Ernesto Che Guevara y un singular encuentro

Che ratificó la disposición histórica y consecuente de Cuba hasta nuestros días de dialogar con los Estados Unidos sobre la base de los principios de igualdad soberana. Foto: Bohemia / Archivo

Che ratificó la disposición histórica y consecuente de Cuba hasta nuestros días de dialogar con los Estados Unidos sobre la base de los principios de igualdad soberana. Foto: Bohemia / Archivo

A pesar del mito que se ha pretendido construir –en especial por los adversarios de la Revolución Cubana– donde se presenta al Che –junto a Fidel– como los principales obstáculos para la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, varios documentos desclasificados en los Estados Unidos revelan a un Che cuya intransigencia en relación con la soberanía y los principios de la Revolución, no significó que estuviera negado al diálogo y la negociación con el vecino del norte, e incluso, muestran a un Che que tuvo cierto protagonismo en la diplomacia secreta con los Estados Unidos durante las administraciones de J. F. Kennedy y Lindon B. Johnson.

El rol más importante desempeñado por el Che en ese sentido se produjo a solo unos meses de la derrota de la invasión mercenaria por Playa Girón, cuando sostuvo en Montevideo un contacto extraoficial con Richard Goodwin, uno de los principales asesores del presidente Kennedy.

Una historia aún poco conocida y divulgada

En el mes de agosto de 1961, tuvo lugar en Punta del Este, Uruguay, la Reunión Extraordinaria del Consejo Interamericano Económico y Social. El Che encabezaba la delegación cubana a la cita, donde el Gobierno de los Estados Unidos pretendía vender a los pueblos latinoamericanos, la llamada Alianza para el Progreso, un recetario sutil, con el objetivo de evitar la existencia de más Cubas en América Latina, “una respuesta constructiva y definitiva al castrismo”, en palabras del propio Kennedy.

Richard Goodwin fue cuestionado por el Senado estadounidense debido a su encuentro con el Che. Foto: Bohemia / Archivo

Richard Goodwin fue cuestionado por el Senado estadounidense debido a su encuentro con el Che. Foto: Bohemia / Archivo

Integraba la delegación norteamericana el joven asesor especial para asuntos latinoamericanos del presidente Kennedy, Richard Goodwin. Durante la conferencia el Che vio a Goodwin fumando tabacos. “Veo que a Goodwin le gustan los tabacos”, le señaló a un joven miembro de la delegación de Argentina. “Apuesto a que no se atrevería a fumar tabacos cubanos”, agregó.
Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Boletín Se dice Cubano No. 23: Historia y Medios audiovisuales

 

Introducción

 

Historia y Medios Audiovisuales, panel realizado como parte del espacio Dialogar, dialogar de la AHS en la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, 22 de marzo de 2017/ Palabras de Paquita de Armas Fonseca

 

Palabras de Roly Peña/

 

Palabras de Javier Gómez Sánchez/

 

Palabras de Fabio Fernández Batista/

 

Historia y medios audiovisuales. Una mirada desde Cuba/ René González Barrios

 

La historia a través del audiovisual/ Rolando Pérez Betancourt

 

Introducción

 

El 22 de marzo, el espacio Dialogar, dialogar, de la AHS se trasladó hasta el Teatro Manuel Sanguily de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, para debatir acerca de un tema de gran importancia en la Cuba de hoy: la historia y su expresión en los medios audiovisuales. El panel estuvo integrado por Paquita de Armas Fonseca, periodista cubana especializada en temas culturales, Roly Peña, actor y realizador audiovisual, conocido por sus éxitos como director de la serie Duaba y otros materiales de corte histórico, Javier Gómez Sánchez, codirector de la recién estrenada serie LCB y Fabio Fernández Batista, profesor de Historia de Cuba. Hemos recuperado las transcripciones de sus intervenciones para el boletín Se Dice Cubano. También sobre el mismo tema incorporamos en este número un texto de René González Barrios, Presidente del Instituto de Historia de Cuba y del destacado periodista Rolando Pérez Betancourt.

 

Historia y Medios Audiovisuales

 

(Panel realizado como parte del espacio Dialogar, dialogar  de la AHS en la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, 22 de marzo de 2017)

 

Palabras de Paquita de Armas Fonseca

 

Yo soy de Oriente, específicamente de Holguín, y allá, en mis primeros años como periodista, conocí a una mujer que fue esclava en su niñez y que conoció a Maceo. Y en la descripción que ella me hizo de Maceo –era una mujer casi centenaria –, me habló de un hombre precioso, un hombre que llegó a un baile de campo y se abrió una fila porque había llegado aquel mulato que subyugó a todas las muchachas que estaban allí, y que los hombres lo respetaban por su valentía y valor, y por ser Maceo aquel hombre guapo.

Esto no está en el filme Baraguá. Baraguá tal vez como documental se puede analizar, de todas maneras le aconsejo a los jóvenes que la vean porque desde el punto de vista histórico es válido, pero no subyuga.

Hay otra película –voy a poner cinco ejemplos nada más–: El hombre de Maisinicú. La han puesto muchas veces en el cine, no sé si la han visto. El hombre de Maisinicú está basada en una historia real, la historia de un agente precisamente infiltrado en la lucha contra bandidos, magistralmente interpretado por Sergio Corrieri, también con una excelente actuación de Reinaldo Miravalles y dirigido por Manuel Pérez.

Esta película ubica al Escambray en su época. Si no me equivoco, fue hecha en 1986, por ahí.

Hay otro fieme más reciente, que deben haber visto, que es El ojo del canario, sobre José Martí. Su guionista y director es Fernando Pérez. Es sobre Martí niño y adolescente, una muestra espléndida de cuando se unen estética, valores éticos y buen uso de la tecnología. Ahí la luz está bien, la ambientación es de primera, el sonido impecable, la música, todo, en función de contar una historia para acercarnos a ese hombre que todo el mundo habla de él: Martí.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Décimas antitrumpianas

Elier Ramírez Cruz

Ya volvió el señor payaso
A mostrar su inútil payasería
Y es que por su avanzada miopía
No ve que no le hacemos caso.
Ni el huracán Irma a su paso
Ni su inmediata sucesora María
Ni ninguna expresa bravuconería
Que venga del imperio corrupto
Podrá ocasionar algún susto
A esta, mi tierra bravía.

Allí cantaron otras aves
De la misma calaña
Y se sumaron a la patraña
Con acusaciones bien graves.
Pero todo el mundo sabe
La marca de sus calzones
Son los selectos pichones
Respondiendo a sus mentores
Con los mismos hedores
Y la misma falta de cojones.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Agresión contra diplomáticos estadounidenses en La Habana? Una historia sin sustento

Sergio Alejandro Gómez

La insólita historia de diplomáticos estadounidenses que habrían sufrido pérdida auditiva y otros daños a la salud durante su trabajo en Cuba saltó a los medios de comunicación en agosto pasado. El primero de los supuestos incidentes se remonta a noviembre del 2016 y el último a hace apenas unas semanas.

Sin embargo, hasta hoy no existe una explicación creíble para la variedad de síntomas descritos y los expertos niegan la aplicación de las leyes físicas en algunas de las hipótesis manejadas.

El caso, que parece sacado de una novela, es tomado muy en serio en La Habana.

Por indicación del más alto nivel del Gobierno, las autoridades cubanas iniciaron su propia investigación en cuanto recibieron las primeras notificaciones de la Embajada de Estados Unidos y del Departamento de Estado el 17 de febrero del presente año.

“De acuerdo con los resultados preliminares obtenidos y con los datos compartidos por las autoridades estadounidenses, hasta el momento no se cuenta con evidencias que confirmen las causas y el origen de las alegadas afecciones de salud de diplomáticos de EE.UU. y sus familiares”, asegura una fuente familiarizada con la pesquisa cubana.

Las indagaciones estadounidenses, por su parte, tampoco arrojan claridad. Miembros de las agencias especializadas de ese país fueron invitados por Cuba para adelantar investigaciones en el terreno, pero sus resultados no han sido concluyentes. “La realidad es que no sabemos qué o quién ha causado esto”, reconoció la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. “Es por eso que la investigación continúa abierta”.

La complejidad de la investigación y el desconcierto de los especialistas no han sido limitantes para que algunos intenten señalar a Cuba como responsable y traten de desmontar los avances en las relaciones con los Estados Unidos, que se iniciaron después del 17 de diciembre del 2014.

El senador de origen cubano y opositor a cualquier acercamiento con La Habana, Marco Rubio, envió recientemente una carta al secretario de Estado, Rex Tillerson, en la que pide la expulsión de todos los diplomáticos cubanos en Washington y el eventual cierre de la Embajada de ese país en Cuba como represalia ante supuestos “ataques acústicos” causantes de los daños a la salud de funcionarios estadounidenses en La Habana.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Eusebio Leal: “El camino de Cuba es buscar su propio rumbo y salir adelante”

 

Entrevista concedida por el Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, a Oliver Zamora Oria, para el programa “Entrevista” de RT en español.

 (Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Oliver Zamora.-  La historia latinoamericana ha estado marcada por dos elementos:  uno, desunión en muchos procesos, en muchos acontecimientos, y otro la figura del líder como esa persona que arrastra masas y que es capaz de cambiar situaciones, dar giros bruscos a la historia, a determinadas coyunturas.

En ese sentido quiero preguntarle:  ¿Qué papel ha tenido la figura del líder en la idiosincrasia política latinoamericana en su historia?

Eusebio Leal.-  Hay líderes y hay también caudillos.  Hay un determinado momento en que de los primeros surgen pocos y de los segundos muchos.

Los líderes son pocos.  Los líderes son los hombres que tienen esa capacidad de ver y de prever, que es quizás el elemento más importante de la política.  Entonces no cabe la menor duda de que en la historia nuestra, por ejemplo, el liderazgo de Céspedes, que se quebranta, precisamente es quebrantado por el apego a la letra y por el espíritu ese que también se enfrentó a Bolívar en la figura de Santander.  Santander, el hombre de las leyes; Bolívar, el hombre de la revolución.

También se ve mucho en Martí la búsqueda desesperada de la unidad, porque la desunión nos perdió una vez, cómo hablaba de la guerra grande y del inmenso sacrificio que pagó el pueblo cubano, sin alcanzar su objetivo fundamental.

Pero viendo esa historia, no cabe duda de que Fidel fue el hombre que logró la unidad nacional y logró llevar la Revolución al poder, como no pudieron los padres fundadores.  Como Martí y como Céspedes poseía una cultura que, al mismo tiempo, enriqueció con el tiempo en apasionantes lecturas, en la práctica del diálogo con amigos, seguidores y también adversarios.

Yo cuento mucho la anécdota de que en su despacho estaba en la silla el hueco de la uña, y cuando se quiso restaurar la habitación, dijo:  “No, eso lo gané trabajando.”  Porque todo el mundo pensaba en Fidel la palabra, pero no en Fidel el oído.  Entonces él se sentaba allí, dialogaba horas y escuchaba.  Y a partir de ese escuchar y ser político las 24 horas del día y pensar en revolución todo el tiempo, le llevó al conocimiento planetario de la realidad política, le llevó a sacar al pueblo cubano en medio de angustiosos desafíos, aprovechando condiciones objetivas muy importantes:  primero, nuestra propia historia; segundo el pueblo, que a veces algunos consideran que es un pueblo frívolo, pachanguero, pero que en el momento de la batalla, es capaz de moverse como un solo hombre, y el tercer elemento más importante, nuestra condición insular.  Nos salvamos por estar lejos de todos los derrumbes y de todas las hecatombes: siempre fuimos nosotros y cuando no lo hemos sido, nos hemos equivocado.  Y aquí asumo el “nos” para pagar la parte que me toca en esta historia; pero no cabe la menor duda de que ha sido así, cuando no hemos inventado nos hemos extraviado.  De ahí que la búsqueda hoy de nuestro propio camino pasa por el reconocimiento de la realidad del mundo.

¿Dónde están los amigos verdaderos?  Chávez lo fue, sin duda alguna, militó al lado de Cuba hasta el último momento, ¡hasta el último momento!  De ahí nuestra deuda de gratitud impagable con él y con su patria.  Lo mismo con el Ecuador de Rafael, igual, en los momentos de angustiosa necesidad, junto a nosotros.  No quisiera excluir a nadie, pero es la realidad.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cubanidad y Cubanía

 

Enrique Ubieta Gómez

(Intervención en el espacio Dialogar, dialogar de la AHS, realizado en la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana, 16 de mayo de 2017)

 

Para mí es un honor compartir con Miguel Barnet cualquier actividad pública, pero si esta tiene que ver con el concepto de nación, de cubanidad, de cubanía, si es una actividad pública que se enlaza con su extraordinaria obra sobre las raíces de la cubanidad  y la cubanía, pues el honor es doble.

Miguel ha mencionado los aportes a la cultura cubana de importantes intelectuales y, desde luego, no ha hablado de sí mismo, pero el aporte de Miguel alcanza una dimensión peculiar por su doble condición: él es ante todo un poeta, un gran poeta a quien le interesa la investigación. Y esa cualidad, de creador, le permite –porque además tiene una formación muy sólida– abordar la antropología, los estudios cubanos, con una profundidad que solo es dable a la poesía. Y permítaseme añadir que su maestro, Fernando Ortiz, aunque no escribía versos, también poseía el don de los poetas.

Bueno, después de escuchar a Miguel, quiero simplemente apuntar algunas reflexiones sobre este tema, que se enriquecerá mucho con las preguntas de ustedes y las intervenciones que después podrán hacer.

El pensamiento cubano tiene un parteaguas, que está dado por la Guerra de Independencia de los Diez Años. Hasta ese momento, existía una tradición de pensamiento que pudiéramos incluso llamar clásico, muy apegado a la docencia, a la academia, a la sensibilidad poética, cada vez más patriótico, cada vez más libertario. Algunos teóricos han querido dividirlo en dos, de un lado el realista, el utilitario, el moderno (Saco, Arango y Parreño), del otro supuestamente el utópico y antimoderno (Caballero, Varela, Luz); en realidad, la nación se pensaba, se buscaba y se hallaba en un ideal que incluía, cada vez con mayor nitidez, la independencia y la justicia social.

Pero la guerra, que es el clímax de ese proceso, también lo interrumpe, como es natural, y produce un corte fecundo. Muchos estudiantes brillantes, muchos jóvenes que comenzaban a despuntar como investigadores –junto a otros de humilde origen, sin estudios, pero de inteligencia natural– se van a la manigua, y por supuesto, son diez años en los que reciben otro tipo de enseñanza, porque aquella fue también una escuela muy importante. La guerra de los Diez Años facilita dos hechos fundamentales en la conformación de la nación cubana: el primero es la movilidad de grandes grupos humanos a lo largo del territorio nacional; personas que nunca habían salido de una región, de un pequeño territorio, irrumpen en otras regiones, ya sea como integrantes de columnas invasoras o por el movimiento natural de una guerra. Así, por ejemplo, los orientales combaten en Camagüey, en el Gran Camagüey de entonces, en las provincias centrales y empiezan a conocerse cubanos que hasta ese momento habían vivido digamos que un poco aislados. La guerra permite que los cubanos adquieran una visión geográfica y espiritual totalizadora de la nación, y también que surjan, choquen y se limen los regionalismos reductores.

El segundo, tanto o más importante que el anterior, es que por primera vez, blancos y negros, ricos y pobres, comparten las vicisitudes, los peligros, el valor personal y el miedo, incluso la muerte, que son consustanciales a una guerra; los esclavos que habían sido liberados por los hacendados orientales, y que se integran a la guerra de independencia, empiezan a compartir la dura vida cotidiana de campaña, el riesgo de la muerte junto a sus antiguos amos, a personas de otras clases sociales –no hay nada que hermane más, que identifique más a las personas que compartir el riesgo de la muerte–, y esto contribuye a la forja de una nueva visión de la nación. Es algo que no se produce de golpe, desde luego, porque el dinero o el saber de alguna manera marcan al inicio las jerarquías militares; pero cuando suena la corneta de a degüello, en el fragor del combate, se imponen las jerarquías del talento y del valor. Poco a poco, la gente más humilde, la que empezó desde abajo, empieza a ganar grados y la contienda produce coroneles y generales negros y mulatos que eran indiscutibles, y coroneles y generales campesinos. Y un general negro podía ser el jefe de un teniente blanco.

Precisamente, uno de los grandes conflictos que inciden en el fracaso de la Guerra de los Diez Años –que se inicia, como ustedes saben, en 1868 y termina en 1878– es el temor que siente la aristocracia cubana –vamos a llamarla de esa manera, el nombre podría discutirse, y no me refiero a los grandes patricios fundadores, a los Céspedes, a los Agramontes, hablo de una clase social– ante la pérdida práctica de su hegemonía en la guerra y el ascenso de una nueva clase social con un prestigio y una capacidad de mando obtenidos a golpe de machete, y sobre todo, con un proyecto de nación que, temen con razón, será más radical.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

Mensaje de Raúl Castro al combativo pueblo de Cuba

Raúl Castro en el VII Congreso del Partido. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Raúl Castro en el VII Congreso del Partido. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate / Archivo

Mensaje íntegro del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, sobre la etapa recuperativa en el país tras el paso del huracán Irma.

Llamamiento a nuestro combativo pueblo

El huracán Irma, con su fuerza destructora, arremetió contra nuestra Isla por más de 72 horas, desde la mañana del 8 de septiembre hasta la tarde de este domingo. Con vientos que sobrepasaron en ocasiones los 250 kilómetros por hora, recorrió el norte del país desde Baracoa, castigada también por otro fenómeno de este tipo hace casi un año, hasta las inmediaciones de Cárdenas.

Sin embargo, por la inmensidad de su tamaño prácticamente ningún territorio se libró de sus efectos.

Calificado por los expertos como el mayor huracán formado en el Atlántico, este fenómeno meteorológico causó severos daños al país, los cuales, justamente por su envergadura, aún no se han podido cuantificar. Una mirada preliminar evidencia afectaciones en la vivienda, el sistema electroenergético y la agricultura.
Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario