El reconocimiento de Mariana Grajales Cuello como Madre de la Patria. La tarea martiana que nos queda por hacer

 

Felipe de J. Pérez Cruz

 

En justicia, entre los más felices avances de nuestras ciencias sociales está la recuperación y desarrollo de los estudios martianos. Alrededor del Héroe Nacional José Martí Pérez (1853-1895) y su obra, trabaja a lo largo de la geografía del país, un nutrido y talentoso colectivo de cientistas  y activistas, y esta es hoy por hoy una  de las esferas de la historia y cultura cubanas, que mejor se ha preparado para sistematizar y organizar su aporte a la educación, a la construcción de la memoria y la conciencia histórica de las presentes y futuras generaciones de cubanos y cubanas. Es legítimo entonces el que desde las fortalezas martianas, nos propongamos avanzar en otros campos de menor fertilidad. Este es el caso del debate alrededor de la honorífica revolucionaria, en particular lo que se refiere a la propuesta de reconocerle el título de Madre de la Patria a Mariana Grajales Cuello (1815-1893)[i].

 

Mariana Madre de la Patria: Un debate necesario

 

La decisión de incluir a Mariana Grajales Cuello (1815-1893)  con el título reconocido de Madre de la Patria en la plazoleta honorífica central del cementerio Santa Ifigenia, junto a Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo (1819-1874), José Martí Pérez (1853-1895) y Fidel Castro Ruz (1926-2016), expresión de la voluntad política de la dirección de la Revolución, hizo justicia el pasado 10 de octubre del 2017, al clamor y sentir popular[ii] y posee una significación pedagógica, honorífica y simbólica fundamental. Se trata de  una hermosa fortaleza educativa y patriótica con la que arribamos el  27 de noviembre  al 125 aniversario del fallecimiento de la heroína.

 

El sitial de la Patria  que la dirección de la Revolución  ha dado al pueblo revolucionario en Santa Ifigenia,  condiciona un escenario más fértil a la propuesta de oficializar en Ley los títulos de Céspedes y Mariana como Padre y Madre de la Patria. De hecho la condición de Mariana como Madre de la Patria fue avalada en un acto oficial de la República y el Partido cubanos.Pero  con el venerable conjunto, no están resueltas aún las resistencias que en el seno de la comunidad de historiadores se producen para objetar la condición de Madre de la Patria a Mariana y la pertinencia de la propuesta de oficializar los referidos títulos[iii]. Un debate abierto y propositivo en busca del consenso se hace necesario.

 
Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Culpables de cubanía

Elier Ramírez Cañedo

“Cuando se muere en brazos de la patria agradecida,

la muerte acaba, la prisión se rompe;

¡Empieza, al fin, con el morir, la vida¡

(José Martí, A mis hermanos muertos, Madrid, 1872)

El destacado patriota Fermín Valdés Domínguez, entrañable amigo de José Martí y uno de los estudiantes de medicina condenado a presidio en noviembre de 1871, dedicó muchos años de su vida a reivindicar la memoria de sus compañeros de estudios, ocho de ellos asesinados brutalmente. Su libro 27 de noviembre de 1871 –de seis ediciones, la última de ellas en 1909, un año antes de su fallecimiento- demostró fehacientemente la inocencia de los estudiantes de medicina fusilados y de los condenados a prisión de los cargos por los cuales fueron sometidos a consejo de guerra.

Todo tipo de mentiras y exageraciones propalaron con una velocidad exorbitante los voluntarios peninsulares y la prensa integrista: que los estudiantes habían roto la lápida y el cristal del nicho de Gonzalo Castañón;[i]que habían retirado las coronas existentes y puesto en sustitución ristras de ajos; que habían sacado los restos del cadáver y jugado con ellos; que habían escrito palabras obscenas en la tumba; que habían rayado el cristal del nicho; que habían profanado incluso las tumbas de otros patriotas peninsulares; etc, etc. Se acusaba a los estudiantes de los hechos que cotidianamente los integristas voluntarios[ii] fanatizados hacían en la tumba del sabio educador cubano don José de la Luz y Caballero.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

FIDEL Y LA AHS: una nueva invitación al debate

 

Abel Prieto

Vi copia de la nota que Fidel dirigió al historiador Elier Ramírez, manuscrita con su caligrafía inconfundible, donde autorizaba la publicación de las transcripciones recogidas aquí. Está fechada el 7 de noviembre de 2016, es decir, apenas dieciocho días antes de aquel doloroso, amarguísimo, 25 de noviembre. Todo el que tuvo el privilegio de asistir a algunos de los diálogos del Comandante con los creadores cubanos, tiene que sentirse estremecido ante este hecho.

Pensé que Fidel nos invitaba de nuevo a seguir debatiendo con él, con sus ideas, con sus propuestas, sobre cómo defender el espacio central de la cultura en la Revolución. Para curar las zonas dañadas del tejido espiritual de nuestra sociedad, para resistir los embates colonizadores, para llegar a ser definitivamente más cultos y más libres.

Un punto de referencia permanente en sus dos reuniones con la AHS (de 1988 y 2001) es el texto fundador de nuestra política cultural, Palabras a los intelectuales, del 30 de junio de 1961. Elier afirma en su prefacio que, con ese discurso y los encuentros que lo precedieron, se inició “una concepción totalmente revolucionaria en la manera de relacionarse el líder de la Revolución Cubana con los artistas e intelectuales”. Es exactamente así.

Años después, como se sabe, su presencia se haría muy frecuente en los Consejos Nacionales y los Congresos de la UNEAC. Recuerdo que escuchaba atentamente los criterios de los participantes y, cuando un tema específico le interesaba, hacía preguntas, una tras otra, solicitaba más opiniones, pedía datos y terminaba hilvanando reflexiones de una hondura realmente deslumbrante. Nunca olvidaré sus análisis sobre el racismo, la marginalidad, las causas de que un joven cometa un delito grave y termine en prisión, los símbolos yanquis asumidos por empresarios ignorantes como emblemas de “modernidad”, el papel formativo de la familia, la calidad en la educación, las prácticas que reducen la llamada “recreación” a distribuir masivamente alcohol y la peor música comercial, y tantos otros temas. Los resultados de estos debates nutrieron algunos de los programas educativos y sociales que impulsó por aquellos años.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Respuestas a las insidias: Salario, títulos, familia y el bien de los colaboradores cubanos en Brasil

Mais Médicos. Foto: Araquém Alcântara.

Desde 2016, cuando era diputado, Jair Bolsonaro, el presidente electo de Brasil, ha tenido al programa Más Médicos en el centro de su discurso ultraderechista, denostando de la formación del personal médico cubano y calificándolos de esclavos modernos y también los llamó cobras, mercenarios y agentes.

Tras su elección el pasado octubre, Bolsonaro ha abierto fuego permanente contra Cuba y el programa Más Médico en un lenguaje agresivo y ofensivo. Además de reiterar su cuestionamiento a la calidad y formación de los profesionales cubanos y exigirles que pasen un cuestionado examen de reválida, Bolsonaro ataca los acuerdos triangulares OPS-Brasil-Cuba hablando de que Cuba se apropia de los salarios de los médicos y que no permite la presencia de sus familiares en Brasil.

En su afán de estar bien alineado con la administración Trump y con sus amigos de la ultraderecha anticubana, encabezados por el senador Marco Rubio, Bolsonaro es capaz de hacer añicos un programa de colaboración que le ha brindado atención de salud a millones de brasileños, especialmente a los más pobres de ese país, muchos de los cuales nunca habían tenido atención primaria de salud. No es de extrañar entonces la complacencia pública de la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental en EE. UU., Kimberly Breier, con las acciones anticubanas de Bolsonaro.

Desde el pronunciamiento del Ministerio de Salud cubano, el presidente electo de Brasil, la ultraderecha de ese país y sus congéneres de Miami repiten una y otra vez su discurso de insidias e intentan revertir las culpas del golpe mortal que le han dado a la asistencia médica de una parte significativa del pueblo brasileño.

Hagamos un repaso de verdades que desnudan las perversas insidias:

¿Cuba le quita el salario a los médicos en Brasil?

  • El MINSAP paga en Cuba el 100% de los salarios de los colaboradores. Aunque no están en Cuba preservan sus plazas y todas las garantías laborales y sociales de las que son acreedores como trabajadores del sistema nacional de salud, y la protección y atenciones necesarias para sus familias.
  • Los colaboradores en Brasil no reciben salarios, porque no son empleados del sistema de salud, sino becarios que prestan servicios especializándose en servicios primarios de Brasil, que es lo permitido por la Ley Federal del Programa Más Médicos.
  • El gobierno de Brasil no paga salarios a la Organización Panamericana de Salud sino que paga por los servicios que la organización ha contratado al Ministerio de Salud Pública.
  • Los colaboradores que por elección personal deciden participar en el Programa Más Médicos bajo los auspicios de la OPS firman un contrato con el Ministerio de Salud Pública de Cuba por el cual deciden voluntariamente compartir ingresos para fortalecer el sistema de salud cubano.
  • Los colaboradores en Brasil reciben un estipendio para gastos personales y el Programa financia su alimentación, vivienda, transporte y seguro médico, lo que hace parte de sus ingresos.
  • Los colaboradores cubanos tienen vocación solidaria y prefieren compartir beneficios para el bien común de su país, en vez de defender una visión egoísta e individualista. Lo hacen no sólo en Brasil, sino en otros países que pagan por la prestación de servicios de salud cubanos.
  • Los aportes voluntarios de los colaboradores al sistema de salud han contribuido a financiar la reparación y rehabilitación de policlínicos, varios hospitales provinciales y los suministros de insumos, medicamentos y equipos para importantes programas como el de lucha contra el cáncer.
  • Hasta el cierre de 2017 se intervino en más de 2 700 consultorios y 327 policlínicos con acciones de reparación y mantenimiento.
  • Fueron introducidas 31 nuevas tecnologías y técnicas de avanzada, fundamentalmente en las líneas de desarrollo de las especialidades que dan respuesta a la solución de problemas priorizados de salud, así como los que requerían de tratamiento en el exterior.
  • Como parte de la adquisición de nuevas tecnologías y la renovación de otras, se importaron más de 5 000 equipos médicos, con un valor superior a 32,5 millones de dólares, priorizándose anestesia, la actividad quirúrgica y los programas materno infantil y de atención al grave, entre otros.
  • Esos recursos se revierten en los servicios universales, gratuitos y de calidad que el sistema de salud brinda a todo el pueblo de Cuba, incluidos los colaboradores a su regreso y sus familias, víctimas todos del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos que impide acceder de otra manera a dichos recursos.
  • Se reportaron en el 2017, 96 361 152 consultas médicas, 6 480 369 más que el año anterior, al tiempo que la actividad hospitalaria logró, por séptimo año consecutivo, más de un millón de cirugías, alcanzando la cifra más alta de la historia con 1 085 623 intervenciones quirúrgicas. De las cirugías mayores electivas, el 14 % fueron realizadas por mínimo acceso.
  • Los aportes de los colaboradores han contribuido a sufragar necesidades materiales de la formación gratuita en Cuba de médicos de otros países mucho más pobres, que en 55 años ascienden a casi 36 mil.
  • Mais Médicos. Foto: Araquém Alcântara.

¿Cuba veta el contacto de los médicos con sus familiares?

  • El Ministerio de Salud de Cuba no prohíbe a los colaboradores relacionarse con sus familias y de hecho, la mayoría de ellos han recibido de visita a sus familiares en distintos momentos de su estancia en Brasil, además de que mantienen comunicación permanente con ellos, por diversas vías. Miles de familiares han viajado a Brasil en estos años y más de 300 están actualmente en Brasil acompañando a colaboradores.
  • Las reglas del Programa establecidas por el gobierno de Brasil regulan el acceso y convivencia de personas ajenas a la colaboración con los médicos cooperantes.
  • No todos invitan a sus familiares por diferentes razones personales ni todos los familiares están en disposición de viajar.

¿No están calificados los médicos cubanos? ¿No han sido examinados por las autoridades? ¿Qué se busca con las reválidas?

  • La Ley del Programa Más Médicos es clara en cuanto a cómo se acreditan los títulos de los médicos y el papel que desempeñan la Organización Panamericana de la Salud, el Ministerio de Salud Pública y las universidades cubanas de ciencias médicas en su acreditación.
  • Nuestros colaboradores tienen que someterse a exámenes previos antes de viajar a Brasil y a exámenes periódicos durante su estancia, conducidos todos esos exámenes por el Ministerio de Salud de Brasil.
  • Los médicos cubanos no son los únicos exceptuados de la reválida. Una ley de 2013 firmada por la presidenta Dilma Rousseff (12.871) exceptúa de la reválida durante tres años de servicio a todos los profesionales extranjeros y los brasileños graduados en el exterior. Dicha decisión fue prorrogada por el actual gobierno de Brasil, mediante la ley 13.333.
  • Según el Ministerio de Salud de Brasil han recibido esa excepción los 8332 cubanos que laboran en el programa y otros 451 médicos extranjeros de 15 países (de EE.UU, Rusia, Holanda, Austria, Portugal, España, Argentina, Venezuela, Siria, entre otros países); así como 2842 brasileños formados fuera del país y que se integraron al Más Médicos.
  • Los ofrecimientos de revalidación de títulos son engañosos porque el Colegio Médico se opone a ello: en Brasil hay miles de médicos graduados cuyos títulos no han sido revalidados. De cada 100 médicos que se presentan a examen, solo aprueban a 8.
    Esa es la forma de mantener regulado el mercado de la salud privada para garantizar sus enormes ingresos: menos médicos y más dinero. Por eso se opusieron desde el comienzo al Programa Más Médicos.

    Mais Médicos. Foto: Araquém Alcântara.

¿Con esos agresivos pronunciamientos se garantizará la seguridad de los médicos cubanos?

  • Nuestros colaboradores prestan servicios en aquellos lugares a los que no quieren ir los médicos brasileños ni los médicos de otros países. Asumen los peligros por su vocación de salvar vidas.
    Por eso están en los lugares de más riesgo, en las comunidades de pobreza extrema, en favelas y barrios violentos donde incluso la policía no puede entrar. Están en los 34 distritos especiales indígenas y en 700 municipios que nunca conocieron antes un médico, en toda la historia de Brasil.
  • Hasta hoy el pueblo y el gobierno los han protegido, pero esa protección va a ser retirada por el nuevo gobierno

¿Los pronunciamientos de Bolsonaro y sus condicionamientos son “para el bien de los colaboradores”?

  • Es falso que se busque un bien. Sabemos bien que las insidiosas propuestas del nuevo presidente buscan desacreditar a los médicos, humillarlos, vejarlos en su dignidad, conducirlos a violar un contrato, a abandonar a sus compañeros y a la misión.
  • Si buscara un bien, por qué no resuelve antes la revalidación de títulos de los miles de médicos brasileños que no pueden ejercer y que tienen que abandonar el país porque les niegan las plazas.
  • Si buscara un bien se enfrentaría al Colegio Médico para permitir que sus propios compatriotas, graduados de medicina en Cuba, puedan aprobar el examen y acceder a puestos de trabajo en el sistema de salud brasileño.
  • Si buscara de verdad el bien de los colaboradores no los invitaría a separarse de sus familias y su país bajo el pretexto de unirlos con sus familias aquí. Esa invitación tiene un nombre: robo de cerebros.
    El presidente electo lo único que ha propuesto es una gran operación de robo de cerebros cubanos, semejante al Parole.

La mejor respuesta a la insidia de Bolsonaro la dio a la agencia de noticias AP el exministro de salud de Brasil Alexandre Padilha: “Bolsonaro no entiende que un médico no practica medicina solamente por dinero. Los médicos que trabajan en las áreas más pobres no piensan solamente en el dinero”.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Convocan a Foro Juvenil La Revolución Cubana, 60 años de historia

 

Foro Juvenil La Revolución Cubana, 60 años de historia

EL triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959 abrió una etapa nueva para los movimientos de liberación nacional. A escala internacional el contenido humanista, anticapitalista y antimperialista, presente en la importante obra de transformación social, modificó los imaginarios colectivos, redimensionó la política y mostró un horizonte cultural que aspiró a la emancipación completa de la mujer y del hombre.

Volver sobre los orígenes de ese pensamiento y esa práctica es fundamental. Sesenta años después de aquel significativo 1ro. de Enero, la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones estudiantiles, los movimientos juveniles, con el apoyo de las Editoriales Abril y Ocean Sur, convocan al Foro Juvenil La Revolución Cubana, 60 años de historia.

En nota llegada a nuestra redacción, se precisan las 11 temáticas principales del encuentro, entre las que se encuentran: El pensamiento de José Martí, Fidel Castro, Raúl Castro, Ernesto Che Guevara y otras figuras; el conflicto Estados Unidos–Cuba; la historiografía de la Revolución Cubana en el poder; evolución del pensamiento económico dentro de la transición socialista, y la política social de la Revolución Cubana.

Las otras temáticas del foro serán: La política internacional de la Revolución Cubana; el impacto de las transformaciones sociales en los últimos 60 años; el institucionalidad, la participación y el socialismo; las ciencias sociales en la Revolución; el marxismo en la Revolución Cubana, y el periodismo revolucionario.

El evento, que tendrá lugar los días 16, 17 y 18 de enero de 2019, en La Habana, estará abierto para cientistas sociales, docentes y estudiantes universitarios, así como otros profesionales que se vinculen a las temáticas que pretenden abordarse y posean hasta 35 años de edad.

Los interesados en participar deben tener en cuenta los siguientes requisitos: enviar los resúmenes de los trabajos por correo electrónico (forojuvenil@ujc.cu), para su valoración por el comité organizador, antes del 30 de noviembre de 2018; los resúmenes no excederán las 250 palabras. Se harán acompañar de los datos generales del autor que incluyen su localización, el título de la ponencia y palabras clave, y de ser admitido, antes del 15 de diciembre se enviarán las ponencias para que consten en las memorias del evento.

También se precisa que las Editoriales Abril y Ocean Sur dispongan de los materiales presentados para la edición de un volumen impreso con una selección de estos; mientras que, el Comité Organizador se reserva los derechos de admisión en el Coloquio y correrá con los gastos de alimentación y hospedaje para los participantes que no sean de La Habana.

El Foro se organizará a partir de conferencias magistrales, paneles centrales y talleres.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

A 40 años de la seudocrisis

(Tomado de La jiribilla)

“Sí, tenemos MIG-23”

La administración del demócrata James Carter marcó un punto de inflexión dentro de la clásica agresividad que había caracterizado a las administraciones precedentes en lo referente al diseño y la implementación de la política hacia la Mayor de las Antillas. Carter se convertiría en el primer presidente de la nación del norte en ordenar, por Directiva Presidencial de marzo de 1977, el intento de avanzar hacia la “normalización” de las relaciones con Cuba. Sin embargo, desde los primeros meses de su arribo a la Casa Blanca tendría que enfrentar a influyentes sectores de poder —incluso figuras importantes dentro del ejecutivo— que se oponían a cualquier flexibilización de la política hacia la Isla. Estos sectores, de inmediato, se convertirían en los principales responsables de generar obstáculos o fabricar crisis artificiales que entorpecieran el proceso de mejoría de las relaciones bilaterales entre Washington y La Habana.


Fotos: Internet

Una de esas seudocrisis estalló a finales de 1978, en torno a la presencia en Cuba de aviones MIG-23, momento también en que la línea militarista y enemiga de la distensión con la URSS se encontraba maniobrando para bloquear la firma de los acuerdos SALT II. La presencia en Cuba de algunos aviones MIG-23 les vino entonces como anillo al dedo.

El 30 de octubre se dio a conocer la primera noticia acerca de la existencia en Cuba de los aviones MIG-23, por el corresponsal de la AP ante al Pentágono, Fred Hoffman. El resto de las agencias se hicieron eco de esta noticia achacándosela a las fuentes de inteligencia militar norteamericanas. Durante varios días el asunto no volvió a ser tocado públicamente, hasta que, el 15 de noviembre, los periodistas ultrarreaccionarios Rowland Evans y Robert Novak, vinculados al Pentágono, dedicaron su columna en el Washington Post al tema, haciendo referencia a un memorándum del secretario de Defensa. Según este artículo, la presencia en Cuba de aviones MIG-23 violaba el acuerdo establecido entre los Estados Unidos y la URSS a raíz de la crisis de octubre de 1962.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cuba en el frenesí de la Casa Blanca

(Tomado de Progreso Semanal)

LA HABANA. Según varios medios de prensa, un alto funcionario de la Casa Blanca, el cual no quiso ser identificado, declaró que John Bolton, asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, estaba listo para denunciar el papel de los servicios de inteligencia cubanos en apoyo al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Según esta fuente, la conclusión de la Casa Blanca es que solo gracias a este respaldo cubano, Maduro se mantiene en el poder. Tal parece que se pretende retornar a la vieja retórica de que Cuba “es la fuente” de los problemas de Estados Unidos en la región.

Es una maniobra que parece insertada en los intentos para disminuir sensiblemente el impacto del apoyo a Cuba en la votación contra el bloqueo en la ONU, pero también refleja el interés de incluir a la Isla en la campaña que se lleva a cabo contra Venezuela.

No hay algo nuevo en el libreto, si acaso lo más llamativo ha sido la incapacidad de Estados Unidos para lograrlo. Incluso la mayoría de los gobiernos de derecha que han tomado el poder en América Latina en los últimos años, hasta ahora han tratado de no afectar sus relaciones con Cuba y lo mismo ocurre en Europa, donde se aprecia un sostenido mejoramiento de las relaciones, a partir de los nuevos acuerdos firmados con la Unión Europea.

La razón puede ser encontrada en el posible impacto de ambas políticas hacia lo interno de los países que las promueven. Mientras que el caso venezolano resulta funcional para neutralizar y dividir a las fuerzas progresistas locales, la solidaridad con Cuba constituye un factor de unidad de las fuerzas de izquierda en América Latina y el Caribe, cuenta con el apoyo de amplios sectores populares e incluso de una parte de las burguesías nacionales, que perciben las relaciones con Cuba como una demostración de independencia frente a Estados Unidos.

Consciente de esta realidad, la política de Barack Obama estuvo dirigida a diferenciar el tratamiento de ambos casos e, incluso, a intentar debilitar el apoyo de Cuba a Venezuela, lo que tuvo que ser rechazado en varias ocasiones por el gobierno cubano.

Pero la política de Donald Trump no transita por estas sutilezas y en ello tiene mucho que ver la composición del actual Consejo de Seguridad Nacional, encabezado por John Bolton.

Cuando Bolton fue nombrado para ocupar este cargo, resultó obvio que se habían roto los diques que podían controlar los desenfrenos del actual presidente norteamericano y que la política exterior de Estados Unidos había caído en manos no solo de los sectores más agresivos del país, sino de los menos escrupulosos.

Considerado un “halcón de la guerra”, Bolton ha estado vinculado a la promoción de del uso indiscriminado de la fuerza como sostén de la política norteamericana en el mundo. Iraq, Libia, Siria, Corea del Norte, Cuba y Venezuela, han sido objetivos de sus cruzadas.

Cuando no han existido causas convincentes para justificar sus posiciones, Bolton ha sido uno de sus más fecundos inventores. Para solo mencionar algunos casos, su mano aparece en la construcción del mito de las armas de destrucción masiva en Iraq, lo que justificó la invasión norteamericana a ese país, fue uno de los principales defensores de la escisión de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán y uno de los promotores de la cancelación de los acuerdos sobre armas nucleares con Rusia.

Ha sido acusado por sus propios colegas de intentar adulterar los informes de inteligencia con el fin de sustentar sus propuestas. Más aún: uno de los argumentos que se utilizaron para no confirmar su nombramiento como embajador ante la ONU en 2005, fue que había mentido en sus declaraciones al Congreso.

En 2002, siendo subsecretario de Estado de la administración Bush, Bolton acusó a Cuba de tener la capacidad y la posible intención de producir armas biológicas. De hecho, la misma excusa que se había utilizado para la invasión a Iraq. Aunque ello fue desmentido por varias fuentes de la inteligencia de ese país y por el propio expresidente Jimmy Carter, durante una visita que realizó a Cuba en esos momentos, dejó claro las intenciones del sujeto y su peligrosidad.

No más asumir el puesto en el gobierno de Donald Trump, Bolton eliminó a aquellos que no compartían sus criterios y en su lugar colocó a personas leales a su ideología de extrema derecha. Entre ellos, precisamente para atender la política hacia América Latina, a Mauricio Claver-Carone, un lobista anticubano, cuya mano es fácil distinguir entre los “altos funcionarios que prefieren no ser identificados”.

Cuba no es ajena al frenesí que distingue a la política norteamericana en todos sus aspectos. Mucho más en un contexto electoral donde todo vale con tal de alentar a sus seguidores. Las mentiras forman parte del discurso oficial y la impunidad está dada por la enajenación de un sector de la sociedad, incentivado por sentimientos muy primitivos.

Lo pronosticó alguien tan poco sospechoso de antimperialista como Zbigniew Brzezinski: la ignorancia del pueblo norteamericano condiciona la posibilidad de que cualquier demagogo pueda gobernarlo.

Donald Trump es un producto de esta enajenación y también su manipulador por excelencia. En el menosprecio del pueblo norteamericano y la explotación de sus divisiones radica su fortaleza y hasta ahora le ha funcionado.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario