Reflexiones sobre la enseñanza y divulgación del marxismo en Cuba[i]

Olga Fernández Ríos

Agradezco que este espacio se dedique al análisis de problemas de la enseñanza  y divulgación del marxismo en Cuba, sin excluir la investigación, y desde esa perspectiva  comienzo refiriéndome a un problema del que se derivan otros: el desconocimiento bastante generalizado de qué es el marxismo, o para decirlo más suave el insuficiente conocimiento sobre el marxismo, en especial del marxismo originario o fundacional, matriz del leninismo y de la obra de otros  pensadores revolucionarios.

Sin detenernos en un rosario de ejemplos, hemos constatado que esa situación tiene que ver con prejuicios que existen y que se han diseminado a partir de tergiversaciones y dudas acumuladas sobre el marxismo, su identidad y razón de ser. También para muchos hay una imagen del marxismo como algo obsoleto o fuera de moda influido por una tendencia a  asociar las ideas de transformación a lo caduco o extemporáneo, e incluso, algo ridículo, cuando  algunos piensan que el marxismo fue producto de mentes envejecidas,  ignorando que cuando Marx y Engels escribieron el Manifiesto Comunista, el primero tenía 30 años y el segundo 28.

Lo cierto es que muchos no saben qué es el marxismo de ahí que “triunfen” los estereotipos a través de una cadena de tergiversaciones, simplificaciones y esquematismos conducentes a prejuicios acerca de esa importantísima cultura sobre el ser humano y la sociedad.

En resumen, muchos de los prejuicios acerca del marxismo son hijos de la ignorancia, y este es uno de los problemas que más afecta en la divulgación y la enseñanza del marxismo en Cuba y que deriva en la insuficiente cultura marxista que existe en nuestro país.

Lograr dar un vuelco a esa situación requiere tomar más conciencia acerca de la importancia y pertinencia del marxismo en la actualidad  y profundizar en su relectura  y en el   desmontaje de estereotipos y simplificaciones.

En esta intervención no es posible profundizar en esos temas, pero hay que recordar que en los años 90 del pasado siglo, como consecuencia del derrumbe del socialismo en Europa del Este y la URSS, en muchos lugares  el  debate sobre el marxismo se centró en la llamada crisis de esa concepción, a pesar  de no ser responsable del retorno al capitalismo en esos países. Fue un ejercicio necesario para eliminar concepciones de poca monta, pero también provocó que algunos, junto con la manualística de vulgata seudomarxista, expulsaran elementos del núcleo duro del marxismo y el leninismo.

Ello influyó en cierto debilitamiento o  subestimación de la teoría revolucionaria, incluso de otros ámbitos de la teoría en general con impactos negativos en la enseñanza de la historia y el marxismo, en particular, por ejemplo, la economía política, materia necesitada de revitalización en los currículos docentes.

Hoy,  con más racionalidad y más serenos,  sabemos que la precaria realidad en que viven más de las dos terceras partes de la humanidad aporta muchísimas más razones para continuar reivindicando el marxismo, que las razones que el fracaso del socialismo de Europa del Este  y la URSS pudieron propiciar para cuestionar su vigencia, aunque también respaldemos la  justeza de las críticas a las dañinas versiones dogmáticas del marxismo.

Lo cierto es que el contexto socioeconómico actual sigue favoreciendo la vigencia del marxismo. Bastan dos ejemplos:

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Games, gamers y los otros fantasmas (I)

Animarse a escribir sobre videojuegos en la sociedad cubana actual no es tarea sencilla. Detractores, teóricos, productores y jugadores son públicos difíciles de conjugar en unas cuartillas. Para quien su experiencia como “gamer” quedó conjugada con los primeros Ataris y Nintendos que revolucionaron el barrio en los años noventa, el reto es mucho mayor. Todo ello obliga a caminar por un terreno desafiante, con estéticas variadas, mensajes controversiales y no pocos fantasmas conceptuales.

Lo primero sería reconocer una aplastante verdad: de los videojuegos sabemos poco o casi nada, que parece lo mismo pero en realidad es peor. Este fenómeno de masas nos ha hecho frente, ha seducido a los hogares y nos ha convertido en infinidad de personajes; algunos de ellos no muy sensibles, para ser francos.


Fotos: Internet

Dispuesta a garantizar la hegemonía sobre diversos grupos mayoritarios, la industria del entretenimiento ha ensanchado márgenes y se ha constituido parte indisoluble de la realidad contemporánea. Actualmente los videojuegos constituyen una parte considerable de la rutina audiovisual de la aldea global. Vinculados estrechamente a la sociedad de consumo, componen veloces vehículos de la cultura de masas y herramientas útiles para la simplificación del pensamiento social.

El mundo y sus complejas realidades sienten la amenaza de ser reducidos a la interacción con pantallas, teléfonos y consolas que hacen más “divertido” nuestro paso por la tierra. Por otra parte, la incorporación de la ciencia y la técnica como mecanismos de elaboración ideológica figura un ataque directo a muchos de los resortes de resistencia individual y popular en el campo de la dominación.

Las nuevas relaciones sociales que emergen de la virtualidad, poseen códigos propios y auténticos lenguajes. Al conjugar “valores espirituales”, promueven modelos de vida, posiciones filosóficas y también ideologías.

Todo ello ha sido suficiente para rodear a estos nuevos inquilinos de una aureola de temores, denuncias y descréditos. Las expresiones continuas en medios de prensa y discursos oficiales responsabilizan a los videojuegos con la violencia, la enajenación, el subyugamiento cultural, los problemas académicos, etc. Constituyen quizás solo verdades a medias, pero generan un efecto disuasivo en lo que debiera ser el debate central.

¿Puede pensarse la sociedad contemporánea separada de la virtualidad? ¿Son malos o buenos los videojuegos? ¿Cómo ha evolucionado esa industria? ¿Es ajeno el entretenimiento al socialismo? ¿Los problemas son los mensajes o las herramientas del sujeto para analizarlos? ¿Puede ser considerada la educación desde una experiencia lúdica que emplee el videojuego? Son solo algunos de los temas que pudieran configurar un debate en Cuba sobre este recurrente tema. Lo más importante es anular las posiciones de fuerza, objetivar la verdad y converger en un debate plural.

Vinculado a la carrera olímpica de las superpotencias mundiales por alcanzar el poder tecnológico, este nuevo fantasma comenzó a recorrer el mundo en la década del cuarenta del pasado siglo. Los primeros diseños de computadoras, los estudios de Alan Turing, el australiano John Bennett o los de Alexander Douglas, inspiraron a una industria que ensancharía sus márgenes a partir de 1970. Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Marxismo ¿sí o no?

Por Rafael Cruz Ramos

indice

Cuando salí del Pabellón Cuba, las preguntas que traía se  trastocaron ante la visión de la Rampa luminosa en la tarde de ferbrero ¿Qué tenían en común con Carlos Marx, y con el Marxismo esas personas conectadas a la Wifi, o mis compañeros de carrera tras el P1, o aquellos aficionados al helado quienes circundaban Coppelia en la habitual y extensa cola? Semejante intríngulis nació del motivador encuentro que tuvimos en el programa Dialogar Dialogar que organiza cada mes el Dr. Elier Ramirez Cañedo y que en esta ocasión se involucró en el tema: Problemas de la enseñanza y divulgación del marxismo en Cuba.https://dialogardialogar.files.wordpress.com/2017/02/febrero.jpg?w=400&h=217

¿De qué marxismo hablamos allí? Del llamado originario, que para muchos incluye además de las obras de Carlos Marx y Federico Engels a V.I. Lenin, a los que se les incorporan las aportaciones de otros pensadores: Mariátegui, Gramsci, Rosa Luxemburgo, Trotski. Algunos de ellos han sido considerados injustamente como actores de reparto, pero como bien asegura la Dra. Natacha Gómez Vásquez ninguno es menor que otro, cada uno hizo sus aportes. Así ocurre con los filósofos marxistas de nuestro tiempo, contribuyen y actualizan el marxismo permitiéndole respirar y comprender la sociedad actual. Del que, según la palabra del DrC. Felipe J Pérez Cruz, es primero que ciencia, una ideología de profundo sentido ético.

¿Cómo entendemos el marxismo en Cuba?, ¿cómo la filosofía oficial de la Revolución? ¿Cómo una obligatoria interpretación del mundo para aquellos que se precien de ser de la vanguardia intelectual y política?, ¿Cómo una condición excluyente para ser revolucionario? El dilema no es ni fútil, ni sencillo. Claro que ya sabemos hoy que no se necesita considerarse marxista para ser revolucionario, es decir se puede desconocer la teoría marxista y en cambio ser un luchador por la emancipación y un activo combatiente antimperialista. El Partido Comunista de Cuba es un partido marxista, pero no en el sentido clásico, del socialismo europeo o asiático, sino que esa base del pensamiento está por esencia integrado, además de los clásicos antes mencionados, por representantes de la cultura y el pensamiento filosófico cubano, desde Varela a Fidel, pasando por Martí, Varona, Mella, la generación del 30, Ernesto Guevara, Carlos Rafael Rodríguez, Armando Hart y muchos otros.   A decir de Mariátegui, “ni calco ni copia, sino creación heroica”.

Resultado de imagen de armando hart
En estos días se le hicieron homenajes diversos a A. Hart pero ningún medio de prensa lo presentó como un formidable marxista. En esta foto lo vemos junto al Che, otro marxista de talla extra

Por otro lado no se puede desconocer el contexto: Cuba, en el centro del mundo occidental, con todo lo que eso entraña, en lo político, ideológico y cultural, construye una sociedad cuyas bases se asientan en la filosofía de “aquel alemán” y su imprescindible compañero. Tal osadía- también se le puede llamar locura- es en sí mismo un formidable desafío, solo posible en un pueblo como este. De manera que el tema, viéndolo en ese contexto resulta un exotismo. De todo ello queda muy claro que en Cuba es posible ser patriota sin ser marxista, pero de ningún modo se puede ser marxista sin ser patriota.

Desde muy temprano comenzaron en la Revolución los antagonismos sobre el tema. La naciente sociedad se encontró con cincuenta años de satanización propagandística anticomunista que pintaban a Marx, Engels y todos los que le continuaron, como hijos de Belcebú y a quienes le seguían, como sujetos fundamentalistas y antropófagos. La realidad vivida en la obra de la naciente revolución fue quien abrió al marxismo las puertas de las casas y de las gentes. La justicia social, la dignidad restablecida de los humildes, el protagonismo de los héroes de cuatro guerras, y la obtusa, agresiva e injusta respuesta imperial a la naciente rebelión, pusieron al pueblo ante la única disyuntiva posible, el socialismo.

Once lustros después estamos discutiendo todavía sobre el tema. En todos estos años han sido muchos los aciertos y también muchos los errores en la enseñanza y divulgación del marxismo, pero como dijo el joven profesor Yosvani Montero “ningún error es más grande que la obra en su totalidad” errores metodológicos, organizativos, bibliográficos, y según el profesor Esteban Morales, también errores políticos.

Para no pocos docentes- recuerdo algunos de ellos de mi época de estudiante- era mejor el adoctrinamiento a pulso, y que no hubiera en clase dudas, sospechas y debates, lo que contradice a la teoría marxista: cuestionadora, en constante construcción y altamente cinética. El profesor que no genere debate en el aula está apagado y debería cambiar su método o su oficio. Lo mismo que el político. El profesor Luis Suarez llamó la atención en el encuentro que si bien en los primeros años de la revolución, los dirigentes y cuadros históricos iban en sus discursos al marxismo, los actuales parecen preferir no citarlo. Lo cierto es que la ausencia de debate en las aulas es preocupante y pernicioso, así como la metodología “verticalizante y escolástica”.  También lo es el distanciamiento del discurso político del marxismo.

Lamentablemente mucho del rechazo que genera en el aula los temas de filosofía marxista tienen su causa en la petulancia de la superioridad absoluta sobre otras formas del pensamiento, o porque se enseña como algo acabado, del pasado, inmóvil, cuando es dialéctico, actual y en relación directa con la práctica.

Surge de inmediato una cuestión, ¿Es imprescindible entonces la enseñanza del marxismo en Cuba? Claro que lo es, pero no como un recurso proselitista para captar adeptos fieles, o como filtro para sesgar a los “paganos”, sino como ciencia y como método, como arma y como recurso para interpretar el mundo y sobre todo, transfórmalo, como aventura formidable de jóvenes que apenas tenían 30 años cuando lanzaron  ese texto formidable y redentor que es el Manifiesto Comunista.

La Dra. Gómez Velázquez asegura que hay personas de profesión marxista, pero sin vocación marxista. Junto a ellos los que, enclaustrados en una filosofía academicista, acusan de vulgar cualquier aterrizaje de la teoría al espacio de la vida real, de la gente común. Estos “monjes de clausura”, se olvidan que las obras de los clásicos y los que le continuaron son armas imprescindibles para comprender la vida y modelar al sujeto que ha de transformar al mundo. Ciertamente la teoría marxista fue interpretada en muchos y variados enfoques, a la medida o desmedida de traductores, políticos o académicos fundamentalistas. Muchas de esas interpretaciones han creado más confusión y como alerta la Dra. Gómez Velázquez los debates acerca de un marxismo irreal, aleja a los verdaderos interesados.

Para evitar distorsiones y sobre todo para poder comprenderlo en toda su magnitud se debe interpretar al marxismo como una cultura. Justo sobre ese enfoque la Dra.C Olga Fernández aseguraba con toda razón que hay que enseñarlo desde lo cultural. Una “cultura del combate” insistía la profesora. Esa “espiritualidad cognitiva” merece mejor difusión, mejores abrevaderos informativos para los jóvenes, los estudiantes. Esa filosofía redentora, que nos permite enfrentar con éxito los efectos del consumo y de la barbarie, la “atroz anticultura”; esa comprensión que se ajusta a toda forma de resistencia;  según la profesora Fernández “inclusiva, dialógica, transformadora para las masas” merece caminos más despejados en su tránsito pedagógico y cultivador.

https://scontent-lga3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/15940885_1347915095260270_3911708364175195136_n.jpg?oh=e91d129e6f500d870f900662ee012501&oe=592DA87A

Recuerdo una excelente biografía mínima de Marx, Moro el gran aguafiestas cuya autora Paquita de Armas asistió al debate. Esa biografía me rescató del marxismo escolástico y cuadripléjico que recibía entonces. Ese recuerdo personal conduce a uno de los caminos expuestos en el intercambio: llegar al marxismo a través del personaje de Carlos, el nacido en Tréveris, el esposo de Jenny, el amigo de Engels, como se puede llegar mucho más rápido a la cultura martiana con la amistad de José Julián. El papel del maestro de historia y de la historia misma es fundamental para la enseñanza del marxismo. Historia y filosofía no se pueden separar, ni desde lo metodológico, ni desde lo docente. La historia nos aporta a héroes reales, hombres y mujeres marxistas quienes contenían los valores y el conocimiento así como el ejemplo personal de sus vidas, esto quiere decir que Ernesto Guevara “nos conduce desde la belleza y de la ética diaria y de la moralidad de resistir” todo lo cual es parte de la cultura marxista, tal y como lo expresó en el debate el Dr.C Felipe Pérez Cruz.

Pérez Cruz también aseguró lo importante que resulta para los estudiantes ver el marxismo como lo que es: una maravillosa perspectiva de justicia para el mundo, “somos del Caribe, y hemos de enseñar el marxismo como caribeños, no como alemanes” afirmó el docente. Esa idea me vuelve a la reflexión sobre la geopolítica y la contradicción: esta nación del tercer mundo, en el corazón mismo de la cultura occidental, liberal, capitalista, sigue resistiendo a años de ataques y mantiene vida en el ideal del humanismo, de la ética en favor de los humildes, de los desposeídos. Así me devuelve la imagen de la Rampa luminosa en la tarde de febrero, con toda la gente que enfrenta la vida en medio del asedio del consumo y de la barbarie; todos, poniendo algo de si para sostener y sostenerse en una sociedad redentora, y a la vez imperfecta que no esperó a que todos los proletarios del mundo se unieran, y se lanzó por su cuenta y riesgo al asalto del cielo.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Los ricos contra Trump y Coca-Cola contra el Pato Donald

Donald Trump élite del capitalLa élite del capital en mediática disputaAl parecer, nadie que merezca el respeto de los respetables apoya a Trump. O eso dicen. Incluso es conocido que antes de su victoria electoral, el mismísimo George W. Bush., otrora paradigma del conservadurismo global, se posicionó contra el sufrido oligarca.1 También durante la campaña, el pobre multimillonario padeció el acoso de la mayoría de los medios masivos.2 Incluso una vez electo presidente, el septuagenario y mediático líder de la nueva derecha “nacionalista-internacional” encontró una inesperada y “temible” adversaria: Madonna, que auguró a la plebe que la adora una revolución “del amor” (es decir, sin expropiaciones).3 Por si fuera poco tener de enemiga a la menos virgen de todas las célebres damiselas de la siempre inmaculada industria del pop, ahora a Trump le ha surgido un nuevo problema con mediáticas curvas: Katy Perry. Así es, porque la también cantante, poseedora de la cuenta con más seguidores de Twitter, no deja de ensañarse con el Tío Gilito de la política mundial.4

Poco importa que la señorita Perry grabara un videoclip propagandístico para el Pentágono con el asesoramiento de los Marines para nutrir de mujeres sus filas o que hiciera diversos conciertos para ayudar a su ejército en sus imperialistas aventuras allende los mares.5 Ahora Perry está “concienciadísima” de querer proteger a los más débiles.6 La multimillonaria estrella del pop ha sido una convencida demócrata de toda la vida, es decir, desde que Obama ganó el Nobel de la Paz y prometió sin cumplir cerrar Guantánamo para siempre. Barak, por su parte, siendo presidente, animaba a los jóvenes a ir a los conciertos de su archiconocida amiga.7

Donald Trump élite del capitalPero hasta con el primer presidente mulato en retirada de La Casa Blanca, Perry siguió fiel a los candidatos demócratas y no le guardó ningún rencor a Hillary Clinton, su otrora adversaria, a la que apoyó decididamente desde el inicio de su segunda intentona presidencial. Tanto cuando se enfrentó al izquierdista Bernie Sanders por la candidatura demócrata como cuando más tarde tuvo que vérselas con el victorioso vaquero republicano, agente Trump: Donald Trump. En su militancia, Perry, pese a tener unos padres ultraconservadores,8 llegó a grabar un vídeo semidesnuda a favor de Clinton y a prometerle una canción electoral.9 Pero nada de eso bastó para que la mujer de George pudiese continuar con el legado político de Barak: en otras palabras: la política Coca-Cola. Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LA HISTORIA A TRAVÉS DEL AUDIOVISUAL

 por Rolando Pérez Betancourt

Intervención en el Panel organizado por la Red En defensa de la humanidad en el Congreso Pedagogía 2017 el 3 de febrero de 2017, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba.

Para hablar de la historia vista a través del audiovisual habría  que empezar necesariamente por el cine, cuando el cine lo era todo antes de formar parte de ese amplio concepto que es el audiovisual.

Hablo, para empezar refiriéndome a nuestros país, de los días en que Teddy Roosevelt –––tres años más tarde presidente de los Estados Unidos–– desembarca en Cuba con su cuerpo de voluntarios, los llamados rough riders.  Pero antes de plantar un pie en tierra esos soldados, son los técnicos, las cámaras de cine, los que toman posición para recoger la triunfal llegada de las tropas. Y esto tiene lugar en 1898, solo tres años después de que los hermanos Lumiere inventaran el cinematógrafo. Teddy Roosevelt está presente en la toma de la Loma de San Juan, la hazaña más divulgada en los Estados Unidos  en relación con la Guerra Hispano-americana y reconstruida cinematográficamente para ponderarse el heroísmo de la tropa y por supuesto, de Teddy… (No importa que tan solo sea la toma de una loma). Tanto las escenas fílmicas  que  se vieron en ese país como la propaganda de la prensa escrita resultaron esenciales para que el  cowboy Teddy Roosevelt fuera electo, primero gobernador de Nueva York y más tarde,  vicepresidente.

Y posiblemente fueron esas imágenes las primera en dar pie a lo que luego sería la  “americanización del héroe”, sustancia ideológica capital recreada en el cine de Hollywood, vista desde las primeras películas realizadas por esa industria, hasta los días de hoy y que consiste en que cualquier hecho de tintes históricos, narrado en cualquier país, siempre tendrá a un héroe norteamericano resaltando en medio de la lucha de la población nativa contra cualquier  injusticia.

Un buen ejemplo sería la película “Santiago”, producida por la Warner Brothers en 1956 en  la cual José Martí es un regordete de barriga cervecera,  una suerte de vividor viviendo en 1898 en un palacio en Haití, donde contrata los servicios de un contrabandista norteamericano (interpretado por Alan Ladd) para que transporte un cargamento de armas a la provincia de Oriente. El general Antonio Maceo, que recibirá las armas (¡también está vivo  en 1898!), es un soldado de aspecto siniestro y con un  bigotillo a lo David Niven, que viste un uniforme de oficial similar al del Ejército Confederado en la Guerra de Secesión. Antes, como carta de presentación, el Martí de la Warner Brothers le ha dicho al cowboy Alan Ladd que Maceo “ha matado a dos mil soldados españoles con sus propias manos”.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Dos atentados y un pretexto para invadir a Cuba

Por Fernando G. Arias Rubio

castro_raul_2Los planes de atentado contra el líder de la Revolución Cubana, serían una constante entre las acciones que organizaría la Agencia Central de Inteligencia (CIA), incluso antes del triunfo revolucionario y durante mucho tiempo, hasta alcanzar la increíble cifra de 638 planes.

Después de la derrota de Playa Girón, la CIA inició dos grandes operaciones encubiertas, con la intención de mejorar su imagen ante el Presidente Kennedy, luego del descalabro sufrido por la Brigada 2506 en las arenas de Playa Girón y por la cual el Presidente estadounidense asumió la responsabilidad de la derrota. La primera de estas operaciones se inició a finales de mayo y fue bautizada con el nombre clave “Plan Patty”, la segunda fue denominada “Operación Liborio”, que se gestó en los meses de agosto y septiembre de ese mismo año.

Entre los organizadores de estas acciones se encontraba José Pujals Mederos (Ernesto), quien después de Girón pasó a ser uno de los principales agentes de la CIA en Cuba. Según consta en informes desclasificados de la Seguridad del Estado, junto con Alfredo Izaguirre de la Riva (Tito) y Octavio Barroso Gómez (César), en una de las reuniones que sostuvieron se discutió el plan para efectuar una acción el 26 de julio de 1961[1].

A mediados de mayo, Alfredo Izaguirre, aprovechando tener sus documentos en regla, viaja legalmente a Miami, pues a través de una llamada telefónica en la que se utilizó un lenguaje convencional, se le dijo que “gente importante deseaba entrevistarlo”.

En Estados Unidos entró en contacto con varios oficiales de la CIA, entre ellos David Phillip y Jack Engler, constatando que la contrarrevolución estaba desmoralizada tras lo acaecido en Girón. Después de varias reuniones viajó a Washington para entrevistarse con un responsable de la CIA y fue recibido por Frank Bender, quien le informó de la existencia de la Comisión Taylor, encargada de investigar las causas del fracaso de la invasión mercenaria y hacer propuestas para derrocar al gobierno revolucionario.

Días después, Izaguirre fue llevado al Pentágono, ante la Comisión Taylor. Según narrara después, además de otras personas se encontraba el general Maxwell Taylor. La conversación más bien fue un interrogatorio de los norteamericanos al contrarrevolucionario cubano. Allí le dicen que se quite de la cabeza la idea de que van a venir los marines “en frío” e indagan con éste sobre qué posibilidades había de promover un alzamiento general en la Isla, que justificara ante la opinión pública mundial una intervención militar yanqui y le deslizan en la conversación que una justificación de éste tipo podría ser si el gobierno cubano o alguien atacara la Base Naval de Guantánamo.

A finales de mayo regresó a La Habana con nuevas instrucciones y convencido de que cuanto se hiciera tendría el apoyo de Estados Unidos. El 8 de junio se reúne, en su apartamento del edificio Focsa, con otros cabecillas contrarrevolucionarios poniéndose en marcha el “Plan Patty”.

Este plan, uno de los más conocidos, pues hace algunos años se exhibió el filme cubano “Operación Patty – Candela”, consistía en un atentado al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y al General de Ejército Raúl Castro el 26 de julio de 1961, en los actos que por la efeméride se celebrarían en la Plaza de la Revolución José Martí en La Habana, donde hablaría Fidel, y en el estadio Antonio Maceo de la ciudad de Santiago de Cuba, donde lo haría Raúl. El plan incluía un vasto plan de acciones terroristas a lo largo de todo el país, con lo cual se pretendía crear las condiciones que sirvieran de pretexto al Gobierno de Estados Unidos para realizar una intervención militar directa contra la isla.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La increíble historia de Ana Belén Montes

 

Antonio Maira

Rebelión

Para Ana Belén Montes

Ya sabemos que existes. Sabemos que sufres y que aguantas. Exigimos tu libertad y el regreso al pueblo que amas.

 

Para el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, Ana Belén Montes está condenada al ostracismo y estaría en el más absoluto silencio. No se dieron cuenta que “fuerzas superiores” y no exactamente extraterrenales o esotéricas, sino solidarias, asumirían su voz para no dejarla abandonada. De tal forma que su pensamiento se está conociendo desde su celda utilizándonos como “médium” para ello. Ana nunca más estará callada. Siempre alguien en algún lugar del mundo tomará sus ideas para divulgarlas.

 

La casi increíble historia de Oscar López Rivera, puertorriqueño de “nacionalidad” estadounidense, veterano de la guerra de Corea, luchador por la autodeterminación de Puerto Rico, residente en Estados Unidos, independentista irredento, acusado por “conspiración sediciosa” y varios cargos más, a 35 años de cárcel y a 15 añadidos por intento de fuga, que es capaz de decir en rueda de prensa y ante los tribunales federales que lo juzgan, que la “falta de libertad conduce a la esclavitud y a la pérdida de todos los derechos humanos –sean o no conscientes de ello los individuos o los pueblos que la padecen-y que tal situación es intolerable y que por eso mismo está justificada la resistencia por todos los medios posibles”. “La liberación de Oscar nos ha inspirado como pueblo” han proclamado los Comités y las Mesas de Solidaridad en Puerto Rico. La historia de este rebelde permanente nos conduce directamente a la experiencia vital de Ana Belén Montes y de algunos puertorriqueños que han vivido y trabajado en el propio estómago del Imperio. Hay que tener en cuenta que así como Oscar cumplió condena por afirmar siempre su nacionalidad puertorriqueña, Ana Belén –también de origen puertorriqueño pero ciudadana norteamericana a tiempo completo- llegó cursar estudios de asuntos internacionales y a ser analista de inteligencia de los EEUU, especializada y responsable de los asuntos cubanos. Nada menos.

El relato de su vida nos resulta entrañable y pone de manifiesto varias cosas. La primera es que Belén se cambia de bando por razones éticas y de estricta justicia, por solidaridad, por amor a la revolución, que ella extiende a otros países del mundo. Entrega información a Cuba sobre los intentos de Washington de destruir a la revolución cubana. Jamás lo hace por dinero.

Ana Belén, hija de un médico puertorriqueño, nació en Alemania el 28 de febrero de 1957. Obtuvo el diploma en Relaciones Internacionales en la Universidad de Virginia y el Master en Estudios Internacionales Avanzados en la Universidad Johns Hopkins. Trabajó en el Departamento de Justicia como investigadora especialista en tareas de inteligencia. En 1992 fue seleccionada para el Programa de Analistas Excepcionales de la DIA. Después de varios destinos viajó a Cuba para estudiar el funcionamiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Montes era la analista de inteligencia de más alta jerarquía, especializada en Cuba, de la DIA.

Fue detenida por el FBI el 21 de septiembre de 2001. El cargo fue el de “conspiración para cometer espionaje” a favor de Cuba. Fue condenada a 25 años de cárcel y 5 de “libertad vigilada”.

Los fiscales consideran que Montes fue integrada en la seguridad cubana después de que el servicio de espionaje cubano descubriera la existencia de una red secreta norteamericana de espionaje electrónica. El gobierno de los EEUU la considera responsable de la muerte de al menos uno de sus agentes en Centro América.

En una entrevista con Conte Nieves, Ana Belen Montes dice lo siguiente:

“Hay otro riesgo y es el del impacto de la presencia norteamericana en la Isla. Les digo a los cubanos algo que siempre he pensado y dicho a aquellos con los que compartí mi solidaridad con Cuba. A mí lo que me importa es que la Revolución Cubana exista. Las cuestiones internas de los cubanos es asunto de los cubanos. Incluso no me importa quién esté en el futuro; no es cuestión de nombres. Lo necesario es que haya Revolución Cubana siempre, a partir de la capacidad que se tenga para resolver los problemas. Tienen que cuidar la Revolución. Yo traté de hacerlo”.

Y advierte ante la intención del gobierno de los EEUU de silenciarla:

“Lo primero es que sepan las personas que existo. Estoy aquí y no en silencio. Es una oportunidad formidable para alguien como yo que está totalmente aislada.

Lo segundo, silenciarme no será posible. Mi acto de compromiso con la Isla es un hecho imposible desconocer. La idea de entrevistarme y de hacer que mi voz se mantenga viva es una muestra de solidaridad que agradezco, ya que es importante se conozca el porqué de mi admiración por Cuba”.

CN: ¿Cómo te encuentras física y psicológicamente?

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario