La oposición de la “izquierda” cubana y los anexionistas: dos alas de una misma águila

 

 

Por Arnold August

 

Uno de los conceptos que generó la mayor controversia en el artículo precedente, “¿El final de la ideología en Cuba?”, fue el de que “siempre he aseverado que la más peligrosa oposición a la Revolución cubana proviene de la llamada izquierda, y no de la derecha abiertamente plattista o anexionista”. La mayoría de los lectores elogiaron el artículo, muchos otros participaron en serios debates, mientras tan sólo un par de personas lo objetaron fuertemente, señalando particularmente esta frase.

 

Quisiera entonces analizar esta percepción. En ella se menciona la “abiertamente derecha plattista o anexionista.” Esto significa que en Cuba existen tanto una oposición abiertamente pro Estados Unidos, así como los anexionistas solapados. Estos últimos son los llamados izquierdistas. Su discurso incluye una crítica (moderada) al sistema social, económico y político estadounidense. Éstos no aceptan abiertamente el capitalismo como alternativa, como los anexionistas, quienes apoyan más francamente el modelo estadounidense como su modelo. Un estadounidense que ha vivido en Cuba como su país adoptivo durante cierto número de años, escribió algunos comentarios positivos cuidadosos acerca del artículo y del tema del socialismo versus el capitalismo:

 

 

“En el Norte, en su más simple forma, esto podría reducirse a la aceptación del “mal menor”. Ambos sistemas son deficientes pero, convenientemente, el socialismo lo es más, así que, simplemente, ignoremos esta opción. Pero, cualquier cambio del capitalismo es puramente cosmético con el sólo objetivo de evitar el socialismo. Aquí [en Cuba], dado que ya hemos llegado al socialismo, el argumento presentado es que el capitalismo presenta algunos aspectos buenos, así que sumémoslos simplemente al socialismo. Dado que el enfoque es adicionar en lugar de sustraer al capitalismo —esto hace que el objetivo aquí sea opuesto al del Norte. En lugar de mejorar el socialismo con el objetivo de evitar el capitalismo, su idea es adoptar las mejores características del capitalismo, como si ambos sistemas fuesen compatibles, con partes intercambiables, las que, por supuesto, no lo son.”

 

 

Se trata de un punto muy acertado. Un cubano comparó esto a “la utilización de piezas de repuestos de un reloj Timex para arreglar un Rolex.” En esta analogía, por supuesto que el Rolex es el socialismo mientras que el Timex es el capitalismo. Sin embargo, el punto central es que las piezas que constituyen las dos marcas no son compatibles. Algunos de la llamada “izquierda” pueden argumentar que Cuba está introduciendo algunas medidas de economía de mercado propias del capitalismo. Sin embargo, la economía de mercado ha existido desde mucho tiempo antes que el capitalismo, inclusive en los sistemas más “primitivos”. No se trata de una característica exclusiva de ningún sistema. No se trata de un invento del capitalismo. Por el contrario, los cambios realizados en Cuba contribuyen a mejorar el Rolex, pero con partes rejuvenecidas y no con partes usadas de un marca totalmente diferente e incompatible.

 

La oposición de la “izquierda” contribuye objetivamente al “American Dream” de instaurar el capitalismo en Cuba, aún cuando, por supuesto, ellos lo niegan de forma vehemente. Para describir su imagen anticapitalista, algunos inclusive se definen a sí mismos como “socialistas-demócratas”, en tanto que opositores al supuestamente autoritario socialismo cubano. El punto de vista del pensamiento único estadounidense del sistema está especializado en etiquetar con guiones conceptos tales como los socialistas-demócratas. La “democracia” es quizás el concepto más manipulado en política, análisis que va más allá de este corto artículo. Es suficiente mencionar por el momento que, con base en el punto de vista del pensamiento único estadounidense, el término democracia sirve de palabra clave para contradecir al socialismo. En Cuba, cuando se agrega la etiqueta “democracia” como por arte de magia, aquellos en el Norte interesados en subvertir la revolución cubana saben que los individuos partidarios del socialismo etiquetado con guiones están en su campo ideológico.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Diálogo con Roly Peña en el espacio Códigos Nuevos: Arte e Historia, este 25 de enero a las 4:00pm en la Casa del ALBA

espacio-debate

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Se presentará nuevo libro del destacado historiador cubano Rolando Rodríguez

Se presentará otro importante libro del Premio Nacional de Ciencias Sociales y de Historia, Rolando Rodríguez García. Este sábado a las 10:00am en la Calle de Madera del centro histórico de La Habana Vieja.

En esta ocasión dos tomos sobre el período conocido en nuestra historia como gobierno Caffery-Batista-Mendieta.

el-diplomatico-arte-final_pagina_1

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El pensamiento de Fidel sobre la política migratoria cubana.

 Por Jesús Arboleya

(Tomado de boletín se dice Cubano de la UNEAC)

Por Jesús Arboleya/Se dice cubano.- A pesar de que dentro de mis tareas como funcionario de la Misión de Cuba en la ONU había estado atender asuntos relacionados con la emigración cubana, me sorprendió escuchar a Fidel anunciar la convocatoria al “diálogo con figuras representativas de la comunidad cubana en el exterior” en 1978.

Lo hizo en una conferencia de prensa con periodistas de origen cubano y norteamericanos, celebrada en La Habana el 6 de septiembre del mismo año, los cuales habían viajado al país atraídos por la noticia de que Cuba había liberado a 48 presos por delitos contrarrevolucionarios y negociaba con el gobierno norteamericano su traslado a ese país, lo que hacía pensar en la posibilidad de que se decretara una amnistía general para los más de 3000 que aún se encontraban en cárceles cubanas.

Cayó como un jarro de agua fría cuando Fidel dijo que no existía ninguna decisión al respecto, pero que, entre otros temas de interés, podía ser objeto de conversaciones con figuras representativas de la emigración. Recuerdo que el corresponsal del Miami Herald me dijo que no sabía cuál era la noticia y le respondí: “puedes decir que todo ha cambiado”.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Obama y su nuevo caramelo

Omar Rafael García Lazo

Analista politico internacional

Cuba acaba de obtener una nueva victoria frente a EE.UU. El presidente Obama, a solo 8 días de abandonar la Casa Blanca, accedió a “rectificar”, tras un año de negociaciones con el Gobierno de la Isla, parte de la política migratoria dirigida exclusivamente a los cubanos.

Barack Obama

Barack Obama
La derogación por EE.UU. de la política de “pies secos-pies mojados”, así como la medida que estimulaba la deserción de médicos cubanos que prestan servicios en terceros países, ha sido una exigencia de La Habana durante los últimos 20 años; a lo que se suma la denuncia de la aún vigente Ley de Ajuste Cubano, aprobada por el Congreso estadounidense en 1966.   A partir del momento en que fue publicada la Declaración Conjunta de los gobiernos de Cuba y EE.UU., y con las derogaciones anunciadas, debe cesar el grueso de los estímulos a la emigración irregular desde Cuba hacia EE.UU., iniciándose una nueva etapa en las relaciones migratorias que aspiran a ser legales, ordenadas y seguras. Deben reducirse también el tráfico de personas, la violencia y otras ilegalidades asociadas a este flagelo.   La política de “pies secos-pies mojados” fue implementada por William Clinton en 1995 tras la crisis migratoria bilateral del año 1994. Clinton encontró un punto medio entre los intereses de los sectores que presionaban por reducir la emigración ilegal estimulada desde su propio país, y los de aquellos que convirtieron el tema migratorio en un arma contra Cuba. En este sentido, Clinton accedió a continuar aplicando la Ley de Ajuste para todo cubano que llegara a las fronteras y costas estadounidenses (pies secos) y devolvía a Cuba a aquellos que fueran interceptados en el mar (pies mojados).   Esta práctica selectiva y criminal propició lamentables casos de robo de embarcaciones, asesinatos y secuestros de naves por personas que intentaban llegar a EE.UU. Al mismo tiempo, centenares de cubanos murieron en el estrecho de la Florida en su intento por llegar a EE.UU. enfrentando en precarias embarcaciones el mal tiempo y las 90 millas que separan a ambos países, y esquivando a los guardacostas estadounidenses.   Mientras esto ocurría, el acuerdo vigente entre ambos países que estipulaba entregar al menos 20 mil visas anuales a los cubanos se incumplía con una frialdad extrema. La intención en Washington seguía siendo la misma: por un lado cerraba las opciones legales de los cubanos para emigrar a EE.UU., mientras que por el otro estimulaba la emigración ilegal con fines políticos, subversivos, desestabilizadores y propagandísticos, sin importarle el costo humano y ético de este proceder.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Diálogo Cuba-EEUU en 1963: La misión de paz de Jean Daniel

15452525

Elier Ramírez Cañedo

(Tomado de Cubadebate)

En 1963, entre los distintos cursos de acción que se valoraban de política hacia Cuba en las más altas esferas de poder de los Estados Unidos, surgió en varias oportunidades la idea de la «dulce aproximación a Castro». Se tenía ya un grupo de informes de inteligencia que mostraban el interés de Cuba de establecer al­gún tipo de comunicación que pudiera derivar en una mejoría de las relaciones y el presidente J.F. Kennedy autorizó una exploración discreta con el objetivo de conocer en qué puntos es­taba el gobierno cubano dispuesto a ceder en caso de llegarse a un modus vivendi, aunque sin renunciar en ningún momento a la política de corte más agresivo contra la Isla. Fue lo que se llamó la «política de Múltiple Vía».

De esta manera Willliam Atwood, funcio­nario de los Estados Unidos ante las Nacio­nes Unidas, sostuvo varios contactos con el embajador cubano Carlos Lechuga. Al mismo tiempo, tanto Atwood como la periodista Lisa Howard, conversaron telefónicamente con René Vallejo, en esos momentos ayudante personal del Comandante en Jefe, Fidel Cas­tro. Todos estos contactos tuvieron lugar entre septiembre y noviembre de 1963, hasta el 22 de noviembre, en que ocurre el fatídico asesi­nato del presidente en Dallas. Pero la historia que en este caso nos ocupa es la de cómo el periodista francés Jean Daniel, editor del semanario L´Observateur, se convirtió también en un mediador entre Kennedy y Fidel.

Atwood, amigo personal de Jean Daniel, al enterarse que éste pensaba entrevistar al líder de la Revolución Cubana, se le ocurrió la idea de que el periodista francés fuera an­tes a Washington a conversar con Kennedy. Atwood contactó de inmediato al correspon­sal de la revista Newsweek, Ben Bradlee, que era amigo del Presidente y visitaba frecuen­temente la Casa Blanca para que coordinara un encuentro.[i]

rim1963022w00002-34-cuba-castro-1300x868
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Símbolos patrios, memoria y tradición ética

En el carapacho de una tortuga, el triángulo rojo y la estrella solitaria. El quelonio, en su lento avance, deja un rastro de franjas azules y blancas. La imagen difundida en la blogosfera ilustró un comentario sobre alcances y retardos en cierta zona de la economía nacional. Se puede estar o no de acuerdo con el contenido de la polémica nota, pero la grotesca manipulación de uno de nuestros símbolos patrios no debe ser pasada por alto.

El uso y abuso de estos atributos ha sido un tema recurrente en los últimos tiempos. Existe un marco legal que define las características, la naturaleza y las normas para su utilización. En 1983 la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley no. 42 y luego en 1988 el Consejo de Ministros estableció el reglamento mediante el decreto no. 143. También sabemos que se dan pasos muy firmes para la actualización de la legislación vigente.

Vivimos, lamentablemente, momentos en que desde los centros hegemónicos del poder y con una irradiación a escala global se han trivializado los símbolos. Hay que ver una parada festiva en cualquier ciudad estadounidense y observar una lluvia de confetis con los colores de la bandera norteamericana y personas disfrazadas de Tío Sam montadas en zancos. Hay que ver caricaturas e imágenes distorsionadas de los padres fundadores de la nación.

En varios países de la región y en los propios Estados Unidos se han alzado voces contra el irrespeto a los símbolos patrios; dígase la proliferación indiscriminada en artículos de vestir y utensilios, y hasta su reproducción en prendas para animales domésticos.

Antes de fin de año, en una comparecencia televisada, Eusebio Leal alertó: «Existe una vulgarización de los símbolos nacionales a propósito con una idea absolutamente comercial por parte de personas que tergiversan un poco la necesidad y convierten en comercio lo que no es comerciable. (…) Imitando las malas costumbres de un comercio brutal que entra en el país no solo desde los Estados Unidos, sino desde cualquier otro lugar, traen de allí múltiples cosas que son de una vulgaridad extraordinaria y creo que no se puede responder a la vulgaridad con otra».

Por otra parte, el intelectual Fernando Martínez Heredia ha recordado cómo «gana cada vez más terreno a escala mundial la homogeneización de opiniones, valoraciones, creencias firmes, modas, representaciones y valores que son inducidos por el sistema imperialista mediante su colosal aparato cultural-ideológico. Una de sus líneas generales más importantes es lograr que disminuyan en la población de la mayoría del planeta —la que fue colonizada— la identidad, el nacionalismo, el patriotismo y sus relaciones con las resistencias y las revoluciones de liberación, avances formidables que se establecieron y fueron tan grandes durante el siglo XX. La neutralización y el desmontaje de los símbolos ligados a esos avances es, por tanto, una de sus tareas principales».

Nuestra relación con los símbolos patrios debe ser entendida, sin embargo, más allá de toda consideración formal. Cada uno de ellos representa un vínculo muy profundo con la memoria histórica y la tradición ética de la nación.

La manera en que los asumimos tiene mucho que ver con la conciencia cívica en que nos hemos educado. En tal sentido, vale tomar en cuenta el análisis formulado por Abel Prieto cuando llamó a discernir entre las «fuerzas, corrientes, tendencias que provienen de la cubanía, y se orientan en favor de la defensa de nuestro perfil nacional, de su completamiento y profundización» y otras «por fortuna minoritarias, que se nutren de una cubanidad castrada, parten de aceptar lo más superficial y externo de la cultura cubana para subordinarse en lo esencial y convertirse, de manera más o menos consciente, en cómplices de la desnacionalización de Cuba».

La bandera, por ejemplo, es mucho más que un objeto material. Lo que le confiere máximo valor transita por las vidas que se han entregado por ella, la épica que se ha consustanciado en su representación. Es un enunciado de la Patria; respetarla constituye un acto de confirmación ciudadana.

(Tomado de Granma)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario