Delcy Rodríguez: Intervención de la OEA es un hecho sin precedentes en la historia de esa organización

delcy-rodriguez-foto-impulso_nacima20160924_0032_6

Discurso de la Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, pronunciado el 05 de abril de 2017, donde denuncia ante el organismo internacional las graves violaciones a la institucionalidad y los planes conspiratorios orquestados desde EE.UU. para intervenir en los asuntos internos de Venezuela, siendo el secretario general de la OEA, su ficha principal.

5 abril de 2017

  • Algo anda muy mal en esta Organización. Hace apenas una semana estuve acá develando el plan intervencionista contra Venezuela, ya decidido por el país Hegemón y activado por sus brazos ejecutores, siendo el Secretario General una de sus principales fichas.
  • Sabemos de los falsos supuestos que han tratado de forjar para incriminar y condenar a Venezuela en una especie de linchamiento mediático-diplomático. El Presidente Maduro lo ha catalogado como el Tribunal de Inquisición para procesar y juzgar a Venezuela. De Ministerio de Colonias a tribunal inquisidor.
  • La desesperación de quienes adelantan la vulgar intervención contra mi país llegó a límites inauditos, protagonizando una dantesca escena sin precedentes.
  • Ocurrió el lunes 3 de abril cuando un grupo de gobiernos decidieron subvertir y quebrantar el orden interno de la Organización, sustituyendo en un solo acto, al Presidente y Vicepresidentes legítimos del Consejo Permanente, correspondiente a la hermana República de Bolivia y Haití respectivamente, sin que ocurriesen los supuestos de hecho para sustituir a la persona del Presidente y Vicepresidente del Consejo Permanente.
  • Hecho sin precedentes en la historia de esta organización, que ya con esto cuenta otro bochornoso capítulo del más grotesco intervencionismo.
  • Ya nos habíamos referido a la pertinencia y vigencia sobre la pertenencia a la OEA y su oscuro historial vejatorio de los pueblos.
  • Dicha usurpación de funciones estuvo precedida de irrespetuosas y vulgares presiones a ambos representantes para que se llevase a cabo un Consejo Permanente a todas luces violatorio del principio de no intervención en los asuntos internos de los estados, de igualdad soberana de los estados, entre otros.
  • Fracasados sus intentos decidieron sin estupor ni vergüenza alguna asaltar la institucionalidad y llevar adelante un CP de facto, con Presidente “interino”, en las propias narices de su legítimo Presidente. Un grave fraude jurídico y procesal había ocurrido, pisoteando las normas, principios y fundamentos de la OEA y del Derecho Internacional.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Golpe de Estado en Venezuela? Más bien se trata de evitarlo.

  Por Marcos Roitman Rosenmann

No hay golpe de Estado, hay desacato de la Asamblea Nacional, en manos de la MUD. Autoinhabilitada para cumplir su función legislativa, el Poder Ejecutivo se ve obligado a tomar sus funciones, mecanismo democrático establecido en la Constitución Bolivariana. El resto es teatro mediático, escenificación y llamado a la desestabilización democrática por los diputados que han traicionado a su país pidiendo la intervención extranjera.
Mientras se urde el plan para dar la puntilla al orden constitucional en Venezuela, se hacen públicas las conversaciones mantenidas entre el almirante Kurt Tidd, a la sazón comandante en jefe del U.S. Southern Command, con sede en Miami, y el actual secretario general de la OEA, en enero de 2016, Luis Almagro. El objetivo es coordinar la acción de los organismos regionales con un fin: dinamitar el poder legítimo del gobierno encabezado por Nicolás Maduro. Servicios de inteligencia, organizaciones no gubernamentales, corporaciones privadas de comunicación, prensa radio, televisión y redes sociales deben entrar en sincronía y asestar el golpe definitivo. ¿Cuál? Inaugurar un Estado paralelo, encabezado por el Parlamento, en manos de la oposición. La labor inmediata: sentar las bases para hacerlo viable. La estrategia: tensionar el Poder Judicial, desacreditar sus resoluciones, obligar al gobierno a tomar medidas de excepción y, de esa manera, justificar la intervención para salvaguardar, curiosamente, “el orden constitucional”.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cuando Cubana no aterriza: Demoras en vuelos nacionales

(Tomado de Cubadebate)

Por: Luis Mario Rodríguez Suñol, Nelson Rodríguez Roque

Molestias causadas a los pasajeros por la aerolínea Cubana de Aviación ante la demora de todas sus salidas por la terminal de vuelos nacionales del Aeropuerto Internacional José Martí, de Rancho Boyeros, en La Habana, Cuba, el 6 de noviembre de 2015. Foto: ACN/ Juan Pablo Carreras.

Molestias causadas a los pasajeros por la aerolínea Cubana de Aviación ante la demora de todas sus salidas por la terminal de vuelos nacionales del Aeropuerto Internacional José Martí. Foto: ACN/ Juan Pablo Carreras.

Más del 50 por ciento de los vuelos Holguín – La Habana de Cubana de Aviación, realizados en 2016, estuvieron demorados. En lo que va de año, las cifras de retrasos y cancelaciones no “pintan” nada bien. Un equipo reporteril de Periódico Ahora indagó sobre esta problemática que tiene a no pocos viajeros descontentos.

La historia que leerán a continuación está basada en hechos reales, pero necesitaba una entrada de película. Aclaramos las bases de la narración, porque estamos conscientes de que, en ocasiones, el irrespeto puede rosar las fronteras de la ficción. O quién no ha dicho alguna vez: “Es increíble que sucedan cosas como estas”.

Iliannys Acosta decidió volar a la Capital con Cubana de Aviación, como quien decide “navegar” en la wifi con Etecsa. El retraso de cerca de tres horas, en su viaje de ida, era un simple avance de lo que debía soportar a su regreso.

El vuelo Habana-Holguín del pasado 5 de marzo estaba programado para las 8:30 pm. Ella y su esposo llegaron dos horas antes para el chequeo, como exigían los boletos. Cinco horas después de “aterrizar” en diferentes posiciones para domar los asientos de la sala de espera, vino la primera explicación del jefe de Turno: “Estamos haciendo gestiones…” Dos horas más tarde: “Seguimos haciendo gestiones…” Tres horas después: “Continuamos haciendo gestiones”.

En resumen, cerca de 14 horas estuvieron “hospedados” en el aeropuerto de La Habana los viajeros de este vuelo. Para resarcir las molestias causadas, Cubana de Aviación hizo entrega de dos meriendas a los presentes y tres puntos suspensivos.

A estas alturas, muchos ya han espetado la frase que advertimos, pero aún faltan detalles. Iliannys está embarazada y tuvo que someterse a estas condiciones, al igual que dos niños menores de tres años que durmieron encima de un cartón en una esquina de la sala de espera. Deprimente. Ningún directivo de esta aerolínea pudo gestionar un cuarto con las mínimas condiciones, para evitar la pésima imagen que retrataron, literalmente, cubanos y extranjeros presentes.

Chequeando a Cubana

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Entrevista exclusiva a Ignacio Ramonet

 

“El razonamiento y la verdad son más importantes que la seducción”

Si hay un periodista extranjero conocido y querido en Cuba es Ignacio Ramonet. Instalado en la preferencia de nuestros lectores gracias a la agudeza y el rigor de su entrevista Cien horas con Fidel, distribuida aquí en diferentes formatos y traducida a varios idiomas, Ramonet es además un experto en temas de comunicación social y uno de los autores que con más objetividad ha evaluado el fenómeno global de Internet y su creciente penetración en nuestros países. Animados por conocer su opinión sobre diferentes temas de actualidad, aprovechamos su más reciente visita para sostener la conversación que ahora ofrecemos en exclusiva a nuestros lectores.

¿A qué se debe la incapacidad de la izquierda para seducir y mostrar su mejor cara al mundo e incluso a sus simpatizantes potenciales?

Hace tres o cuatro años , en el marco de la Feria del Libro, Fidel se reunió con un grupo de intelectuales internacionales y cubanos. Después de escuchar diferentes intervenciones, entre ellas una mía, dijo: “Muy bien, ustedes han hecho el balance de la perversidad —para decirlo en otras palabras— del adversario, pero ¿cómo hacemos para que nuestra verdad circule? Esa es un poco la pregunta que tú me planteas, y que es mucho más difícil de contestar de lo que parece. Por ejemplo, la izquierda en general y la izquierda gobernante tienen una ética con respecto al discurso, en la que el razonamiento y la verdad son más importantes que la seducción. Esencialmente, es el discurso de la seducción, se trata de vender más una postura que un producto. Cuando se pone a una chica bella y parcialmente desvestida cerca de un automóvil, esa chica no es el motor mecánico del automóvil, esa chica no te garantiza que el automóvil vaya a circular bien, sin averías; sin embargo, eso hace vender más automóviles, o pretende vender más automóviles. En realidad, la publicidad moderna ya no vende el producto, sino una idea. Se nos vende más bien una idea asociada a cómo tú puedes mejorar tu identidad, tu valor en términos profesionales, sociales, y cuánto vas a mejorar consumiendo ese producto, en vez de decir que ese producto te va a producir tal o cual cosa mecánicamente, científicamente, etc.


Ignacio Ramonet. Foto: Sonia Almaguer

Eso es el discurso de la seducción, y el discurso de la seducción lo enseñó muy bien el sociólogo francés Jean Baudrillard, teórico de la sociedad de consumo. En las sociedades que no se piensan como sociedades de consumo, el discurso de la seducción está menos desarrollado por definición. A veces se les llama discursos de la propaganda, específicamente de la propaganda política, pero siempre con las debidas restricciones sobre cómo hacer un eslogan político, una imagen política, porque a pesar de todo, la cuestión de la verdad o del impacto allí tiene más importancia que la seducción.

Entonces, primero hay como un hándicap que viene del hecho de que no se ha trabajado suficientemente en la seducción, y segundo también creo que existe la idea de que no se miente, ya que la izquierda parte del principio de que no se debe mentir y date cuenta de que estamos en la era de la post-verdad.

Fíjate el choque ético entre una concepción exigente de que el tratamiento digno en materia de comunicación consiste en no mentir —ya lo decía el Antiguo Testamento—, y la sociedad en la que estamos hablando de post-verdad, o sea, que la verdad no es más que una interpretación de los hechos, una entre las muchas que puede haber, y también en la era de los hechos virtuales. Es decir, que yo puedo defender un hecho que no se produjo, pero que podría producirse. Es el famoso debate sobre cuántas personas hubo en la ceremonia de toma de posesión de Trump, donde tanto Trump como su entorno de comunicación afirmaron que había más personas en esa ceremonia que en la de Obama, cuando las fotografías muestran que había por lo menos la mitad. Pero también se puede decir que se mandaron muchas más fotos o se filmó mucho más en una ceremonia que en la otra, porque hoy los teléfonos permiten utilizarlos más, por Facebook, por Twitter. Entonces a partir de ahí tú tienes una realidad virtual de un hecho virtual con valor de hecho real. Con esto te digo que por estos dos aspectos: su relación con la verdad y con el discurso de la seducción, la izquierda tiene no un hándicap serio, sino dos.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Mentiras sobre lo que pasa en Venezuela

Juan Carlos Monedero

El 9 de enero de 2017, la Asamblea Nacional venezolana desconoció al Presidente de la República, Nicolás Maduro. Votaron a favor de ese golpe de estado constitucional todos los diputados de la oposición salvo los tres diputados del partido de Henry Falcón, quienes entendieron la gravedad de esa decisión. Venezuela es un sistema político presidencialista desde 1811, influido por el constitucionalismo norteamericano. Al Presidente le vota directamente el pueblo -a diferencia de un sistema presidencialista como el español, donde al Presidente le vota el Parlamento- y le corresponde al Presidente, que es el Jefe del Estado, la dirección del país. Cuando la Asamblea decidió desconocer el poder legítimo del Presidente se estaba poniendo al margen de la Constitución. La prensa internacional no dijo nada.

La gran discusión entre el Presidente Maduro y la Asamblea tiene que ver con las actas de tres diputados de Amazonas. Se ha demostrado que compraron votos entre otras muchas irregularidades, lo que obligaría a repetir la elección en esos tres casos. La Asamblea se declaró en rebeldía y decidió echar un pulso a la Presidencia de la República. A imitación del constitucionalismo europeo, cuando hay un conflicto constitucional entre poderes el Tribunal Supremo puede asumir competencias del Parlamento en los casos en que fuera necesario. Hasta un fantoche como Donald Trump ha tenido que asumir las decisiones recientes del Tribunal Supremo norteamericano. Con su tradicional irresponsabilidad, la derecha española llama a desobedecer el estado de derecho en Venezuela y la decisión del Tribunal Supremo. No me extraña de Esperanza Aguirre o Pablo Casado: el PP, especialmente en Madrid, ha financiado sus campañas electorales con dinero negro. Es decir, el PP lleva varías legislaturas usando maneras propias de golpistas. E históricamente, al menos desde 1936, tienen oído músical para esa partitura. Quienes digan desde España que los venezolanos deben desoír las decisiones de su Tribunal Supremo son unos irresponsables que tiren piedras no solamente sobre el tejado venezolano, sino también sobre el nuestro.

Por si fuera poco, esa Asamblea dominada por la oposición proclamó que el Presidente había abandonado su cargo (algo absurdo y evidentemente falso) y propuso convocar elecciones presidenciales en el plazo de un mes. Ese intento de golpe de estado desde el Parlamento no recibió ni una sola crítica de los que ahora dicen que hay un golpe de estado en Venezuela. Entre ellos, el máximo responsable de la OEA que ayer mismo se reunía en la Ciudad de México con ex presidentes latinoamericanos procesados por lesionar los derechos humanos, y el Departamento de Estado de los EEUU. Qué curioso que justo después haya salido la petición de Almagro de enjuiciar a Venezuela desde la OEA. El papel de Almagro como  Secretario General de la OEA está haciendo mucho daño a la tan necesaria institucionalidad internacional (Pepe Mujica ya se distanció de él de manera definitiva y dejó ver a quién se había vendido). Almagro lleva varios meses mintiendo. Por ejemplo, ha dicho en dos ocasiones recientes que a Venezuela se la ha aplicado la Carta Democrática de la organización (que, tras muchos trámites -ni siquiera iniciados-, podría llevar a su expulsión como ya ocurrió con Cuba pero nunca ha ocurrido con los Estados Unidos, pese a haber promovido golpes de Estado como el de Pinochet contra Allende). Pero era mentira, como demuestra que hoy mismo ha pedido a la OEA que aplique la Carta Democrática. Ergo miente. Todo el rato. Él sabrá por qué, pero en su Uruguay natal dicen que se ha vendido por un puñado de dólares a los que siempre han querido que América Latina sea el patrio trasero norteamericano. Washington siempre busca a un criollo para hacer la tarea del traidor. Almagro no vive en Montevideo.

El Tribunal Supremo de Venezuela ha usado un artículo de la Ley de Hidrocarburos -la principal riqueza del país- que establece que los convenios internacionales y las asociaciones con grupos extranjeros deben ser aprobados por la Asamblea. Pero la Asamblea está en situación jurídica de desacato, de manera que no puede -ni quiere- firmar ningún acuerdo, lo que pone en riesgo financiero a Venezuela. Es por eso que el Tribunal Supremo ha asumido las competencias estrictas de la Asamblea para la aprobación de esos contratos, de manera que el país pueda asumir los compromisos necesarios en un momento económicamente complicado por el hundimiento de los precios del petróleo (preguntémonos en España qué pasaría si se hundiera un 80 % el turismo). Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Mentiras sobre lo que pasa en Venezuela

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Hijas, libros, diálogo: Historia Contemporánea

 

Es mediodía. Luz, brisa y altura avivan el espíritu. Elier Ramírez Cañedo (La Habana, 1982) contagia confianza, prudencia. Vine a dialogar con él, no a entrevistarlo. Se abre ante nosotros la gigantesca perspectiva de la Plaza de la Revolución. Estamos sentados “a la sombra de un ala”, en una esquina del monumento al Apóstol. Coordinador de Dialogar, dialogar —espacio viejo por ya establecido, y renovado por innovador dentro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS)—, cortando huevos aprendió a capar.

foto de Elier Ramírez Cañedo
Elier Ramírez Cañedo. Foto: Cortesía del autor.

Decir con voces permitidas lo prohibido, ¿sería talante básico del comunicador?

Claro, lógico —asiente el licenciado en Historia (2006) por la Universidad de La Habana (UH)—; puede expresarse lo que se quiera, ¡las cosas más críticas!, si van en palabras cuidadas, si llevan análisis, argumentos, pensamientos.

Venimos del estreno de Pasión por Cuba, muestra fotográfica dedicada al doctor Armando Hart; la presentación de Fe, trazos en mi memoria desde la ética, antología de textos escritos por el propio Hart; y la entrega a este intelectual, en febrero, de manera extraordinaria, del Premio Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de la vida.

Atender las palabras, ¿es un modo de su vida cotidiana innato o adquirido?

Aprendido —confirma el también máster en Historia Contemporánea y Relaciones Internacionales (2008)—; cuando se forma la polémica, trato de ser respetuoso, sobre todo de apoyarme en evidencias; los argumentos se rebaten con argumentos; ese es un propósito de Dialogar, Dialogar: generar una cultura del debate sin caer en vulgaridad, chabacanería… Ciertos medios calumnian nuestra libertad de expresión. Pero si hay un país donde la gente opina con libertad, dondequiera, en una escuela, la esquina, una barbería, la parada de guagua, es en Cuba.

Sin embargo, los enunciados no siempre se alzan desde un sostén cultural: ¡El cubano se siente tan libre de decir lo que piensa!; ¡Habla lo que le viene a la cabeza!; ¡Como si tuviera toda la razón del mundo!; ¡Asombra la seguridad con la que expone su criterio, basándose, en ocasiones, en gran ignorancia! Si las discusiones descansaran en mayor conocimiento, hasta con análisis contrapuestos lograríamos mejores debates.

¿Cree útil anteponer diálogo a debate? El uno denota coloquio sereno; el otro, ímpetu, fervor en exceso…

Los dos serían sinónimos —admite el doctor en Ciencias Históricas (2011)—, pero el primero da más idea de charla fluida en ambas direcciones: ni es el monólogo ni es la polémica dominada por una de las partes; es el ciclo construido desde el aporte colectivo. Preferimos debates donde el público vierta sus juicios, se sienta tan partícipe como los invitados; decepciona pasar la palabra al auditorio y que nadie responda.

El título Hacia una cultura del debate [1], presentado en la 26 Feria Internacional del Libro, La Habana 2017, debió dar prioridad al apelativo del espacio en cuanto es causa suya.

Habría sido más oportuno. No en vano Alfredo Guevara, con gran sabiduría, tituló así su libro, Dialogar, dialogar [2]; de ahí tomé el nombre para el proyecto de la AHS, los encuentros son un constante homenaje a su memoria. Primero buscamos multiplicar su efecto por blogs y redes sociales, que no acabarán entre cuatro paredes ni apenas en el recuerdo de los presentes; ahora en 2017, saldremos del sitio físico de las sesiones: de 26 debates, solo seis transcurrirán en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba.


Imagen del espacio Dialogar, dialogar. Foto: Internet

Reconoce la preeminencia del diálogo, pero “se le sale el debate”.

No soy lingüista, quizás el término debate se contaminó; por lo pronto, el diálogo, entendido como intercambio entre dos o más seres humanos, tolera la discusión, el hecho de examinar varias personas un tema en detalle, exponer cada una su sentir, poder un sujeto manifestar un criterio contrario a algo que dijo otro. En cualquier caso se requiere paciencia, aprender a escuchar; a eso se dedicó Alfredo durante sus últimos años; lo recordé cuando fuimos a la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, allí se le nombró doctor Honoris Causa, y sobrevino su asombroso diálogo con la juventud, recogido por él en su libro.

Dialogar, dialogar se reunirá en otros preuniversitarios y universidades del país, entre ellas la de Oriente, en lugares donde el porcentaje de jóvenes sea preponderante.

Veinte diálogos fuera del recinto original, ¿son pocos o muchos?

Resulta escaso y ambicioso, simultáneamente; hasta podrían ser más si viviéramos para eso. Se han multiplicado los espacios; en su día hicimos un levantamiento: el UH caliente; El debatazo, del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI); La cafetera, en la Facultad de Comunicaciones (FCOM) de la UH; La caldera, de la AHS en Villa Clara; el del Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello; los ya tradicionales Jueves de (la revista) Temas en el Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate; el Diálogo de generaciones inspirado por Hart y atizado por el Movimiento Juvenil Martiano… Varios nombres dan ardentía. Deberíamos repensarnos en voces de mesura… La fogosidad conforma la identidad del cubano, está en su temperamento; pero se puede ser apasionado sin menoscabo de la humildad, sin ofender, adjetivar o descalificar al prójimo.

¿Qué otros retos enfrenta el diálogo en la Cuba de hoy?

Amén del irrespeto, identificamos los anexionistas o autonomistas de nuevo tipo; soy historiador, me gusta llamarlos así, he investigado esas corrientes políticas, circulan por los blogs, las redes sociales, el mundo real; nos acompañan a lo largo de la Historia, ora muy vivas, ora más opacas. ¿Cómo actuar? ¡Prefiero desafiar cualquier obstáculo a renunciar al diálogo en nuestra sociedad! No consentiremos que nos construyan los consensos, nos pongan a la defensiva o en actitud de paranoia. Algunos actúan de mala fe, buscan contaminar los espacios, mutilar la verdad, la transparencia, las ganas de construir desde la Revolución; tratan de frenar flujos de ideas que, puestas a punto para avanzar, redundarían en beneficio. Tarea de primer orden es desenmascararlos —la mayoría se identifica sola—, reprobar su legitimidad. Desde el plano ideológico, Martí combatió a unos y otros; cierto, no renunció a aceptar su conversión, pero solo la de quienes dejaran a las puertas de la patria las sandalias enfangadas o equivocadas de camino.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario