Dialogar, dialogar: Una mirada a Cuba (y al mundo) desde el debate

  Paquita Armas Fonseca

En el mes de mayo del 2013 nació en el Pabellón Cuba, auspiciado por la Asociación Hermanos Sainz, el espacio Dialogar, dialogar, una propuesta para el debate que conduce el joven Dr Elier Ramírez.

 

El nombre y la propia  oferta es un homenaje al ideólogo Alfredo Guevara, que al decir de Elier  dedicó “décadas de vida a la Revolución, el socialismo, la cultura –en especial el cine cubano y latinoamericano- y a los jóvenes, por sólo mencionar algunas de sus huellas imperecederas”.

 

Desde entonces acá se han sometido a debate diversos asuntos como ¿Es posible cambiar la mentalidad?, ¿Qué significa ser revolucionario en la Cuba de Hoy?, Economía Cubana ¿nuevas reglas de juego?, Tendencias actuales de la guerra cultural contra el socialismo en Cuba, José Martí en la hora actual de Cuba, y también hubo una proyección y debate de la polémica serie documental Cuba Roja, del realizador Ismael Perdomo.

 

A esos encuentros asistieron reconocidos especialistas como Manuel Calviño, Enrique Ubieta, Ariel Terrero, Jorge Luis Acanda, Juan Triana, Fernando Martinez Heredia, Milena Hernandez, Rafael Hernández, Agustín Lage Dávila, Roberto Fernández Retamar y Pedro Pablo Oliva.

 

Sobre asuntos tan peliagudos como los relacionados y ponentes apasionados, defensores de sus criterios, los encuentros no han sido mero topes para hablar “bonito” sino para expresar grandes pre-ocupaciones que tenemos quienes defendemos nuestro proyecto social.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué nos toca hacer?

Si coincidimos con que una mentira repetida cien veces se convierte en verdad, nos daremos cuenta del poder de los medios de comunicación, y el peligro que suponen cuando mal jerarquizan, priorizan lo inservible, hacen famoso al que no lo merece, hacen creer qué es lo que se prefiere, lo que está de moda y visualizan zonas de la seudocultura que nada tienen que ver con la real, la que hemos alcanzado y estamos llamados adefender.

Pero no son solo los medios los que valorizan determinados fenómenos y le franquean, pese a su mediocridad, el acceso a todos los espacios posibles. Desde otros poderosos contextos se hace creer a muchos que esa chatarra imitadora de otras chatarras foráneas son la cultura de una nación que no solo cuenta con una política cultural acertada, sino con una tradición y una larga historia en  la alta cultura.


El dúo matancero Lien y Rey en la peña de Roly Berrío en Santa Clara. Foto: Y. Malú Vilasa Trujillo

Algunos decisores locales, basándose en el absurdo y desestimador concepto de que responden al gusto de una mayoría, que ellos mismos han contribuido a deformar y que está por ver cuán mayoritaria es, pues hasta donde conozco no se ha hecho un estudio serio de ese fenómeno; tributan a la visualización y jerarquización de fenómenos como los que, ciertamente, han proliferado en los últimos años.

Ocurre además que muchas veces los protagonistas de semejantes acontecimientos, sobre todo en el caso de la música, el más visible de nuestros géneros artísticos, no han entrado jamás a una academia y nadie puede explicarse cómo lograron vencer una rigurosa evaluación artística (que resulta compleja incluso para instrumentistas que muestran virtuosismo, deseos y condiciones técnicas), para ganarse el derecho a ocupar un escenario. A estos les basta más o menos con ser medianamente afinados, poseer un código de “belleza latina” que se ha establecido, y entrenar el cuerpo con ejercicios físicos que, a falta de talento, exhiben desinhibidos en cada espectáculo. Tales cantantes suelen ser vulgares no solo en las letras que mal defienden, sino en su comportamiento y falta de educación y cultura, ingredientes esenciales para granjearse la imitación y el fervor de un considerable sector del público.

Pero sucede además que muchos de estos seudo artistas han logrado ganar, por cada presentación pública, más que cualquier proyecto musical o artístico serio de los muchos que existen, para orgullo de nuestra cultura y confirmación de la valía de un sistema de enseñanza artística como el que hemos creado y sostenido. A El Micha, por ejemplo, uno de nuestros municipios le acaba de pagar, por un concierto, treinta y cinco mil pesos, el equivalente al derecho de autor de más de siete libros de la Editorial Capiro; esto sin que nadie sepa a ciencia cierta quiénes deciden esos altísimos pagos que, por supuesto, salen de los presupuestos estatales o de cualquier otro fondo que debería destinarse a proyectos culturales que aporten a la formación de un pueblo que merece disfrutar de tanto buen talento formado también a costa de sus sacrificios.


La Trovuntivitis en su espacio habitual de los jueves en El Mejunje. Foto: Kaloian

La única explicación que uno puede encontrar a todo esto es que con ello se beneficie económicamente el programador, el decisor y sabe Dios cuántas personas más; integrantes de equipos de trabajo concebidos para diseñar y articular una programación verdaderamente cultural, coherente con la política cultural del país y consciente del valor cultural que ha de respaldar semejantes gastos, siempre a favor de la promoción y difusión de lo mejor de nuestra cultura.

Por eso estos mismos municipios no tienen presupuesto luego para asumir el pago a los escritores que asisten a las Ferias del Libro planificadas en cada territorio, o simplemente no son capaces de costear una peña o actividad sistemática de cualquiera de las prestigiosas instituciones musicales con que contamos en el territorio.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Julian Assange, “Permaneceremos fieles a la promesa de publicar la verdad sin miedo”

Carta enviada al XV Encuentro de la Red En Defensa de la Humanidad, Comunicación emancipadora o patrias colonizadas

 
 

 

Amigos de la red de Intelectuales, Artistas y Moviemintos Sociales por la Humanidad reunidos en Caracas.

En el libro de Proverbios dice que /una casa se construye con sabiduría, y se establece por medio de entendimiento.
Sus cuartos se llenan de hermosos tesoros a través del conocimiento/
. Pero hay algo más en todo esto.
El siguiente verso es “Los sabios son más poderosos que los fuertes” El conocimiento es poder.

Tengo el gran honor de dirigirme a Ustedes en este aniversario por la muerte de un hombre que ha luchado amplia y aguerridamente contra el imperialismo, el neocolonialismo y otras formas de opresión a los pueblos, especialmente en América Latina.
Chavez tuvo el papel más importante en el escenario global con sus incansables esfuerzos para seguir avanzando en la integración y cooperación regional y construir un mundo multipolar.
Denunció las injusticias tal y como él las veía y en el 2001 fue el único líder que denunció el asesinato cometido por los EEUU de civiles inocentes en Afganistán, indicando “Ustedes no pueden pelear el terrorismo con terrorismo”. Poco después de 6 meses los EEUU apoyaron un golpe de estado en su contra que fue revertido cuando cientos de miles de venezolanos tomaron las calles, muchos de ellos con la constitución en sus manos.
Como todos nosotros, él no estaba libre de pecado, pero sus virtudes sacudieron la tierra.

Como director de Wikileaks sacamos a la luz los secretos de los poderosos y además construimos una Biblioteca distinta y poderosa, una biblioteca que contiene la información sobre cómo realmente funciona nuestro mundo y sus instituciones, que contiene información que por siglos ha estado solamente en manos de las élites y que ahora -no sin correr riesgos y persecuciones- hemos democratizado y puesto a disposición del pueblo, sin distinción de orientación política o credo.
Es para todos y todas, para que la sociedad del todo mundo abra los ojos, y con datos irrefutables en la mano, confronte a los poderosos y saque sus propias conclusiones, sin filtros mediáticos, sobre los eventos y decisiones políticas que afectan sus vidas.

El objetivo de Wikileaks, de buscar la verdad en nombre de la humanidad, es hoy más importante que nunca, un objetivo que seguimos buscando a pesar del alto precio que pagamos por ello.

El costo, en mi caso, ha sido alto. He estado perseguido judicialmente y detenido por casi siete años, sin que pese cargo alguno en mi contra. La persecución se ha extendido a mi familia, a mis hijos, a quienes no he podido ver durante todo este tiempo.
Tanto Naciones Unidas, como numerosas organizaciones de Derechos Humanos y personalidades a nivel mundial han hecho un llamado a Suecia y al Reino Unido para que respeten sus obligaciones internacionales, para que respeten y reconozcan la soberanía del Estado de Ecuador y por tanto reconozcan mi asilo y dejen de bloquear el ejercicio de este derecho humano. Es inconcebible que la actitud imperialista de Reino Unido y de Suecia, en pleno siglo 21, les permita, con total impunidad, ignorar un acto soberano de un país independiente, Ecuador.
Recuerdo a los presentes que Ecuador pagó y sigue pagando un alto precio al otorgarme el asilo para protegerme de la persecución política por haber expuesto los secretos del imperio. Su Embajada en Londres sufrió amenazas de ataque por la policía británica y hasta el día de hoy, es sujeta de niveles de vigilancia que no tienen comparación alguna.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Quitarle el polvo al marxismo

En la primavera de 1847 fue entregado a la imprenta un texto de notable importancia para comprender a plenitud muchas de las proyecciones del pensamiento marxista en su devenir. Portador de una crítica a las teorías desarrolladas por Pierre Joseph Proudhon, el memorable título Miseria de la Filosofía ocuparía desde entonces un lugar especial en la biblioteca del pensamiento universal.

Escrito por Karl Marx y próximo a los 170 años de su primera publicación, me pareció oportuno emplearlo como un pretexto para intentar una reflexión sobre los no pocos problemas vinculados a la enseñanza de la filosofía marxista en Cuba. También para compartir algunas incipientes valoraciones sobre otros aspectos que en sentido general se relacionan con los fundamentos filosóficos asumidos por el socialismo cubano y que desde hace algún tiempo forman parte de numerosos debates.


Reedición de Miseria de la filosofía. Foto: Internet

En lo personal me interesa resaltar, además de la entereza científica de ese ensayo, el equilibrio en los juicios, el empleo de la totalidad como principio de razonamiento, el compromiso de clase y, por supuesto, la estructura de la verdadera crítica marxista que promueve. Esa que descompone los sistemas hegemónicos, reestructura fundamentos, persigue la liberación, no guarda relación con el pesimismo, y en la que no cabe el acomodo científico y tampoco la irresponsabilidad intelectual.

Quizás por eso en las notas del prefacio a la primera edición alemana de este texto en el año 1884, Engels apunta el impacto de la reflexión de su compañero de lucha “en el santón de los arribistas modernos”. ¿Por qué regresar a  los clásicos para abordar problemáticas contemporáneas? ¿Qué papel juegan aquellas estructuras de análisis para adentrarnos en las polémicas de nuestra realidad? ¿Qué posiciones asumimos ante estas? ¿Cómo penetrarlas y transformarlas creativamente?

Las circunstancias que han repercutido en el desarrollo del pensamiento marxista en Cuba han sido notables y de las más diversas índoles. La conmoción política y cultural que significó en sí mismo el triunfo de una revolución democrática de liberación nacional en enero de 1959, reconfiguró muchos de los aspectos que teóricamente habían prevalecido en el imaginario marxista dentro y fuera del país.

La revolución social legitimó al marxismo como nuestra ideología. La praxis revolucionaria, las medidas iniciales, los constantes procesos de radicalización, las coyunturas externas y el pensamiento de una parte de aquella vanguardia rebelde, fueron variables que condicionaron el cambio, la profundización y los aportes teóricos en los años iniciales.

Muchos factores habían cristalizado cuando públicamente fuera declarado el carácter socialista de la Revolución en 1961, durante la concentración popular previa al combate de Girón. También en ese año la memorable reunión de Fidel con los intelectuales y artistas cubanos despejaba temores y caminos. A su vez se preparaban las bases para la profunda trasformación que impulsaría la Reforma Universitaria, llevada a cabo unos meses después. Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ecos de Palabras a los intelectuales

Ecos de Palabras a los intelectuales

 

Resulta oportuno para el sistema de instituciones culturales de nuestra Isla, sus hacedores, y para la sociedad cubana, la publicación del volumen compilatorio Un texto absolutamente vigente. A 55 años de Palabras a los intelectuales. El joven historiador Elier Ramírez Cañedo asumió este encargo y encabezó el libro con el discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, colofón del encuentro del líder con los intelectuales en la Biblioteca Nacional los días 16, 23 y 30 de junio de 1961.

En el mapa de la compilación, de sustantivas texturas, se incluyen ideas de 16 pensadores de la nación. Carlos Rafael Rodríguez, Graziella Pogolotti, Armando Hart Dávalos, Roberto Fernández Retamar, Lisandro Otero, Nancy Morejón, Fernando Martínez Heredia, Jaime Gómez Triana, Omar Valiño, Aurelio Alonso, Ambrosio Fornet, Luis Toledo Sande, Fernando Rojas, Indira Fajardo Ramírez, Rayner Pellón Azopardo y Juan Nicolás Padrón, son los antologados en este ensayo.

En el corpus del libro, los autores revisitan las ideas de Fidel. Con sus notas contribuyen a la comprensión de la trascendencia de las intervenciones del líder en aquel convulso 1961, un año marcado por sucesos históricos como la derrota de la Brigada 2506, en Playa Girón; la lucha contra las bandas mercenarias que operaban en el Escambray, y en otras zonas del país; y el empuje de la campaña nacional para eliminar el analfabetismo en la geografía cubana.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El percutor de una época: Pensamiento Crítico

 

 

 Félix Valdés y Yohanka León

 

Era febrero de 1963 y quedaba constituido el Departamento Central de Filosofía de la Universidad de La Habana. La fosilizada Cátedra de antes de 1959, de tan vetusta disciplina de la academia, no volvió más. El grupo de muchachos jóvenes que enseñaría filosofía marxista a las diferentes carreras universitarias iría no solo a un nuevo espacio en la calle K, sino constituiría un nuevo modo de investigar, leer y enseñar. Con ellos llegaba el color del uniforme vede olivo, el olor de la cuartilla alfabetizadora y de la carabina de la Sierra, de Girón, de los milicianos que desde el compromiso práctico pretendían llegar a la teoría y poner otros sentidos a los libros y a los modos de educar. El manual se hizo indócil, el dogma impugnado y se comenzó a abogar por modos in-disciplinados (diríamos hoy) de filosofar. La revolución con sus cuatro años de vida ya había conocido en su interior embestidas sectarias. La tendencia revolucionaria, sin saber al dedillo la doctrina, presentía el saber que la nueva práctica conseguía, día a día.

Se imprimieron textos urgentes para las clases. Llegaron ideas de otras latitudes amparadas por actos revolucionarios en África y en el continente americano. Los talleres de la antigua rotativa Omega, donde se imprimían las revistas norteamericanas Selecciones y Life en español, vieron salir con el sello “Ediciones Venceremos”, El Capital de Karl Marx (en tres tomos), los primeros textos de Althusser que se dieron a conocer en Cuba, Los condenados de la Tierra de Frantz Fanon, entre muchos otros títulos. En la decisión de estos nuevos planes editoriales participaban, entre otros, Fidel, Raúl, el Che, Osvaldo Dorticós, Blas Roca y Emilio Aragonés.[1]

Fidel comenzó a visitar a los jóvenes profesores de filosofía, retándoles –y tal vez buscando en el pensamiento disruptor–, otros modos de avalar las ideas de una revolución más alta que las palmas. Las disconformidades surgidas con la URSS desde la Crisis de Octubre, sostenidas en estos años con la regeneración de la tendencia sectarita en el partido con la micro fracción, liderada por Aníbal Escalante, la creación del Comité Central de Partido Comunista de Cuba, fueron entre muchas otras razones, estímulo para pensar y volverse a otros referentes de la teoría. Era “la hora de los hornos”, como citara el Che a Martí y no debía verse “más que la luz”. El 7 de diciembre de 1965 se creó Ediciones Revolucionarias y en 1966 el Instituto Cubano del Libro. En 1966, a partir de los profesores de filosofía nació también El Caimán Barbudo y en 1967 salió de imprenta el primer número de la revista cuyos 50 años  conmemoramos hoy.

Como dijera José Martí, si la guerra mayor que se nos hace, “es de pensamiento, ganémosela a pensamiento”; y a ello venían los jóvenes creadores del nuevo proyecto editorial de constituir una revista bajo un rótulo tan sugestivo en aquel entonces, como gastado hoy. No era solo carencia de textos en la universidad y Fidel Castro lo sabía. El pensamiento vivo que se correspondiera con nuestro estar-siendo, el texto fustigante, que como escalpelo segaba las verdades instaladas como evangelio eran auxilio y urgencia premonitoria. La descolonización africana, el así denominado Tercer Mundo, la Revolución con mayúscula, el antimperialismo, la lucha armada, la guerra de guerrillas, el anti-occidentalismo partícipe, la desmentida del racismo, el nuevo lugar de Cuba para todo el Sur, hacían notar que el sujeto del cambio ya no estaba en el Norte, como reconociera Jean Paul Sartre en 1961 en el prefacio a Los condenados de la tierra de Frantz Fanon.

Por aquellos años se desarrolló en La Habana la Primera Reunión Tricontinental de Solidaridad Revolucionaria, entre el 3 y el 15 de enero de 1966. Se escucharon voces diversas y, entre ellas, las de Salvador Allende de Chile,  Amílcar Cabral de Cabo Verde,  Luis Augusto Turcios Lima de Guatemala, de Rodney Arismendi de Uruguay. El encuentro dejaba claro que “el principal reducto de la opresión colonial y de la reacción internacional es el imperialismo yanqui, enemigo implacable de los pueblos del mundo” y por tanto, enfrentaba críticamente “todas las formas de dominación imperialista, colonial y neocolonial, acaudilladas por el imperialismo yanqui”. Entre sus reclamos se afirmaba la necesidad de expulsar de la vida cultural de sus países las manifestaciones del espíritu imperialista, se reclamaba solidaridad y radicalidad en la lucha de amancipación del Sur. Un año después, en agosto de 1967, se realizó el encuentro de la Asociación Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) que colocaba el debate en la lucha armada y la guerra de guerrillas, sobre todo.

En estos dos encuentros los jóvenes profesores de filosofía, redactores de la revista creada, ocuparon un espacio participativo. Con ellos, la atención se ponía en la riqueza teórica de las nuevas prácticas. Las coordenadas quedaban en Cuba y en el Tercer Mundo. Esta fue coyuntura favorable para compartir y discutir con representantes de los movimientos revolucionarios y reconocer la necesidad de aprehender teóricamente una praxis revolucionaria.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LA MANIPULACIÓN DE LA HISTORIA DE CUBA. EJEMPLOS PARA UN ANÁLISIS

René González Barrios

Intervención en el panel organizado por la Red En defensa de la humanidad “La historia a través del audiovisual” en el Congreso Pedagogía 2017, 3 de febrero de 2017, Palacio de las Convenciones, La Habana, Cuba.

Pudiera parecer herejía hablar de cine y cultura ante los panelistas que me acompañan, verdaderos gurúes en ambos temas. Lo haremos desde la perspectiva del historiador y como resultado de las experiencias de un Taller experimental llevado a efecto en el Instituto de Historia de Cuba titulado El desmontaje de la Historia de Cuba en el cine.

Para nadie es secreto que la ideología política estadounidense se sustenta, sobre todo, en el convencimiento de su superioridad cultural, haciendo de su modelo de vida, una de las fortalezas del sistema. Zbigniew Brezezinski, uno de los principales ideólogos imperiales, manifestaba en época del gobierno del presidente James Carter, entre 1977 y 1981, que “…deseaba ayudar a que Estados Unidos se ganara los corazones y las mentes de Europa del Este.” Años después, en su obra El Gran Tablero Mundial, al identificar a EEUU como única superpotencia global extensa, definía los cuatro ámbitos decisivos de su poder: militar, económico, tecnológico y cultural. Respecto a este último, refería que disfrutaba “de un atractivo que no tiene rival, especialmente entre la juventud mundial,”  y añadía:

“La dominación cultural ha sido una faceta infravalorada del poder global estadounidense. Piénsese lo que se piense acerca de sus valores estéticos, la cultura de masas estadounidense ejerce un atractivo magnético, especialmente sobre la juventud del planeta. Puede que esa atracción se derive de la cualidad hedonista del estilo de vida que proyecta, pero su atractivo global es innegable. Los programas de televisión y las películas estadounidenses representan alrededor de las tres cuartas partes del mercado global. La música popular estadounidense es igualmente dominante, en tanto las novedades, los hábitos alimenticios e incluso las vestimentas estadounidenses son cada vez más imitados en todo el mundo. La lengua de Internet es el inglés, y una abrumadora proporción de las conversaciones globales a través de ordenador se originan también en los Estados Unidos, lo que influencia los contenidos de la conversación global. Por último, los Estados Unidos se han convertido en una meca para quienes buscan una educación avanzada.”

La carrera por ganar corazones y mentes para el sueño americano, ha sido, a lo largo de la historia, sustento político de los diferentes gobiernos de Estados Unidos de América, desde los albores de su fundación como estado. A la hora de hacer política, la historia demuestra que en el caso estadounidense, no han existido escrúpulos en tergiversarla y adaptarla a sus intereses para justificar sus fines. Las sublevaciones texanas y la expansión territorial a costa de México, muestra oscuras y nauseabundas historias de manipulación mediática, en épocas en que Randolph Heart y Joseph Pulizert, aún no pugnaban por la hegemonía de los medios. Ex presidiarios y bandidos, pasaron a la posteridad como héroes.

Desde la irrupción del cine a fines del siglo XIX, fue utilizado por los políticos para manipular las multitudes y direccionar la opinión pública. La intervención en la guerra de Independencia de Cuba fue filmada en Santiago durante las acciones combativas, y en laboratorios creados al efecto en los propios Estados Unidos donde se “fabricaba” la guerra contra España.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | 1 Comentario