El Che en la Revolución Cubana

Ernesto Che Guevara Foto: Archivo AP

Ernesto Che Guevara Foto: Archivo AP

Palabras de Fernando Martínez Heredia en la presentación del tomo 7 de la obrar El Che en la revolución cubana, durante la Feria del Libro de La Habana.

La publicación de este séptimo tomo de El Che en la Revolución cubana constituye un punto de llegada y, al mismo tiempo, un punto de partida.

Hace tres años, el 11 de enero de 2014, Orlando Borrego, Jacinto Valdés-Dapena y yo presentamos los tomos uno y dos de esta colección en el ya tradicional espacio Sábado del Libro. Dije entonces que la aparición de estos siete tomos constituía un gran paso de avance en cuanto a cubrir la necesidad y la urgencia que tiene Cuba de un pensamiento propio, de un pensamiento socialista cubano. Se iniciaba así una publicación que hoy coronamos, con la gran satisfacción del cumplimiento con gran calidad y en el tiempo fijado.

La historia completa es mucho más larga en el tiempo. La de la obra comienza con la feliz iniciativa, audaz en más de un sentido, del compañero que está hoy en esta mesa: Orlando Borrego Díaz, el creador principal de la obra El Che en la Revolución cubana. El joven teniente del Ejército Rebelde que se convirtió en funcionario de la Revolución bajo el magisterio del Che y desempeñó altas responsabilidades en aquella aventura de sacar adelante la dimensión económica de la nueva sociedad de liberación y socialista que dirigió el Che. Borrego ha sabido estar a la altura de la confianza depositada en él por el Che, como animador del Seminario de El Capital, infatigable defensor y divulgador de su pensamiento a lo largo de toda la vida, y autor de textos de enorme valor sobre el pensamiento y la obra del Che. Para mí es además una persona entrañable, porque Borrego y yo hemos anudado una hermandad que se inició una noche, hace cincuenta y un años, en buena compañía.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Influencia de la Revolución Rusa en los Estados Unidos de América

 

 

MSc. Dagoberto Rodríguez Abrahantes

 

La Revolución democrático-burguesa ocurrida en marzo de 1917[i] sorprendió gratamente a la élite gobernante y a la mayoría del pueblo de los Estados Unidos, ya que se derrocaba al oprobioso y retrógrado sistema zarista y se instauraba en aquel país el sistema liberal burgués propio de la modernidad y el progreso. Rusia se convirtió, de repente, en una democracia hermana, similar a la inglesa o la francesa. Las leyes y medidas implementadas en los primeros días llevaron incluso al líder del partido bolchevique, Vladimir Ilich Lenin, a afirmar que Rusia era el país más democrático del mundo, pues se había legalizado un partido tan radical como el suyo y se instauró la más amplia libertad de prensa y de expresión.

En la sociedad estadounidense habían entrado en los 25 años previos a la guerra más de 2 millones de rusos que huían de los pogromos que llevó a cabo el zarismo. Cada una de estas personas celebró la caída del Zar como un triunfo personal. El nuevo gobierno provisional ruso manifestó, desde los primeros momentos, a sus aliados de la Entente que mantendría la guerra contra la Triple Alianza. Cuando los Estados Unidos decidieron entrar en la Gran Guerra, el Viernes Santo 6 de abril de 1917, estaba convencido que esta determinación rusa de continuar en el conflicto haría imposible que los alemanes pudiesen desplazar fuerzas para enfrentarse con efectividad a las tropas expedicionarias estadounidenses. Por otro lado, el nuevo gobierno ruso continúo pidiendo préstamos a los Estados Unidos y consecuentemente endeudándose aún más con él.

El gobierno estadounidense siguió con gran preocupación los acontecimientos en Rusia, sobre todo luego de la llegada a aquel país de líderes radicales como Lenin, en los primeros días de abril, quien se había opuesto a la guerra incluso desde antes que se desencadenara. La prensa estadounidense, como la mayor parte de la prensa europea, se hizo eco de la falsa idea que el líder bolchevique era un agente alemán[ii]. Quien hubiese leído algo de Lenin sabía que esto era sencillamente imposible.

El definitivo triunfo bolchevique llegó más rápido de lo que todos pensaban, incluso Lenin. En ocho meses la situación económica, política y social se deterioró notablemente. A inicios de noviembre el Gobierno provisional ruso se tambaleaba y no tenía ningún poder real. En la sociedad primaba la anarquía y en los frentes la insubordinación de los soldados que se negaban a combatir contra los enemigos. Para decirlo en pocas palabras: el gobierno había perdido todo el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo por no cumplir las demandas esenciales de este, que se resumían en: Paz, Pan y Tierra. La historiografía y la prensa estadounidense de entonces y de ahora hablan del “golpe de estado de los bolcheviques”, pero la verdad es que no había a quien darle el golpe de estado. De todos los partidos existentes eran los bolcheviques los que tenían el mejor -y probablemente el único- programa para enfrentar con éxito la terrible situación que atravesaba el país. El poder se ofrecía a quien quisiera tomarlo y los bolcheviques tenían la determinación de hacerlo para implementar todas las transformaciones imprescindibles en la sociedad rusa.

Con la llevada al poder de Lenin y los bolcheviques se acrecienta la influencia de los acontecimientos rusos en los Estados Unidos. Su ascenso significaba que por primera vez se implementaba la teoría marxista, incluso en uno de los países de menor desarrollo entre todos los imperialismos, con una población eminentemente campesina. Un gobierno que decía representar los intereses delas amplias mayorías de la población. Sus primeras medidas no dejaban lugar a dudas de que este no era un gobierno ruso más, era un nuevo tipo de gobierno. El Decreto de la Paz establecía la salida de la Rusia Soviética de la guerra, que consideraba imperialista, injusta, de rapiña, en palabras de Lenin. Esta medida era consecuente con los planteamientos de los bolcheviques y del propio Lenin desde mucho antes del asesinato del archiduque Francisco Fernando; pero esta medida era una grave amenaza para la Entente, pues Alemania al no tener que luchar en el frente oriental tendría fuerzas para avanzar en el occidente. Y así lo hizo. La última gran ofensiva alemana solo pudo ser detenida por las tropas frescas estadounidenses llegadas a Francia poco tiempo antes.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Buenas noticias para el complejo militar industrial de EE.UU

MSc Enrique R. Martínez Díaz, Investigador CIPI

Los principales CEO, accionistas y propietarios de las empresas que integran el Complejo Militar Industrial (CMI) de los EE.UU. deben estar de plácemes, debido a las informaciones que se han ido haciendo públicas tras la asunción de la Presidencia de ese país por Mr. Donald Trump.

Como se conoce, el llamado CMI está integrado, principalmente, por las empresas que se dedican al diseño y producción de armas y medios de combate de todo tipo, así como aquellas que prestan diferentes servicios a las fuerzas militares, e incluso al gobierno (los llamados contratistas); también forman parte de este CMI los funcionarios civiles del Departamento de Defensa (muchos de los cuales, antes y después de integrar el gobierno, forman parte de las juntas directivas de las empresas anteriormente mencionadas); los integrantes de las Fuerzas Armadas de EE.UU. (FF.AA.EE.UU.)(sobre todos aquellos que ocupan altos cargos, generales y almirantes, y que tienen un papel decisivo en seleccionar qué tipos de armas o servicios son necesarios adquirir con dinero provenientes de los impuestos a los ciudadanos; por regla general, muchos de ellos, al concluir su servicio militar, pasan a formar parte de las juntas directivas de…. ustedes pueden imaginar cuales empresas); los senadores y representantes que integran el Congreso (que son los que aprueban los suculentos presupuestos para las FF.AA.); llamados Lobbies (cabilderos) congresionales que gestionan a favor de las empresas los grandes contratos que la nación norteña dedica a sus FF.AA.; asimismo, los grandes centros de investigaciones (ThinkTanks), y muchas instituciones de investigación de universidades, etc, se incluyen dentro del CMI; incluso, reciben jugosas contribuciones de las empresas armamentistas los grandes Medios de Manipulación Masiva (Mass Media), que contribuyen a conformar la opinión pública estadounidense para que acepte ciegamente la necesidad de que sus militares ocupen y combatan en muchos “oscuros lugares del mundo” en interés de asegurar las grandes ganancias de las transnacionales, y de paso justificar los lamentables “daños colaterales” (niños, mujeres, ancianos y otras víctimas inocentes de las agresiones norteamericanas).

El magnate neoyorquino de bienes raíces devenido en primera figura política de la nación militarmente más poderosa del planeta, tanto en sus discursos de campaña, como en sus acciones iniciales de gobierno, ha prometido reforzar las capacidades militares de EE.UU.

La argumentación engañosa de que las FF.AA. de la nación norteña se han debilitado es fácilmente rebatible, si se comparan sus capacidades con las de los restantes países del planeta; tales aseveraciones esconden a nuestro criterio la convicción de las élites de ese país de que, ante el sostenido avance de la economía china y de otras naciones, principalmente del Este de Asia, que han reducido la supremacía norteamericana en ese sector, y el consiguiente aumento del peso internacional de las naciones anteriormente aludidas, solo queda a EE.UU. su supremacía militar como base para seguir ejerciendo el llamado liderazgo global que han tenido desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y al cual se resisten a renunciar, a pesar de que la experiencia histórica demuestra que todos los imperios finalmente pierden su capacidad hegemónica a manos de nuevos poderes.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Armando Hart, combatiente y pensador*

Por Fernando Martínez Heredia

Los organizadores de este homenaje le han dado una solución muy acertada al problema casi insoluble de evocar en un tiempo tan breve una vida tan rica en valores, acciones e ideas, y tan prolongada. Escogieron tres aspectos del protagonismo de Hart en la Revolución: en la educación, en la cultura –desarrollados de manera magnífica por Lesbia Cánovas y Graziella Pogolotti– y en la conducción política y el pensamiento, tema al que trataré de que nos acerquemos ahora.

La práctica política es el centro de la actividad vital de Armando Hart desde que era un jovencito, y sin la praxis resultaría incomprensible su pensamiento social y político, porque ella desempeña también una función teórica en sus ideas. Seré muy selectivo, porque me parece que lo más positivo para honrarlo es ponerlo en función de servicio, como ha hecho él con su persona en todas las circunstancias de nuestro proceso. Intentaré entonces mostrar, aludir e interesar en que conozcan y manejen las experiencias políticas y el pensamiento revolucionario del joven Armando Hart los jóvenes cubanos de hoy, que se apoderen de un ejemplo que tanto necesitan, y de que todos nos detengamos a pensar cómo sacarle provecho en la coyuntura tan difícil que vive nuestra patria a la maravillosa experiencia y el singular y creador pensamiento que produjeron Fidel y sus compañeros, el hecho que logró cambiar el curso esperable de los acontecimientos, desatar las fuerzas del pueblo mediante la insurrección armada, tomar el poder, lograr la liberación nacional, cambiar a fondo las vidas, las relaciones sociales y las instituciones, y poner en marcha una nueva Cuba.

Esta historia fue la del triunfo del socialismo cubano, y Hart es uno de los grandes pensadores del socialismo cubano. Apasionado con el Derecho, casi no ejerció la carrera, porque andaba en busca de que todos llegaran a gozar de todos los derechos. Con apenas veintidós años de edad, supo darse cuenta enseguida de que el golpe y la dictadura batistiana no eran causa, sino consecuencia del orden capitalista neocolonial, y había que convertir el derecho constitucional a la rebelión en una insurrección organizada por grupos conscientes, ir expandiendo su fuerza y su divulgación, clarificar e incorporar masas, erradicar confusiones y aprender a combatir, dar la vida por la causa como si fuera algo natural, convertirse en ejemplo, unirse bajo la bandera de la insurrección armada y multiplicar las fuerzas, aprender a vencer.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Coloquio-Homenaje y velada artística:

 

“Con arreglo a esta opinión trabajaremos”

A50 años de Pensamiento Crítico

 

 

Fecha: Martes 21 de febrero, 2017

Lugar: Casa del Alba Cultural

Horario:8:30 a.m.-9:30 p.m.

 

 

“…el intelectual revolucionario es, ante todo, un revolucionario a secas”

Editorial del primer número de Pensamiento Crítico

Febrero, 1967

 

PROGRAMA

 

 

 

8:30 a.m.-9:00 a.m./ Inauguración de la exposición de portadas de Pensamiento Crítico

9:00 a.m.-9:15 a.m./Palabras inaugurales:Eduardo Heras León (escritor)

………………………………………………………………………………………………………………………………………

9:30 a.m.-10:50 a.m./ Mesa # 1: “La revista y su circunstancia”

  • Zuleica Romay Guerra (ensayista e investigadora, Casa de las Américas): “La marcha a contracorriente del pensamiento crítico: comentarios desde Cuba”.
  • Félix Valdés y Yohanka León (profesores e investigadores, Instituto de Filosofía):“El percutor de una época: Pensamiento Crítico”
  • Jorge Gómez Barranco (Director del Grupo “Moncada”, miembro del Departamento de Filosofía en la década de 1960): “35 sabores de Coppelia”

Moderador: Josué Veloz Serrade (profesor e investigador FLACSO Cuba)

10:50 a.m.-11:50 m./ Debate

………………………………………………………………………………………………………………………………………

12:00 m.-12:45 p.m./Presentación de la segunda versión de la multimedia: Pensamiento Crítico, producida por la Biblioteca Nacional “José Martí”.

Presentadora: Vilma Ponce (investigadora Biblioteca Nacional “José Martí”)

………………………………………………………………………………………………………………………………………

12:45 p.m.-1:30 p.m./ Almuerzo

………………………………………………………………………………………………………………………………………

1:30 p.m.-2:30 p.m./ Mesa # 2: “La revista y su contenido”

  • Natasha Gómez Velázquez (profesora e investigadora, Universidad de La Habana):“De Pensamiento Crítico y el primer Departamento de Filosofía… Su
    historia en mí”
  • Germán Sánchez Otero (ensayista, miembro del Departamento de Filosofía en la década de 1960): “Pensamiento Crítico: ¿cinco años, cinco décadas, o cinco siglos?”
  • Guillermo López Lezcano (investigador, ICIC “Juan Marinello”): “Pensamiento Crítico y yo: una relación equívoca”

Moderador: Frank Josué Solar Cabrales (profesor e investigador Universidad de Oriente)

2:30 p.m.-3:30 p.m./ Debate

………………………………………………………………………………………………………………………………………

3:30 p.m.-4:50 p.m./ Mesa # 3: “La revista ante los desafíos de la práctica revolucionaria que necesita Cuba hoy”

  • Josué Veloz Serrade (investigador, programa FLACSO-Cuba): “Ideología y cultura en Pensamiento Crítico. Notas para hoy”
  • Frank Josué Solar (profesor e investigador, Universidad de Oriente): “El pensamiento crítico en la transición socialista”
  • Alejandro Gumá Ruiz (investigador, ICIC “Juan Marinello”): “Pensamiento Crítico y la conceptualización del modelo”
  • Julio Antonio Fernández Estrada (profesor, ensayista e investigador): “La protección de la ciudadanía en tiempos de actualización del socialismo cubano. Análisis de coyuntura en 2017”

Moderador: René Fidel González(profesor, ensayista e investigador)

4:50 p.m.-5:50 p.m. /Debate

………………………………………………………………………………………………………………………………………

5:50 p.m.-7:30 p.m./ Receso

………………………………………………………………………………………………………………………………………

7:30 p.m.-9:30 p.m./ Velada artística por los 50 años de Pensamiento Crítico

………………………………………………………………………………………………………………………………………

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Cómo te me haces padre, maestro y asere.

 

Wilfredo Padrón Iglesias[1]

“Cómo escucharte sin esquizofrenia

que el sucio oportunismo tantas veces premia.

Cómo te arranco del verso dicho de memoria

y te tatuó en el alma de todas las novias.

(…)

”Cómo te me haces padre, maestro y asere;

sangre de los pobres, hermano en deberes.

Cómo fue tu tiempo tan ancho de arriba abajo

sin ordenador, Internet, ni un carajo.”

Todo el mundo cuenta, Buena Fe.

Cada 28 enero, los niños, jóvenes y cubanos de todas las edadescelebramos un nuevo aniversario del natalicio de José Martí Pérez, reconocido como el más universal de los cubanos y Apóstol de nuestra independencia nacional. Sin dudas, es la ocasión más idónea para expresarnuestro reconocimiento a su obra y a la justeza de sus ideas, exaltar la vigencia de su legado y por medio de variadas iniciativas, subrayar aquellos aspectos de su pensamiento que han trascendido con mayor fuerza el paso del tiempo.

Como todo el caudal de hechos, figuras, valores y enseñanzas que atesora nuestra historia nacional, los tributos y acciones de recordación a Martí no deben quedar enmarcadas en una determinada fecha, por importante que esta sea. Es obvio afirmar que se necesita hacer de ello un ejercicio diario, de consciente apropiación, sin que esto se traduzca proporcionalmente en un incremento de espacios físicos y de tiempo dedicados a reiterar explicaciones, revisitar lugares comunes e insistir una y otra vez en la importancia de apropiarnos de nuestro pasado. A este reto se enfrentan cada día miles de cubanos, una parte de ellos dedicados profesionalmente a labores de enseñanza, investigación, difusión o preservación de nuestro devenir histórico. Otros se suman desde la identificación con su patria, con independenciade la profesión que ejerzan, o incluso sin tener ninguna. Algunos, aún allende los mares aportan a este propósito, como también hicieran en su momento Heredia, Varela y el propio Martí.

Los éxitos en este empeño son notables y cuantiosos, basados sobre todo en la apropiación social y familiarde nuestra historia, en la eficacia del sistema educacional y en los mecanismos para la educación ideológica de la sociedad. Situación que, por múltiples razones, es más favorable hacia la figura de José Martí. Pero aun así, los que ejercemos la profesión de enseñar, sobre todo a los más jóvenes, mantenemos latente la preocupación por la verdadera apropiación que los cubanos hemos hecho de la obra martiana, más allá del ejercicio de repetir frases, ideas comunes y pasajes de su vida, que incluso pueden satisfacer algún requerimiento docente. Es también objeto de inquietud que los métodos para hacer cada día a Martí más nuestro son difíciles de homogeneizar, cuando no imposibles de establecer como norma, dado los múltiples, diversos y hasta contrapuestos factores que convergen en este empeño. Y es que apropiarse de la obra y el ejemplo martiano no es tarea de profesión alguna, obra de un día, encargo de una asignatura, materia de un examen.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El imperio de la vigilancia según Ramonet

Rosa Miriam Elizalde

Ignacio Ramonet en la Feria del Libro este domingo. Foto: Feria Internacional del Libro de La Habana/ Facebook

Comparto las palabras que escribí para la presentación este domingo del libro “El imperio de la vigilancia”, de Ignacio Ramonet, en la Feria Internacional del Libro de La Habana.

La distopía de sociedad que representó 1984, la novela de George Orwell, repleta de recursos increíbles para la vigilancia, nos tiene zambullidos hoy en un mundo extraño y contradictorio. El pasado ha vuelto. Facebook ha rescatado los “dos minutos de odio” diarios, aquel ejercicio obligatorio de los ciudadanos de Oceanía en el que todos entraban en trance, descargando su ira verbal contra el que disiente del sistema orwelliano. Los flujos de información van y vienen, invisibles por el aire y quedan almacenados en cascadas de servidores. El Big Data permite a la información interpretarse a sí misma y adelantarse a nuestras intenciones. Es un indicador de cuánto saben las grandes empresas de nosotros y lo más preocupante, expone lo fácil que está siendo convertir a las cacareadas democracias en dictaduras de la información dispuestas a encerrar a cada ciudadano en una burbuja observable, parametrizada y previsible.

El imperio de la vigilancia, de Ignacio Ramonet, parece estar escrito por Winston Smith, el protagonista de 1984, tras resucitar con el campanazo de Edward Snowden, el ex agente de la CIA que reveló las escandalosas violaciones y el espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), de los Estados Unidos. Pero el tono de la lúcida aproximación a los “estados orwelianos” que ofrece este libro, parece estar marcado no tanto por lo que dijo Snowden el 7 de junio de 2013 -él en definitiva dio cuerpo a lo que ya sabíamos-, sino por la escasa conciencia o la indiferencia frente al ejército de la vigilancia y el control mundial, que hace su agosto en nombre de la lucha contra el terrorismo y al amparo del proceso de centralización que ha sufrido Internet en los últimos años.

Ramonet, director de Le Monde Diplomatique en español, especialista en geopolítica y estrategia internacional, consultor de la ONU, cofundador de Media Watch Global, autor de Cien horas con Fidel y de Hugo Chávez: Mi primera vida, formidable periodista por más señas, en esta ocasión explora a grandes trazos la historia del gran sistema de vigilancia basado en las nuevas tecnologías, que comenzó a fraguarse hace casi 8 décadas y que ha terminado cambiando la estructura del control, antes un poder casi exclusivo del Estado, ahora en manos públicas y privadas.

Tras la Segunda Guerra Mundial, EEUU y Reino Unido crearon UKUSA, la alianza de cinco países para hacer frente a los soviéticos. De ahí nació la red Echelon, el sistema mundial que intercepta comunicaciones privadas y públicas, y que no ha dejado de crecer y extenderse a todos los nuevos medios de comunicación. A la cabeza de esta red está la NSA y su núcleo, la Special Source Operations (SSO), el servicio de información más poderoso de la Tierra. Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft y otras grandes compañías de Internet le suministran una ingente masa de información y, a la vez, sacan enorme provecho económico del pastel on line.

“Con la centralización de Internet, la ‘democracia digital’, en la que se pudo creer en los albores, se ha revelado como una impostura y un engañabobos”, escribe Ramonet, quien aporta tal profusión de pruebas de lo que dice que incluso aquel lector familiarizado con estos temas quedará sobrecogido. En esa misma dirección avanzan, en la segunda parte del libro, las entrevistas con Julian Assange, fundador de Wikileaks y refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, y con Noam Chomsky, el académico que revolucionó la lingüística moderna y ha hecho la crítica más feroz a los medios de comunicación convertidos en empresas privadas, muchas de ellas transnacionales y siempre afiliadas a la dominación ideológica. (Una lectura, por cierto, que deberíamos reemprender los cubanos a la luz de los cambios económicos y comunicacionales que estamos viviendo).

El conocimiento y la evidencia empírica contrastada le dan la razón a Ramonet. Cuando terminé de leer el libro no pude dejar de recordar una entrevista reciente que le hicieron a Martin Hilbert, experto en redes digitales que ha dirigido un ambicioso proyecto para determinar cuánta información digital hay en las redes de este mundo. Él decía que la última vez que se actualizó el estudio reveló que había 5 Zetabyte de datos en Internet. Un ZB es un 1 con 21 ceros, que no dice mucho al lector común. Pero si se traslada ese volumen de información a libros, por ejemplo, convirtiendo las imágenes a su equivalente en letras, 21 ZB significa que se podrían hacer 4500 montañas que lleguen hasta el sol. Solo en los dos últimos años se han creado tantos datos como los que se generaron desde la prehistoria hasta el 2014. Cada 30 meses se duplica toda la información precedente, de modo que ahora mismo existen unos 10 ZB en disco duro. Es decir, 10 mil montañas de libros hacia las estrellas.

Mientras la información de casi todo lo que hacemos día tras día crece a esos niveles casi inconcebibles, el poder de computación aumenta tres veces más rápido. Se duplica en menos de un año y mejora la capacidad que tienen las máquinas de crear redes neuronales que funcionan de manera muy similar al cerebro y que organizan en cuestiones de milisegundos millones de datos dispersos.

El imperio de la vigilancia devela esa realidad y nos recuerda que “a nuestro alrededor merodea permanentemente un Big Brother”. Todo es espiado en la sociedad exhibicionista de la vigilancia y el control, que se da el lujo de tener millones de “soplones voluntarios”, como llama Ramonet a quienes se colocan alegremente un grillete electrónico. Este libro es una alerta precavida de lo que ha comenzado siendo el siglo XXI, una cibergeografía viciada de totalitarismo, no sólo político sino mental. Facebook es supuestamente gratis, pero vale billones de dólares por la información de todos nosotros que posee y subasta. Los robots de Google leen los correos electrónicos que se envían y reciben a través de su servicio de correo, Gmail, para incluir en ellos publicidad relevante y de supuesto interés para el internauta. Hoy la huella de que una persona existe es su teléfono. Con los datos del celular, con los llamados metadatos, o sea sin escuchar cada conversación ni saber con quién se habla, sino sólo con qué frecuencia y con qué duración se utiliza el móvil, se puede hacer ingeniería inversa y reproducir el 90 por ciento de los resultados de un censo. De las diez empresas del mundo tasadas a un precio más alto, cinco son proveedoras de información. Esas pocas compañías poseen tantos datos y tal magnitud de procesamiento para identificar correlaciones, que han adquirido la capacidad de predecir lo que va a ocurrir e identificar el “pre-delito”, como en la película Minority Report. Y como saben muy bien los informáticos, cuando algo se puede predecir, también se puede programar. A máquinas y a personas.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario