no son compatibles con la democracia y la posibilidad de representar el interés nacional”.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente. http://www.andes.info.ec/es/noticias/eeuu-confiaba-educar-correa-entienda-no-podria-cambiar-modelo-neoliberal-periodista-noruego?platform=hootsuite

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Una respuesta para La Joven Cuba

 Por Javier Gómez Sánchez

A partir de la insistencia mostrada por los miembros de La Joven Cuba a través de mensajes de FB y SMS primero, y luego con el post El pretexto de la censura, no queda más remedio que emitir algunos esclarecimientos tanto al texto Las Páginas de la Revolución, como a la evolución del carácter de LJC que lo ocasionó.

Para ello es necesario explicar las situaciones que fueron llevándome cada vez más a un distanciamiento político, ideológico, ético y por lo tanto revolucionario respecto a La Joven Cuba.

Cada lunes he escrito en su página, cada inicio de semana miles de lectores han leído ahí mis textos.

Todas las veces que he sido censurado en La Joven Cuba, su editor Harold Cárdenas me ha llamado para comunicármelo, todas las veces que ha deseado eliminar un párrafo completo o una línea, incluso una palabra, he recibido antes una llamada suya que se inicia invariablemente con una frase: ¨El texto está muy fuerte¨.

Igualmente todas las veces que uno de mis textos ha sufrido algún tipo de modificación con la intención de ¨suavizarlo¨ o llevarlo a lo que eufemísticamente se llama ¨la posición de La Joven Cuba¨, este igualmente ha tenido el delicado gesto de comunicármelo.

He tenido incontables discusiones por esta situación. Según Harold Cárdenas, ¨los miembros de este proyecto colectivo se han editado unos a otros los textos buscando segundas opiniones y que estos sean lo más completos (sic) posible. Hasta hoy nunca había sido un problema.¨

Llega el momento de aclarar algo fundamental: No existe colectivamente una ¨línea de La Joven Cuba¨. Solo la mentalidad y los intereses personales de Harold Cárdenas.

Actualmente el único que puede escribir libre de tener que lidiar con eso es Osmany Sánchez Roque (ya que Roberto Peralo no publica hace mucho), quién es una persona que siempre se me ha manifestado como íntegra en su ética personal y revolucionaria. Al ser fundador de La Joven Cuba, publica sus textos directamente sin tener que pasarlos por Harold.

Ante la publicación de Los periodistas imprescindibles de Harold Cárdenas, un texto que se limitaba a continuar con la letanía de ¨periodistas independientes vs periodistas estatales-oficialistas¨, consideré que debía plantearse el verdadero dilema que considero que es: ¨periodismo revolucionario cual sea vs periodismo contrarrevolucionario ídem¨ Para eso escribí Las Páginas de la Revolución y lo envié a Harold.

Las Paginas de la Revolución resultó ser la gota que desbordó la copa dentro de una larga historia.

A las 9:54 am del jueves 2 de febrero, día que me encontraba de descanso, sonó mi celular. Más o menos ocurrió el siguiente diálogo:

Harold (a quemarropa): El texto esta duro como quiera que se ponga

Parece que le había dado más vueltas que a un cubo de Rubik, pero no había podido llevarlo hasta ¨la línea de la Joven Cuba¨

Yo (algo soñoliento): ¿Por qué, que pasa?

Harold: Le hice una versión y te la mande a tu correo, revísala para ver si estás de acuerdo.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

“Trump es un lobo con piel de lobo”

Entrevista a Julian Assange, fundador y director de WikiLeaks

 

Santiago O’Donnell

Página 12

 

“WikiLeaks siempre va a ser el chico malo. El día que dejemos de ser los chicos malos será porque no estamos haciendo nuestro trabajo.”

 

Después de publicar los documentos que terminaron de hundir la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos, después del indulto de Obama a su fuente Chelsea Manning, después de más de cuatro años de encierro en la embajada de Ecuador en Londres y de que Gran Bretaña fuera acusada de detención ilegal por retenerlo ahí, a un mes de las elecciones en Ecuador que serán clave para su futuro, Julian Assange, director de WikiLeaks, accede a hablar de todos estos temas.

Sweater azul y pantalón verde arrugados, zapatillas rojas y barba blanca como su piel, da vueltas alrededor de una larga mesa en la sale de conferencias de la embajada de Ecuador en Londres. Mientras circula contesta preguntas durante más de dos horas. Habla con voz grave en forma pausada y deliberada, entre largos silencios, como una llama que de a ratos parece apagarse a la espera de una idea y cuando ésta llega, se vuelve encender.

Suena confiado y seguro cuando habla de WikiLeaks y el lugar que ocupa su sitio de filtraciones en el mundo de los medios pero duda de su propio futuro, jaqueado por sus problemas legales con Suecia, Gran Bretaña y Estados Unidos, más el inminente cambio de gobierno en el país que le ha dado refugio. No esquiva ninguna, pero vuelve una y otra vez a quien a esta altura parece haberse convertido en su enemiga íntima, Hillary Clinton, como si ya extrañara su ausencia del escenario político.  

–¿Qué piensa de Trump?

–Es un populista de derecha, una clase de político con amplios antecedentes en la historia de América latina. Lo inusual es que la red de influencia de Clinton creció y se expandió tanto durante la presidencia de Barack Obama, que los demócratas se han convertido en el partido del establishment en Estados Unidos. Entonces te encontrás en una situación en la que el apoyo a la CIA por parte de los Demócratas es del 32 por ciento y entre los republicanos el apoyo a la CIA es de apenas el 2 por ciento. Tenés a los demócratas buscando un conflicto con Rusia y a los republicanos diciendo que no hay que pelearse con Rusia. Tenes a los demócratas diciendo que la destrucción de Libia y Siria es una cosa buena, mientras tenés a los republicanos diciendo que no hay que meterse en esos países. Tenés a los demócratas diciendo que la alianza con los saudíes es algo bueno y hay que mantenerla y muchos congresistas republicanos apoyan esa postura también. Entonces Trump debe tomar la postura contraria para diferenciarse. Claro que ahora que los republicanos están en el gobierno todo puede cambiar, pero en este momento hay un contraste muy grande entre el gobierno que se fue y el que llegó. Los halcones neoconservadorews como Paul Wolfowitz, Robert Kagan, y William Kristol, la gente que rodea a George W. Bush, yo pensé que eran republicanos, se presentaban como ultrarepublicanos pero en esta última elección elogiaron y apoyaron a Hillary Clinton. Eso te dice algo de Hillary Clinton, de Trump y de los neoconservadores.  

–¿Cómo concilia a ese justiciero librepensador que usted describe con el racista, misógino y xenófobo que conoció la opinión pública?

–Trump es un milmillonario que ha formado parte de la elite de Nueva York y sus viejos amigos incluyen a los Clinton. Pero no forma parte de la red de poder en Washington. El partido republicano no apoyó su candidatura. El hecho de que sea un misógino y un racista lo hemos visto todos. Él ha exhibido esa conducta. Cuánto de eso fue sincero y cuánto fue para congraciarse con la base blanca republicana no lo sé. Clinton intentó usar la carta de las políticas de identidad en la campaña. Dijo con mucha fuerza que ella era la candidata de los negros, las mujeres y los latinos. Como resultado de proyectarse como la candidata de esos grupos de identidad quienes no pertenecían a esos grupos empezaron a pensar, ¿entonces quién es el candidato de mi grupo? Y así se fueron acercando Trump.

  Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Mi padre y el Che

 

unnamed-1Por Susana Aulet

Para quienes solo habíamos visto imágenes del dirigente, el guerrillero, el tribuno, el operador de combinadas cañeras, el ministro que reparte diplomas con sonrisa cálida mientras estrecha las manos callosas de sus obreros vanguardias, el albañil, el operario de una hilandería, el estadista-orador en Naciones Unidas, en fin, para quienes cantábamos Pionero Soy sin saber que el comandante Ernesto Guevara se nos marchaba al Congo, las imágenes vistas recientemente en el programa La Pupila Asombrada han sido muy emocionantes. Fueron más de 40 minutos de fragmentos de la entrevista que la periodista norteamericana Lisa Howard le hiciera al Che para la cadena televisiva norteamericana ABC, el 22 de febrero de 1964. Dichos fragmentos fueron rescatados en la maraña de Internet gracias a la perseverancia del investigador Elier Ramírez.

Veíamos (y escuchábamos) por primera vez al hombre natural, muy cercano y nuestro, como se escucha a un padre que nos deja reflexiones de una extraordinaria vigencia. Veíamos a un Che relajado y sereno, envuelto en el humo de su tabaco, ora sonriente, ora concentrado y serio, caballeroso, afable y brillante -todo a la vez. Esta vez no solo era el mito, el tribuno, el héroe querido estampado en el mármol. Era también el hombre que reflexionaba en voz baja, sonreía, escuchaba, fumaba despacio y observaba a su interlocutora con mirada-taladro mientras respondía sus preguntas, sin dejar de rebatirle afirmaciones tendenciosas con argumentos que se instalaban en el territorio de lo irrefutable.

Pero en el caso mío y de mi familia, la emoción fue doble: el traductor de esa entrevista fue mi padre, Roberto Aulet, quien falleciera en 1991. Trabajaba a la sazón en la Dirección de Prensa e Información del MINREX, y atendió a Lisa Howard durante su estancia en Cuba. Y justo eso quería compartir aquí: las memorias que mi padre atesoró de ese día. Escuchándolas una y otra vez a lo largo de los años, no podíamos imaginar que un buen día escucharíamos su voz, y la entrevista misma.

Para nosotros fue algo tremendo ver el material audiovisual y saber a mi padre sentado allí donde las cámaras no lo muestran pero hacia donde el Che mira una y otra vez, llegando incluso a conminarlo en un momento determinado -cuando le dice con guevariana picardía: “traduce, chico”. Tampoco podíamos imaginar que, entre las muchas fotografías de aquella jornada, apareciera una donde vemos a mi padre parado frente al Che con su eterna libretica de taquígrafo, tal como la colocó Cubadebate al publicar el texto de la entrevista en su edición del 10/10/2016 según la versión de 22 minutos doblada al inglés que transmitiera ABC.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La “batalla de Stalingrado” se librará en Ecuador

Simpatizantes de Alianza País. Foto: Andes.

Simpatizantes de Alianza País. Foto: Andes.

El domingo 19 de febrero un hermoso y entrañable país de Sudamérica será el escenario de una decisiva “batalla de Stalingrado”. Como se recordará, la que tuvo lugar en aquella ciudad rusa fue la que produjo el vuelco de la Segunda Guerra Mundial. Si Stalingrado caía los aliados serían despedazados por el ejército nazi; si, en cambio, la ciudad resistía el asedio, como lo hizo, las tropas hitlerianas jamás repondrían fuerzas y se encaminarían hacia su inexorable derrota. La propaganda norteamericana dice que este punto de inflexión en la guerra se produjo con el desembarco de Normandía, pero eso es un invento de Hollywood que no resiste la confrontación con los datos duros de la historia. La Segunda Guerra Mundial se decidió en aquella ciudad rusa, misma que puso en marcha la contraofensiva del Ejército Rojo que llegó hasta el corazón mismo del régimen nazi: Berlín.

Conscientes de que con una derrota de Alianza País en el Ecuador la derecha continental tendría las manos libres para asfixiar a Bolivia y provocar una nueva versión de la “revolución de colores” en Venezuela-al estilo de los sangrientos episodios desencadenados en Libia y Ucrania- sus personeros, lenguaraces y activistas se dejaron caer con todas su fuerzas en Ecuador para librar la guerra de la desinformación, propalar mentiras, lanzar tremebundas acusaciones contra el gobierno e infundir la sospecha y el desencanto en la población. El objetivo excluyente: impedir que Lenin Moreno, el candidato presidencial de AP, pueda alcanzar el 40 % de los votos y, de ese modo, con una diferencia mayor al 10 % en relación a su perseguidor, ser ungido como nuevo presidente. Para satisfacer este turbio designio Washington y Madrid despacharon al Ecuador un ejército de pseudo-periodistas, una ponzoñosa canalla mediática que ha venido desempeñando + Esos sujetos ocultan su verdadera condición de militantes rentados de la derecha (¡espléndidamente remunerados, por cierto, porque no trabajan gratis!) y su inescrupulosidad y desfachatez no tiene límites. En su revelador libro el ex agente de la CIA, John Perkins, habla de la absoluta frialdad con que se planeaban y ejecutaban los más atroces crímenes obedeciendo sin ninguna clase de reparo moral las instrucciones procedentes de Langley.  Del mismo modo, los crímenes comunicacionales de la canalla mediática con aún más grave, porque son verdaderas armas de destrucción masiva. Los killers de la CIA matan selectivamente, a uno, dos o tres; el terrorismo mediático hiere mortalmente la conciencia de millones y los induce, con sus mentiras y sofisticadas manipulaciones, a elegir gobiernos que a poco andar practicarán un lento, silencioso pero eficaz genocidio de los pobres, los indígenas, los viejos, los jóvenes privados de educación y trabajo. En suma, acabar con toda esa población “excedente” que según nuestras clases dominantes son la lacra que impidió que los países latinoamericanos o caribeños sean como Suiza, Alemania o mismo los Estados Unidos. En tiempos de la última dictadura cívico-militar argentina sus voceros declaraban, sin disimulo, que en ese país sobraban por lo menos diez millones de habitantes; esa convicción también está presente en el gobierno actual, sólo que no se lo declara abiertamente y que el número de los sobrantes, probablemente, sea todavía mayor. Y lo mismo hemos escuchado en Brasil, en Colombia y en tantos otros países de Nuestra América. Lo que la canalla mediática hizo en todos estos países contraría todas las normas de la ética, no sólo periodística. En el caso argentino mintieron alevosamente asegurando que el hecho de que el candidato Mauricio Macri estuviese procesado por haber solicitado “escuchas ilegales” para nada ensuciaba su buen nombre y honor o lo inhabilitaba para su postulación presidencial. Y ya instalado en la Casa Rosada potenciaron su inmoralidad al blindarlo mediáticamente a pesar de estar involucrado en numerosas empresas denunciadas en los Panamá Papers y en los archivos de las Bahamas, lo que en otras latitudes ocasionó la renuncia de varios jefes de estado y altos funcionarios acusados de evasión fiscal y lavado de dinero.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario